El Pacto Tripartito: el pacto de las potencias del Eje

El Pacto Tripartito, también conocido como el Pacto de las Potencias del Eje, fue un pacto de cooperación militar firmado en Berlín el 27 de septiembre de 1940 entre Alemania nazi, el Reino de Italia fascista y el Imperio del Japón.

Era una extensión del Pacto Anti-Komintern de 1936. Los signatarios fueron los ministros de asuntos exteriores alemán Joachim von Ribbentrop, el ministro de asuntos exteriores italiano Galeazzo Ciano y el embajador japonés Saburō Kurusu.

Además de la cooperación militar, los signatarios compartían sus zonas de influencia: Europa para los alemanes, el Mediterráneo para los italianos y Asia oriental para los japoneses.

Uno de los objetivos de oficializar tan larga cooperación era desmotivar a los Estados Unidos de América a involucrarse en el conflicto en apoyo al Reino Unido. Además, debía mejorar las relaciones entre Japón y Alemania muy empeoradas después del pacto de no agresión entre Alemania y la Unión Soviética de 1939 que para los japoneses iba en contra de sus intereses en el continente de Asia oriental.

Adolf Hitler ya estaba preparando en secreto la guerra desde occidente contra Rusia (a pesar del pacto de no agresión) y en este contexto, necesitaba aliados en el flanco oriental de la futura guerra. Japón veía el pacto como una ayuda para imponer su hegemonía en una “Gran Esfera de Coprosperidad de Asia Oriental”.

Por eso, el partido unificado Asociación de Ayuda Imperial justificaba expandir el Lebensraum no solo hacia China sino también a los estados del Océano Pacífico considerados imprescindibles para el imperio japonés en el estrecho a su archipiélago pobre en materias primas.

En noviembre se adhirieron Hungría, Rumania y Eslovaquia, y en marzo de 1941 Bulgaria y Yugoslavia. Hitler intentó extender el pacto a la España de Franco y la Francia de Vichy. El pacto se quedó principalmente en un pacto de papel debido a las múltiples agendas secretas y los intereses divergentes de los pactantes. En Alemania se utilizó para la propaganda que lo presentaba como una prueba de los esfuerzos del Führer por “la paz mundial”.

Después del Armisticio entre Italia y las fuerzas aliadas el 3 de septiembre de 1943, Italia ya estaba fuera del pacto.

De agosto y septiembre de 1944 el Ejército Rojo invadió Bulgaria y Rumania, que ipso facto se convirtieron en aliados de la Unión Soviética, Alemania invadió y ocupó su pactante Hungría en octubre de 1944, poco antes de su liberación por el Ejército Rojo, así como Eslovaquia.

Después de la rendición del Tercer Reich el 8 de mayo de 1945 debido a la falta de pactantes, el pacto se convirtió en nulo.

A pesar de que el Pacto Tripartito fue principalmente un acuerdo de papel, tuvo un impacto significativo en la Segunda Guerra Mundial y en la historia mundial en general. Los países que firmaron el pacto se convirtieron en potencias del Eje y lucharon juntos en la guerra contra las fuerzas Aliadas.

La derrota del Eje finalmente llevó al fin de la guerra y a la caída de los regímenes fascistas en Italia y Alemania. Además, el pacto fue un precursor de la Guerra Fría y de la división del mundo en dos bloques opuestos durante la Guerra Fría.