Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Wilhelm Frick

Wilhelm Frick (nacido el 12 de marzo de 1877 en Alsenz, Palatinado del Norte; fallecido el 16 de octubre de 1946 en Nuremberg) fue un jurista y político nacionalsocialista alemán, entre ellos ministro del Interior del Reich de 1933 a 1943. Tuvo un papel decisivo en la construcción y el establecimiento del Estado nazi.

Frick fue una de las 24 personas acusadas en el juicio de Núremberg a los principales criminales de guerra ante el Tribunal Militar Internacional. Fue declarado culpable de tres de los cuatro cargos el 1 de octubre de 1946, condenado a muerte en la horca y ejecutado el 16 de octubre de 1946.

Familia

Frick era el menor de los cuatro hijos de Wilhelm Frick († 1918), un director de distrito protestante, y su esposa Henriette († 1893). El 25 de abril de 1910 se casó en Pirmasens con Elisabetha Emilie Nagel (27 de abril de 1890-25 de octubre de 1978), de la que se divorció el 1 de febrero de 1934. Del primer matrimonio nacieron dos hijos y una hija.

El 12 de marzo de 1934 se casó en Münchberg con Margarete Schultze-Naumburg, de soltera Margarete Karolina Berta Dörr (1 de febrero de 1896-13 de mayo de 1960), que había estado casada con el arquitecto y miembro del Reichstag Paul Schultze-Naumburg hasta el 7 de febrero de 1934. De este matrimonio nacieron su hija Renate Günthert (1935-2011) y su hijo Dieter Frick (1937-2007).

Escuela y estudios

Frick asistió a la escuela primaria y al instituto (desde 1978 a la Escuela de Gramática Albert Schweitzer) en Kaiserslautern. Primero cursó un semestre de filología en la Universidad de Múnich a partir de 1896, antes de estudiar derecho en las universidades de Gotinga y Berlín de 1897 a 1900.

Durante sus estudios se convirtió en miembro de la Sociedad Académica de Canto de Múnich. Aprobó sus exámenes en Múnich en 1900. Se doctoró (Dr. iur.) en 1901 en la Universidad de Heidelberg.

Servicio civil bávaro

Desde mediados de 1900, Frick trabajó en Kaiserslautern como aprendiz de abogado (Referendar) y en 1903, tras aprobar el examen estatal para el servicio judicial y administrativo superior, fue contratado como funcionario administrativo en la administración pública bávara.

A partir de 1904, trabajó para el gobierno del distrito de la Alta Baviera como abogado litigante del gobierno y como fiscal en la dirección de la policía de Múnich.

En 1907 fue nombrado asesor de la oficina de distrito y fue trasladado a la oficina de distrito de Pirmasens, que dirigió como administrador de la oficina a partir de 1914. Dado que fue dado de baja por no ser apto, no tuvo que participar en la Primera Guerra Mundial.

Frick fue ascendido a asesor del gobierno en 1917 y trasladado de nuevo a la dirección de la policía de Múnich a petición propia. Al principio, Frick dirigió allí el departamento de usura de guerra, lo que se dice que influyó en su actitud antisemita, como muestra una carta a su hermana.

En 1919, como burócrata de distrito, fue puesto a cargo de la policía política. Como tal, simpatizó con el extremismo de derechas. Ayudó a escapar a un miembro del Freikorps que había cometido asesinatos emitiendo pasaportes falsos.

En 1919 conoció a Adolf Hitler a través del jefe de policía Ernst Pöhner y apoyó a Hitler y al NSDAP autorizando generosamente reuniones y carteles incendiarios. en 1923 se convirtió en Oberamtmann y jefe del servicio de seguridad de la policía criminal de Múnich.

En noviembre de 1923 participó en el putsch de Hitler junto con Pöhner, jefe de la policía de Múnich hasta 1921. Frick iba a ser el nuevo jefe de policía. Durante el intento de golpe de estado permaneció en el departamento de policía y, entre otras cosas, se aseguró de que la policía estatal y el representante del presidente de la policía no fueran alertados inmediatamente.

Por “complicidad en el delito de alta traición” fue condenado en 1924 a 15 meses de prisión en una fortaleza, pero tras unos cinco meses de prisión preventiva ésta fue suspendida.

Por su participación en el Putsch, Hitler le concedió la insignia de honor del movimiento en 1935.

El Tribunal Disciplinario de Baviera anuló el despido de Frick de la administración pública por considerar que no había actuado con intención de traición. De 1926 a 1930 y de 1932 a 1933, Frick trabajó como funcionario en la Oficina de Seguros de Múnich, finalmente como Regierungsrat I. Klasse. Clase – al final.

Miembro del Reichstag

Tras las elecciones al Reichstag del 4 de mayo de 1924, Wilhelm Frick entró en el Reichstag como diputado del Partido Nacionalsocialista de la Libertad -que era una combinación de listas del Partido Popular Alemán de la Libertad y del prohibido NSDAP- por la circunscripción 24 (Alta Baviera-Suabia), de la que fue miembro hasta 1945.

El 1 de septiembre de 1925, Frick se afilió al NSDAP (número de afiliación 10). En 1928 asumió la presidencia de la fracción del Reichstag, que contaba entonces con doce diputados, y en esta función fue nombrado Reichsleiter por Hitler en 1933.

Sus discursos en el Reichstag se caracterizaron por el antisemitismo y el racismo radicales, así como por los insultos y abusos masivos contra los adversarios políticos.

Con su labor destructiva en el Reichstag, desempeñó un papel decisivo en la caída del parlamentarismo en la República de Weimar.

Ministro de Estado de Turingia

El 23 de enero de 1930, Wilhelm Frick fue nombrado Ministro de Estado del Interior y de Educación Nacional del estado de Turingia en un gobierno de coalición, lo que le convirtió en el primer ministro del NSDAP durante la República de Weimar.

Frick también fue adjunto al presidente del gobierno estatal, Erwin Baum. Este gobierno del estado de Turingia se conoció como el gobierno Baum-Frick, una coalición de la Landbund de Turingia, el NSDAP, el Partido Económico, el Partido Nacional Popular Alemán y el Partido Popular Alemán.

Frick promulgó decretos para despedir a profesores y alcaldes comunistas, para recortar personal, especialmente entre los funcionarios socialdemócratas, y para dar preferencia a los nacionalsocialistas en la recién creada policía estatal.

Por ello, el 19 de marzo de 1930, el ministro del Interior del Reich, Carl Severing (SPD), bloqueó las subvenciones del Reich para la policía estatal de Turingia, lo que se levantó de nuevo el 16 de abril, después de que el gobierno estatal declarara que no aceptaría a ningún nacionalsocialista en el cuerpo de policía en el futuro.

La prensa extranjera también se hizo eco de estos acontecimientos. Con motivo de la toma del poder por parte de Hitler, el London Times describió a Frick como un “conocido ministro del Interior de Turingia, culpable de muchas excentricidades administrativas y que había convertido a la policía en un instrumento del partido”

En contra de la voluntad de la Universidad de Jena, Frick impulsó el nombramiento del investigador racial Hans F. K. Günther para la recién creada cátedra de antropología social.

Su objetivo era promover el movimiento y la visión del mundo nacionalsocialista. Dispuso la prohibición temporal de la publicación de periódicos críticos y de la representación de obras de teatro y películas de contenido pacifista.

El 8 de febrero de 1930, decretó que la novela de Erich Maria Remarque Im Westen nichts Neues no podía seguir leyéndose en ninguna escuela del país.

Hizo que la película del mismo nombre, estrenada en diciembre del mismo año, fuera prohibida en Turingia incluso antes de que la inspección cinematográfica impusiera la prohibición general de exhibición el 11 de diciembre.

Su estilo nacionalsocialista de oración escolar (“Danos el valor heroico del Salvador… ¡Alemania despierta! Señor, haznos libres”) tuvo que ser retirado porque su contenido era inconstitucional. Numerosos profesores de las escuelas de arte perdieron sus puestos de trabajo.

En octubre de 1930, la colección del Palacio Municipal de Weimar fue “purgada” de modernistas. Frick se encargó de retirar de las colecciones obras de Paul Klee, Oskar Kokoschka, Emil Nolde y Ernst Barlach.

El 1 de abril de 1931, la moción de censura del SPD contra él y el consejero de Estado nacionalsocialista Willy Marschler tuvo éxito, lo que provocó su caída y su salida del gobierno.

Ministro del Reich

El 30 de enero de 1933, el presidente del Reich, Paul von Hindenburg, nombró a Adolf Hitler canciller del Reich. Nombró a Frick y a Hermann Göring como los únicos ministros nacionalsocialistas de su gabinete.

Frick recibió un puesto clave como Ministro del Interior del Reich y fue uno de los políticos nazis más influyentes de la época. Entre otras cosas, asumió la función de Reichswahlleiter (Comisario Electoral del Reich), responsable de dirigir las elecciones plebiscitarias al Reichstag y de ayudar a influir en la asignación de los mandatos del Reichstag.

Sin embargo, en marzo de 1933 tuvo que ceder las primeras áreas de su ministerio al Ministerio de Ilustración y Propaganda Popular del Reich, recién creado para Joseph Goebbels. Un año más tarde, perdió responsabilidades en favor del nuevo Ministerio de Ciencia, Educación y Formación Nacional del Reich.

Sin embargo, al mismo tiempo se convirtió en Ministro del Interior de Prusia. Así, a partir de mayo de 1934, se encontraba en la situación de ser el superior como Ministro del Interior del Reich y el subordinado como Ministro del Interior de Prusia del Primer Ministro provisional prusiano Hermann Göring. Como ministro prusiano, era miembro del Consejo de Estado prusiano en virtud de su cargo.

La participación de Frick en el Putsch de Röhm de 1934 no está documentada. Sin embargo, intentó legalizar los asesinatos a posteriori mediante la “Ley de Medidas de Defensa de Emergencia del Estado”, que firmó junto con Hitler y el Ministro de Justicia del Reich, Franz Gürtner, el 3 de julio de 1934.

Por otra parte, se sabe que en 1935 Frick, al igual que sus colegas de gabinete Gürtner, Neurath y Blomberg, intercedió en favor de los abogados detenidos por la Gestapo que representaban a la viuda de Erich Klausener, político católico y antiguo jefe del departamento de policía del Ministerio del Interior prusiano que había sido asesinado en el putsch de Röhm en el curso de la purga política.

En 1935 se fundó el Ministerio del Reich para Asuntos Eclesiásticos, que a su vez eliminó departamentos especializados del Ministerio del Interior.

Especialmente con el nombramiento de Heinrich Himmler como jefe de la policía alemana en 1936, Frick perdió poderes decisivos.

La Universidad de Friburgo le nombró senador honorario el 12 de mayo de 1939, con la esperanza de que esto le vinculara estratégicamente.

El 9 de septiembre de 1939, la administración civil pasó a estar en condiciones de guerra.

Frick se convirtió en Plenipotenciario General de la Administración del Reich, lo que le convirtió también en miembro del Consejo de Defensa del Reich. en 1942, con motivo de su 65º cumpleaños, recibió de Hitler una dotación de 250.000 Reichsmark.

Participación en la Gleichschaltung

A través de un gran número de decretos y leyes introducidos por él, Frick, como Ministro del Interior del Reich, desempeñó un papel decisivo en el riguroso desmantelamiento de la democracia burguesa y del sistema legal desarrollado en la República de Weimar con el objetivo de socavar completamente la Constitución de Weimar y asegurar finalmente la toma del poder por parte del NSDAP.

Así, ya el 4 de febrero de 1933, el gobierno emitió un decreto del Presidente del Reich para la Protección del Pueblo Alemán, presentado por Frick, que restringía masivamente la libertad de reunión y la libertad de prensa y establecía al Ministro del Interior del Reich como autoridad decisoria.

Con el Decreto del Presidente del Reich para la Protección del Pueblo y del Estado, aprobado tras el incendio del Reichstag el 28 de febrero, suspendió los derechos fundamentales de la Constitución de Weimar y privó a los gobiernos estatales no nacionalsocialistas de su poder a través de comisarios del Reich subordinados a él sin base legal.

A instancias suyas, se llevó a cabo una Gleichschaltung similar en las áreas subordinadas de su ministerio, especialmente en la policía y el sector educativo, eliminando a las personas “desagradables” y nombrando a nacionalsocialistas “leales” en puestos de decisión.

Cuando el 23 de marzo se aprobó la Ley de Habilitación por un mínimo de 2/3 de los miembros del Reichstag, Frick sugirió una enmienda al Reglamento, según la cual “los diputados que estuvieran ausentes sin excusa deberían considerarse también presentes”.

El 31 de marzo, con la primera Gleichschaltungsgesetz, hizo que los resultados de las elecciones al Reichstag del 5 de marzo de 1933 -sin los votos del KPD- se transfirieran a los parlamentos de los Länder.

El 7 de abril se aprobó la Segunda Ley sobre la Gleichschaltung de los Länder con el Reich, en base a la cual los Länder fueron finalmente privados de su poder, mediante el nombramiento de gobernadores del Reich.

Como ministro del Interior, también fue responsable de la promoción del deporte de alto nivel.

Vio la oportunidad de demostrar la Gleichschaltung de tal manera que incluso la parte no política de la población pudiera ver rápidamente la ventaja de la normalización (con la exclusión de los judíos y los comunistas).

La exitosa preparación de los atletas para los Juegos Olímpicos de 1936 tuvo lugar bajo su responsabilidad, ya que dirigió y pagó al Reichssportführer como Secretario de Estado en su ministerio.

Implicación en la política racial

Con gran empeño, Frick se aseguró de que se aprobaran las leyes que ponían en práctica la ideología racial nacionalsocialista, que había propagado repetidamente en sus discursos en el Reichstag.

Ya el 7 de abril de 1933 entró en vigor, bajo su dirección, la Ley de Restablecimiento de la Función Pública Profesional, que incluía en particular la prohibición de los funcionarios judíos, pero también de los comunistas.

La mayoría de los relatos siguen las declaraciones de Bernhard Lösener y asumen que Frick sólo estuvo involucrado de forma marginal en las Leyes Raciales de Núremberg de 1935.

Según un estudio del historiador Günter Neliba publicado en 1992, Frick habría participado en la redacción de las leyes más de lo que se suponía.

El 1 de enero de 1934 entró en vigor la Ley de Prevención de la Descendencia Hereditaria, que incluía la esterilización forzosa “en beneficio de la salud pública”. Le seguirían un gran número de leyes similares.

Aunque la llamada Ley de Eutanasia no entró en vigor en 1940, los asesinatos nacionalsocialistas de enfermos se llevaron a cabo sin base legal, con el conocimiento de Frick, bajo lo que más tarde se conoció como Aktion T4.

El Departamento IV de Salud Pública del Ministerio del Interior del Reich tenía autoridad sobre las instituciones psiquiátricas y proporcionaba apoyo organizativo a los asesinatos institucionales.

Diferencias con Hitler y destitución del poder

Hitler sustituyó a Frick como Ministro del Interior del Reich por Himmler el 20 de agosto de 1943. No se ha dado ninguna razón específica para ello. Como acusado en el juicio de Núremberg contra los principales criminales de guerra, Frick afirmó que ya no tenía acceso directo a Hitler desde 1937.

Es evidente que esto no se ajusta a los hechos, pero podría haber correspondido a la impresión de Frick, más allá de una mera afirmación protectora. De hecho, Hitler no discutió con Frick cuestiones de hecho importantes a partir de 1940 y no respondió repetidamente a las peticiones de conferencias de Frick.

Se dice que, en 1942, Hitler comentó que Frick no era suficientemente nacionalsocialista y que no podía seguir el ritmo de los acontecimientos. Estos y otros comentarios negativos de Hitler sobre Frick están documentados varias veces en los diarios de Goebbels.

El hecho de que Hitler se distanciara de Frick se atribuye, en particular, a una reforma del Reich por la que Frick luchaba, que preveía estructuras más claras dentro de los ministerios y autoridades y entre ellos, lo que habría incluido también la disolución de diversas autoridades y cargos funcionales que Frick consideraba superfluos.

Esto, naturalmente, suscitó desconfianza y resistencia en el círculo ampliado de dirigentes del régimen, pero también iba en contra del estilo de liderazgo de Hitler, que quería preservar la estructura amorfa del régimen, con autoridades que competían entre sí y responsabilidades en parte poco claras.

Frick siguió conservando el rango de Ministro del Reich, pero fue deportado a Praga como Protector del Reich en Bohemia y Moravia en 1943. Como Protector del Reich, Frick tenía una función representativa; el poder real lo tenía el “Ministro de Estado alemán para el Protectorado”, el jefe de la administración Karl Hermann Frank.

Plenamente consciente de la insignificancia de su nueva función, Frick la rechazó al principio, pero finalmente se plegó a los dictados de Hitler. Durante este tiempo se alojó a menudo en su residencia privada de Kempfenhausen, en el lago de Starnberg.

Juicio de Nuremberg

Tras su detención en 1945, Frick fue internado e interrogado junto con otras personalidades del NSDAP y miembros de alto rango de la Wehrmacht en el campo Ashcan de Bad Mondorf, Luxemburgo.

En agosto de 1945, fue trasladado a Nuremberg, donde fue acusado en el juicio de Nuremberg de los principales criminales de guerra. Fue acusado de diseño común o conspiración (1), crímenes contra la paz (2), crímenes de guerra (3) y crímenes contra la humanidad (4).

Fue el único de los acusados que no fue examinado oralmente bajo juramento y, por tanto, no fue sometido a interrogatorio. El 1 de octubre de 1946, el Tribunal Militar Internacional lo declaró culpable de los cargos 2, 3 y 4 y lo condenó a morir en la horca.

En su declaración final, Frick no mostró ningún remordimiento, diciendo: “Mi conciencia está tranquila ante la acusación. Toda mi vida ha sido el servicio al pueblo y a la patria. Les he dedicado mis mejores fuerzas en el más fiel cumplimiento de mi deber.

Estoy convencido de que ningún americano patriótico o miembro de otro país habría actuado de forma diferente en mi lugar en la misma situación de su país. Cualquier otra forma de actuar habría sido una violación de mi juramento de lealtad, una traición a la patria”.

El 16 de octubre de 1946, Frick fue ejecutado en la prisión de justicia de Nuremberg, junto con otros nueve condenados del juicio de Nuremberg contra los principales criminales de guerra.

El cuerpo fue incinerado un día después en el crematorio municipal del Cementerio del Este de Múnich y las cenizas fueron esparcidas en el Wenzbach, un afluente del Isar.

En la zona de ocupación soviética, todos los escritos de Frick fueron incluidos en la lista de literatura a eliminar por su contenido nacionalsocialista.


Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍