Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Theodor Eicke

Theodor Eicke (17 de octubre de 1892 – 26 de febrero de 1943) fue un comandante de alto rango en las SS de la Alemania nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Supervisó los campos de concentración de la Alemania nazi y murió en combate durante la batalla de Túnez.

Primeros años

Eicke nació en Hudingen, Reino de Prusia, Imperio Alemán (actualmente parte de Gelsenkirchen, Renania del Norte-Westfalia, Alemania). La familia se trasladó a Fráncfort del Meno cuando él tenía dos años. Su padre trabajaba como empleado comercial, pero perdió su empleo durante la crisis económica de finales del siglo XIX.

La familia vivía en la pobreza y Theodor tuvo que trabajar después de terminar la escuela para ayudar a mantenerlos. En 1910, comenzó un aprendizaje como empleado de banca.

El padre de Eicke murió en 1915 durante la Primera Guerra Mundial, y Theodor fue reclutado por el ejército alemán al año siguiente. Sirvió en el Frente Occidental de 1916 a 1918 y fue herido varias veces. Tras la guerra, volvió a su trabajo en el banco.

Carrera nazi

En 1922, Eicke se unió al Partido Nazi (NSDAP). Al año siguiente, empezó a trabajar para el partido a tiempo completo, y en 1924 fue nombrado jefe de la fuerza de seguridad del partido en la Baja Baviera.

En 1926, se unió a las SS y ascendió rápidamente en sus filas. De 1930 a 1932, fue jefe del Gruppenleitung Munich-Oberbayern, la organización del partido en Múnich y la Alta Baviera.

En 1932, fue nombrado SS-Standartenführer (coronel) y se le dio el mando del SS Totenkopf Standarte (regimiento), que se encargaba de la seguridad en los mítines del Partido Nazi y en las oficinas del mismo.

Eicke fue nombrado Inspector de Campos de Concentración en 1934 y puesto a cargo del sistema de campos de concentración de las SS. Supervisó la construcción de varios campos nuevos, como Dachau, Buchenwald, Sachsenhausen y Flossenbürg.

También creó los Totenkopfverbände (campos de exterminio) de las SS para operar los campos de exterminio nazis en Polonia, y fue nombrado comandante de las unidades de las SS de la Cabeza de la Muerte que los atendían.

Eicke fue una figura importante en la implementación del Holocausto. Estuvo presente en la Conferencia de Wannsee de enero de 1942, donde se discutió la “Solución Final“, y desempeñó un papel clave en la deportación.

Eicke murió en acción durante la batalla de Túnez en febrero de 1943. Su muerte fue un duro golpe para las SS, y fue sucedido como Inspector de Campos de Concentración por Richard Glücks.


Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍