Roland Freisler

Roland Freisler (30 de octubre de 1893, Celle – 3 de febrero de 1945, Berlín) fue un juez alemán, uno de los máximos representantes de la justicia nazi. Durante el reinado de Hitler, fue primero Secretario de Estado del Ministerio de Justicia del Reich y luego Presidente del Tribunal Popular (1942-1945).

Participó en la reconstrucción nazi del poder judicial alemán, imponiendo el principio de que la voluntad de Hitler y el programa de su partido eran la norma más importante que las propias leyes, y destituyendo a los jueces que se negaban a cumplirlas.

En este último cargo dirigió una serie de juicios inventados contra opositores al régimen de Hitler y fue responsable de miles de asesinatos judiciales. También se le conocía como Roland Furioso por sus discursos casi demenciales en los tribunales, en los que gritaba a los acusados, los maldecía y los humillaba. Pasaría a la historia de la justicia como el verdugo con toga.

Entre las personas que envió personalmente a la muerte estaban los miembros de la Rosa Blanca y los conspiradores contra Hitler, como Claus von Stauffenberg.

Roland Freisler participó en la Primera Guerra Mundial en 1914 con el rango de oficial cadete, en 1915 ya era teniente y fue condecorado poco antes de ser capturado por el ejército ruso en octubre de 1915.

Durante su cautiverio aprendió ruso y se interesó por el marxismo. En 1920 regresó a Alemania como comunista convencido. Tras regresar a su tierra natal, comenzó a estudiar Derecho en la Universidad de Jena, donde terminó con éxito sus estudios en 1922.

A partir de 1924 trabajó como abogado en Kassel. Se afilió al NSDAP en julio de 1925 y actuó como defensor de los miembros del partido con problemas con la ley. En 1932 fue elegido para el Landtag prusiano y posteriormente para el Reichstag en nombre del NSDAP.

De 1933 a 1934 ocupó el cargo de Secretario de Estado en el Ministerio de Justicia prusiano y de 1934 a 1942 el mismo cargo en el Ministerio de Justicia del Reich. A partir de 1939 se encargó de crear tribunales especiales para la “ley marcial en el frente interno”. Freisler también asistió a la Conferencia de Wannsee como adjunto al Ministro de Justicia Franz Schlegelberger.

El 20 de agosto de 1942, Adolf Hitler le nombró presidente del Tribunal Nacional en lugar del destituido Otto Thierack. Como tal, se convirtió en el juez más sanguinario del régimen nazi.

Alrededor del 90 % de los aproximadamente 2600 juicios que presidió terminaron con sentencias de muerte o cadena perpetua, incluidos los miembros del grupo de resistencia Rosa Blanca y los participantes en el atentado contra Hitler el 20 de julio de 1944. A menudo gritaba insultos y humillaba a los acusados, e incluso hizo filmar muchos de sus juicios.

Roland Freisler murió el 3 de febrero de 1945 durante un bombardeo aéreo aliado sobre Berlín en su juzgado, que fue alcanzado por la explosión de una bomba.