Rita Zucca

Rita Luisa Zucca, nacida en 1912 y fallecida en 1998, más conocida como Axis Sally junto con Mildred Gillars durante la Segunda Guerra Mundial, fue una personalidad radiofónica italoamericana empleada por el gobierno italiano. Los programas de radio estaban dirigidos principalmente a los aliados en Italia y el norte de África.

Primeros años

Rita Zucca asistió a un colegio de monjas en Florencia, pero más tarde se trasladó a Nueva York para ayudar en el restaurante de su padre. En 1938 regresó a Italia y encontró trabajo como mecanógrafa. Tres años después, renunció a su ciudadanía estadounidense para evitar que el gobierno de Benito Mussolini confiscara por la fuerza los bienes de la familia.

Siguiendo el modelo de Axis Sally

Cuando los aliados entraron en Italia, Mussolini quiso crear una emisora de propaganda al estilo de la Alemania nazi, tomando como modelo la Axis Sally de Mildred Gillard. Zucca consiguió un trabajo en la Radio Italiana de Roma y comenzó en el programa Jerry’s Front Calling. Debido al modelo de conducta elegido para Zucca, no tardó en ser apodada también Axis Sally. Siempre terminaba los programas de radio con un dulce beso de Sally.

A veces se utilizaba la inteligencia de Alemania y una de las cosas más notables que hizo Rita fue cuando envió un saludo el 8 de julio de 1943. El saludo iba dirigido directamente a los maravillosos chicos del 504º Regimiento de Paracaidistas y les dijo que sabían dónde y cuándo saltarían estos soldados sobre Italia y que les estaban esperando. Por cierto, fue el día anterior a la invasión aliada de Sicilia.

En 1944 la estación tuvo que ser trasladada a Milán debido a los éxitos de los aliados. Rita Zucca estaba embarazada en ese momento y dio a luz a un hijo el 15 de diciembre del mismo año. Emitió su último programa el 25 de abril de 1945.

Última etapa

Zucca se retiró y se escondió en la granja de su tío en Milán, pero fue detenido el 5 de junio de 1945. Los intentos estadounidenses de procesarla se vieron frustrados cuando se descubrió que Rita había renunciado a su ciudadanía estadounidense antes de que comenzaran las emisiones. Sin embargo, se convirtió en una persona indeseable en Estados Unidos. Un tribunal de guerra italiano se hizo cargo de su caso y el 29 de marzo de 1946 fue condenada a 4,5 años de prisión. Fue liberada después de nueve meses.