Pierre Laval

Pierre Etienne Laval (nacido el 28 de junio de 1883 en Châteldon, departamento de Puy-de-Dôme; fallecido el 15 de octubre de 1945 en la prisión de Fresnes, departamento de Val-de-Marne) fue un político francés de la III República y del régimen de Vichy.

Al principio de su carrera política Laval era socialista, más tarde fue apartidista. Durante las décadas de 1920 y 1930, ocupó diversos cargos gubernamentales y presidió dos veces gobiernos de centro-derecha como primer ministro francés (1931/32 y 1935/36). Tras la derrota de Francia en la Segunda Guerra Mundial, Laval desempeñó un papel decisivo en la instauración del État français (régimen de Vichy).

A diferencia del jefe de Estado Philippe Pétain, Laval abogó por la plena colaboración con el Reich nacionalsocialista alemán. A partir de 1942, desalojó a Pétain de su posición de poder irrestricto en la jefatura del Estado y forzó la política de colaboración francesa con las autoridades de ocupación alemanas. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Laval fue condenado a muerte y ejecutado.

Primeros años

Pierre Laval era hijo de un posadero y hostelero de la comuna de Châteldon, en Auvernia. A pesar de sus orígenes humildes, asistió a un liceo de París desde 1898, graduándose con un baccalauréat. Laval empezó entonces a estudiar zoología, pero se pasó al derecho.

Durante sus estudios recibió la influencia de los escritos del sindicalista Georges Sorel y de la doctrina del blanquismo, por lo que en 1905 se afilió a la socialista Section française de l’Internationale ouvrière (SFIO). Debido a unas varices, Laval tuvo que abandonar prematuramente su servicio militar de dos años en el ejército francés.

En 1909, Laval terminó sus estudios y se instaló como abogado en París. La sociedad francesa se caracterizó por los conflictos laborales y las huelgas en los años anteriores a la Primera Guerra Mundial.

Laval defendió los intereses del movimiento obrero y se hizo un nombre como defensor de los sindicalistas socialistas de la CGT. En una conferencia sindical dijo de sí mismo: “Soy un camarada entre camaradas, un trabajador entre trabajadores”.

Diputado, ministro y primer ministro en la Tercera República francesa

Tras las elecciones parlamentarias de abril de 1914, Laval entró en la Cámara de Diputados (Chambre des Députés) por la circunscripción de Saint-Denis y, con sólo 31 años, fue el diputado más joven del grupo socialista.

Laval adoptó posiciones pacifistas tras el estallido de la Primera Guerra Mundial, pero no se opuso a la Union sacrée en la Cámara. Se pronunció a favor de una paz negociada con el Imperio Alemán.

Cuando se percató de las crecientes críticas a sus posiciones, apoyó la trayectoria del primer ministro nacionalista Georges Clemenceau a partir de 1917. Debido a las fuertes pérdidas de votos de los socialistas en las elecciones de 1919, Laval perdió su mandato de diputado.

En 1931 (una segunda vez tras la remodelación del gabinete) y 1932, así como en 1935 y 1936, fue primer ministro francés. En 1934 representó a su país en las negociaciones de la Sociedad de Naciones sobre la cuestión del Sarre.

En 1935, como ministro de Asuntos Exteriores, redactó el Pacto Hoare-Laval junto con su homólogo británico Samuel Hoare, que pretendía garantizar la capacidad de actuación de la Sociedad de Naciones en la guerra italo-etíope y mediante el cual Italia habría obtenido concesiones en Etiopía.

En general, sin embargo, siguió una política exterior crítica con Gran Bretaña, al tiempo que buscaba el acercamiento a la Unión Soviética y a la Italia fascista. La revista Time nombró a Laval Hombre del Año en 1931.

Con la victoria electoral del Frente Popular de Léon Blum, Laval se convirtió en uno de los opositores más acérrimos y se unió a los círculos conservadores en torno al mariscal Philippe Pétain.

Gobierno de Vichy

Tras la invasión de Francia por la Wehrmacht durante la Segunda Guerra Mundial, Laval se aseguró en el Parlamento de que el poder fuera transferido a Pétain el 10 de julio de 1940, poniendo fin así a la Tercera República.

El 16 de julio de 1940, Laval se convirtió en viceprimer ministro -por el momento no había primer ministro- y más tarde en ministro de Asuntos Exteriores del régimen de Vichy. El 13 de diciembre de 1940, fue destituido por Pétain y detenido porque éste no quería cooperar tan estrechamente con el régimen nazi como Laval había exigido.

Con la esperanza de mejorar las relaciones con la potencia ocupante, Pétain volvió a nombrar a Laval primer ministro el 18 de abril de 1942, tras lo cual el gobierno estadounidense retiró a su embajador de Vichy. En el periodo que siguió, se convirtió en el responsable más importante del régimen de Vichy; la influencia del anciano Pétain disminuyó.

En un discurso radiofónico del 22 de junio de 1942, afirmó que esperaba una victoria alemana, pues de lo contrario el bolchevismo se extendería por todas partes. Hizo un llamamiento a los franceses para que se ofrecieran voluntarios para el Servicio del Trabajo Obligatorio en la industria alemana.

En otros puntos intentó suavizar las exigencias del régimen de ocupación alemán, pero tuvo poco éxito. En julio de 1942, se aseguró de que los niños judíos fueran deportados a los campos de exterminio, diciendo: “Por razones de humanidad, el Primer Ministro ha prevalecido (en contra de las instrucciones alemanas originales) para permitir que los adolescentes y los niños menores de 16 años acompañen a sus padres”.

En las negociaciones, consiguió garantías del gobierno militar alemán de que no se deportaría a las personas con pasaporte francés. En enero de 1943, Laval fundó la Milice française, bajo la dirección de Joseph Darnand. Fue primer ministro hasta agosto de 1944.

Exilio y muerte

En septiembre de 1944, Laval fue conducido a Sigmaringen -contra su voluntad, según su propia declaración-, donde ocupó inicialmente el castillo de Sigmaringen de Federico de Hohenzollern junto con el mariscal Pétain.

En enero de 1945, se trasladó con 19 miembros de su gabinete al castillo de Wilflingen, a unos 14 km de distancia. Dirigió un gobierno títere en el exilio en ambos lugares, con reuniones de gabinete, su propio diario francés, una emisora de radio y su propia guardia.

Abandonó el castillo de Wilflingen el 20 de abril de 1945. Más tarde fue trasladado a Barcelona en un avión de las fuerzas aéreas por delante del avance de las tropas aliadas.

Tras un periodo de reflexión de 90 días, el gobierno del general Franco aceptó la petición del gobierno de De Gaulle e hizo entregar a Laval a los estadounidenses en Austria el 30 de julio de 1945. Los estadounidenses lo entregaron inmediatamente al gobierno francés en París.

Laval fue juzgado y condenado a muerte por alta traición. Tras intentar suicidarse con cianuro el 6 de octubre de 1945, fue tratado médicamente en la prisión de Fresnes y finalmente ejecutado por fusilamiento con varios días de retraso, al mediodía del 15 de octubre de 1945. Su tumba está en el Cimetière Montparnasse de París.