Paula Hitler

Paula Hitler (Hafeld, 21 de enero de 1896 – Berchtesgaden, 1 de junio de 1960) era la hermana menor de Adolf Hitler y la hija menor de Alois Hitler y su tercera esposa Klara Pölzl.

Paula Hitler nació en Almsteg, en Hafeld (Austria), y fue la única hermana de pleno derecho de Adolf Hitler que llegó a la edad adulta.

Cuando su madre murió, Adolf Hitler dio su parte de la pensión de orfandad a su hermana. Ambos perdieron el contacto durante la Primera Guerra Mundial y en el periodo posterior. Cuando se reencontraron en los años 20, Paula se sorprendió y no reconoció a su hermano al principio.

A partir de 1929, estuvieron en contacto anualmente, normalmente en los principales eventos nazis. En 1936, Adolf le sugirió que cambiara su nombre por el de Paula Wolff (el apodo de Adolf Hitler en su juventud era Wolf).

Paula Hitler fue apoyada económicamente por su hermano desde principios de los años 30 hasta su muerte en abril de 1945.

Paula Hitler realizó trabajos administrativos en un hospital militar hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Fue detenida por los estadounidenses en mayo de 1945 y liberada ese mismo año.

Dijo que no podía creer que su hermano fuera responsable del Holocausto. Esto fue explicado por el servicio de inteligencia estadounidense como la lealtad de una hermana hacia su hermano.

Tras su liberación, Paula Hitler se fue a Viena, donde trabajó en una tienda de artesanía. En 1952 se trasladó a Berchtesgaden, donde se recluyó en un piso de dos habitaciones hasta su muerte el 1 de junio de 1960. Nunca se casó y no tuvo hijos.

Una investigación de 2005 ha demostrado que Paula Hitler no era la mujer inocente y discreta con un hermano equivocado con la que a menudo se la confundía. Los investigadores descubrieron que Paula Hitler estaba comprometida con Erwin Jekelius, un notorio médico vienés responsable de la muerte de 4.000 discapacitados mentales y físicos.

El matrimonio fue anulado por orden de Hitler, que consideraba “indeseable” que su hermana se casara. Cuando Jekelius viajó a Berlín para pedir la mano de Hitler, fue interceptado por la Gestapo en el camino.

Fue enviado al Frente Oriental, donde el Ejército Rojo lo capturó y murió en cautiverio en 1952. Hay pruebas de que Paula Hitler compartía las ideas nacionalistas alemanas de su hermano, pero nunca fue políticamente activa.

Paula está enterrada con su propio nombre en el Bergfriedhof de Berchtesgaden. En 2005 y 2006 una pareja, que había mantenido la tumba de Paula Hitler los últimos años, también fue enterrada en su tumba.

El nombre de Paula Hitler ha sido retirado del monumento de madera de la tumba, y se ha colocado un cartel de madera con los nombres de ambos cónyuges sobre su nombre.