Lyudmila Pavlichenko

Lyudmila Mikhailovna Pavlichenko (en ruso: Людмила Михайловна Павличенко), nacida el 12 de julio de 1916 en Bila Tserkva y fallecida el 10 de octubre de 1974 en Moscú, fue una francotiradora soviética del Ejército Rojo durante la Segunda Guerra Mundial.

Se dice que disparó y mató a 309 soldados enemigos, lo que la convierte en la mujer francotiradora más exitosa de la historia de la Unión Soviética.

Lyudmila Pavlichenko nació en 1916 en Bila Tserkva, en la Pequeña Rusia, pero se trasladó a Kiev con su familia a los catorce años. Aquí se unió a un club de pistola y rápidamente se convirtió en una tiradora muy hábil.

En 1937, como estudiante de la Universidad de Kiev, defendió una tesis sobre Bohdan Khmelnitsky. En junio de 1941, Pavlichenko tenía 24 años y estudiaba historia en su cuarto año cuando la Alemania nazi lanzó la invasión de la Unión Soviética con la Operación Barbarroja.

Lyudmila Pavlichenko fue una de las primeras en alistarse como soldado voluntaria. Entonces optó por alistarse en la infantería y acabó en el Ejército Rojo. Podría haber optado por ser enfermera, cosa que rechazó. En cambio, quería alistarse en el ejército y luchar por su país con las armas.

En el ejército soviético, se convirtió en una de las 2.000 mujeres desplegadas como francotiradoras, de las cuales unas 500 sobrevivieron a la Segunda Guerra Mundial.

Luchó durante unos dos meses y medio cerca de la ciudad de Odessa, donde se ha confirmado que mató a 187 personas. Cuando los alemanes acabaron por hacerse con el control de Odesa, su unidad fue retirada y enviada a la batalla de Sebastopol, en la península de Crimea. Allí luchó continuamente durante más de ocho meses.

En mayo de 1942, a la teniente Lyudmila Pavlichenko se le atribuyó la muerte de 257 soldados alemanes. Su número total de muertos en la Segunda Guerra Mundial fue, por tanto, superior a 300, de los cuales 36 eran francotiradores enemigos.

En junio de 1942, Pavlichenko fue herida por disparos de proyectiles y, debido a su creciente notoriedad, fue retirada del combate y enviada a rehabilitación. A continuación, fue enviada a Canadá y Estados Unidos para una visita de relaciones públicas.

Allí se convirtió en la primera ciudadana soviética en ser recibida por un presidente estadounidense cuando Franklin Roosevelt la recibió en la Casa Blanca. Más tarde, Lyudmila Pavlichenko fue invitada por Eleanor Roosevelt a una gira por todo Estados Unidos en la que habló de sus experiencias.

Tras alcanzar el rango de comandante, Pavlichenko nunca volvió a combatir directamente contra los alemanes, sino que fue desplegada como instructora y como tal entrenó a francotiradores soviéticos hasta el final de la guerra.

En 1943 se le concedió el título honorífico de Héroe de la Unión Soviética y una medalla en forma de estrella de oro, y se emitió un sello soviético con su retrato.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Lyudmila Pavlichenko completó su educación en la Universidad de Kiev y comenzó una carrera como historiadora. De 1945 a 1953 fue empleada como asistente científica en la Armada Soviética y se convirtió más tarde en miembro activo del Comité Soviético de Veteranos de Guerra.

Lyudmila Pavlichenko murió el 10 de octubre de 1974 a la edad de 58 años. Fue enterrada en Moscú.