Jesús Villamor

Jesús A. Villamor (Abra, 7 de noviembre de 1914 – Washington D.C., 28 de octubre de 1971) fue un piloto de caza filipino y héroe de guerra.

Villamor se dio a conocer con sus combates aéreos contra los pilotos japoneses al inicio de la Segunda Guerra Mundial en Filipinas en 1941.

Recibió varios altos honores americanos y filipinos. Recibió dos veces la segunda condecoración más alta de Estados Unidos, la Cruz de Servicio Distinguido, y la más alta condecoración militar filipina, la Medalla al Valor. Villamor también fue nombrado miembro de la Legión Americana del Mérito.

Jesús Villamor nació en la provincia de Abra en una familia de siete hijos. Su padre era Ignacio Villamor, el primer presidente filipino de la Universidad de Filipinas.

Tras completar su educación secundaria en Abra, estudió economía en el De La Salle College de Manila. Sin embargo, en 1936, decidió pasarse a la aviación y comenzó en la Escuela de Vuelo del Cuerpo Aéreo del Ejército Filipino (PAAC).

Fue enviado a Estados Unidos para recibir formación en la Escuela de Vuelo del Cuerpo Aéreo de Estados Unidos en Texas y en la Escuela Técnica de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Denver.

Tras su formación, Villamor voló en B-17 en el Escuadrón de Bombardeo Estratégico de las Fuerzas Aéreas de EEUU.

Tras regresar a Filipinas, Villamor fue nombrado director de la Escuela de Vuelo del Cuerpo Filipino. Poco antes de la invasión japonesa al inicio de la Segunda Guerra Mundial en Filipinas, se convirtió en jefe de escuadrón del 6º Escuadrón de Persecución.

Cuando los japoneses lanzaron el ataque, su escuadrón de cazas P-26 libró varios combates aéreos con los Zeros japoneses. Villamor se distinguió en varias ocasiones y se le concedió dos veces la Cruz de Servicios Distinguidos por las acciones del 10 de diciembre y del 12 de diciembre de 1941.

Jesús Villamor es, por tanto, el único filipino al que se le ha concedido dos veces esta segunda condecoración militar más alta de Estados Unidos.

Tras la destrucción de su escuadrón, participó activamente en la resistencia contra la ocupación japonesa.

El 27 de diciembre de 1942, él y varias personas más entraron de contrabando en Filipinas en el submarino estadounidense USS Gudgeon, tras lo cual estableció una línea de comunicación directa desde Filipinas hasta el general estadounidense Douglas MacArthur en Australia.

También coordinó las acciones de varios grupos guerrilleros en Mindanao y las Visayas y proporcionó a los estadounidenses información importante necesaria para la liberación de Filipinas.

Tras la Segunda Guerra Mundial, Jesús Villamor fue nombrado director de la Oficina de Aeronáutica en 1946. También participó en el desarrollo del Aeropuerto Internacional de Manila y fue nombrado su primer director tras su construcción.

El 21 de enero de 1954, Jesús Villamor recibió la más alta condecoración militar filipina, la Medalla al Valor, de manos del presidente Ramón Magsaysay. Más tarde, la principal base de la Fuerza Aérea de Filipinas, la Base Aérea Nichols, pasó a llamarse Base Aérea Villamor en su honor.