Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Helene Mayer

Helene Mayer, desde 1952 casada con Falkner von Sonnenburg (nacida el 20 de diciembre de 1910 en Offenbach am Main; fallecida el 15 de octubre de 1953 en Heidelberg), fue una esgrimista germano-americana muy popular en tiempos de la Segunda Guerra Mundial.

Llegó a ser seis veces campeona individual alemana, campeona mundial y campeona olímpica, y está considerada como una de las esgrimistas más importantes de todos los tiempos.

La hija del médico aprendió esgrima con Arturo Gazzera en Offenbach am Main, en el Club de Esgrima de Offenbach. Mayer ganó el campeonato alemán de esgrima de florete en 1925 y obtuvo seis títulos de campeón nacional en 1930.

En 1928, la rubia Hee, como la apodaban, ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Ámsterdam y triunfó en los Campeonatos de Europa de 1929 en Nápoles y de 1931 en Viena.

A partir de 1929 estudió derecho internacional en Fráncfort del Meno, y de 1930 a 1931 en la Sorbona de París. Más tarde recibió una beca del Servicio Alemán de Intercambio Académico para asistir al Scripps College de California y consiguió un quinto puesto en los Juegos Olímpicos de 1932 en Los Ángeles, aunque se había entrenado poco antes.

Tras la llegada al poder de los nazis, a la alta, rubia y de ojos azules Mayer se le retiró la beca por motivos “raciales” (era “medio judía” según la Ley de Ciudadanía del Reich, ya que su padre era judío), y se instó al Club de Esgrima de Offenbach a que se marchara.

A instancias del público estadounidense y de la intervención del Comité Olímpico Internacional (COI), compitió por Alemania en los Juegos Olímpicos de 1936 en Berlín, donde ganó la medalla de plata en esgrima de florete.

Esta decisión también provocó críticas a Mayer, que ya vivía en Estados Unidos en ese momento. Thomas Mann y otras personas habían apelado a Mayer, que entonces ya vivía en el extranjero desde hacía años, para que no entrara al servicio del régimen nazi.

Victor Klemperer, autor de LTI. La lengua del Tercer Reich, anotó en su diario el 13 de agosto de 1936: “No sé dónde está la mayor desvergüenza, si en su apariencia de alemana del Tercer Reich o en el hecho de que se reclame su servicio para el Tercer Reich”.

En la conferencia de prensa del Reich, cuando regresó a Alemania, se decretó que sólo los periódicos de Hamburgo (donde llegó) y de Offenbach podían informar sobre su regreso, ya que no querían dar a conocer su inicio en el Reich (a diferencia del extranjero) debido a su condición de medio judía. Sin embargo, Mayer subrayó que era un honor para ella defender a Alemania.

Mayer ganó la medalla de plata y realizó el saludo hitleriano en la ceremonia de entrega de premios en el estadio olímpico. Se dice que Hitler la calificó como “la mejor y más justa deportista del mundo” en una recepción posterior en la Cancillería del Reich. Cuando la directora Leni Riefenstahl viajó por EEUU en 1938 para promocionar su película Olympia, Mayer estaba allí.

En 1937, Mayer celebró la victoria en el primer campeonato mundial de esgrima en París. Inmediatamente después se trasladó a EEUU y recibió la ciudadanía americana en 1940. En los años 1934-1935, 1937-1939, 1941-1942 y 1946 se convirtió en campeona de EEUU de florete en ocho ocasiones.

en 1947, su única participación fue sin victoria, al perder contra Helena Mroczkowska Dow. Ya en 1933 ganó el campeonato al aire libre. Durante este tiempo también fue profesora de alemán, francés e italiano en el Mills College de Oakland, California.

Allí también dio clases de esgrima mientras preparaba su licenciatura en la Universidad de California en Berkeley. Después enseñó ciencias políticas en el City College de San Francisco y regresó a Alemania en 1952. En Múnich se casó con el ingeniero de vuelo Erwin Falkner von Sonnenburg y se trasladó con él a Heidelberg.

El 15 de octubre de 1953, Helene Mayer murió de cáncer de mama. En su tumba, Karl Ritter von Halt, presidente del Comité Olímpico Nacional Alemán, dijo: “Te agradecemos, querida y buena Hee, lo que has hecho por el deporte alemán”

La tumba de Helene Mayer se encuentra en el Waldfriedhof de Múnich (tumba nº 211-W-12).

Reconocimientos

  • La Oficina Federal de Correos de Alemania emitió un sello especial de 30 + 15 Pfennig con el retrato de Mayer como parte de una serie especial con motivo de los Juegos Olímpicos de Verano de 1968 en Ciudad de México.
  • El anillo Helene-Mayer de la Villa Olímpica de Múnich fue bautizado en su honor con motivo de los Juegos Olímpicos de 1972.
  • En Offenbach, una calle lateral entre Bahndamm e Isenburgring, donde el club de Helene Mayer, el Club de Esgrima de Offenbach, tuvo su sede durante mucho tiempo, recibió su nombre.
  • Miembro del Salón de la Fama de la Esgrima de EEUU.

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍