Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Hans Fritzsche

Hans Fritzsche (nacido el 21 de abril de 1900 en Bochum; fallecido el 27 de septiembre de 1953 en Colonia-Merheim) fue un periodista alemán y ocupó varios cargos en el Ministerio de Ilustración y Propaganda Popular del Reich (RMVP).

Fritzsche era conocido por muchos oyentes de la Reichsrundfunk a través de su programa semanal “Hier spricht Hans Fritzsche”.

Fritzsche fue uno de los 24 acusados en el juicio de Núremberg a los principales criminales de guerra ante el Tribunal Militar Internacional. Fue absuelto de todos los cargos el 1 de octubre de 1946.

Hans Fritzsche era el segundo hijo de una familia de la alta administración pública. Debido al puesto de su padre como director de correos, pasó sus años escolares en Dresde y Leipzig. Después de terminar su carrera escolar, participó en la Primera Guerra Mundial y sirvió en la 6ª División de Caballería de Fusil entre abril y octubre de 1918.

Tras el final de la guerra, comenzó a estudiar filología, historia y filosofía en las universidades de Greifswald y Berlín, pero no terminó. Fritzsche, miembro del DNVP desde 1923, fue editor del Preußische Jahrbücher desde 1923 y editor del servicio de noticias Telegraphen-Union de Alfred Hugenberg desde 1924 hasta 1932.

Desde septiembre de 1932, Fritzsche fue jefe del “Servicio Inalámbrico”, una agencia del gobierno del Reich bajo el mando de Franz von Papen.

Tras la “toma del poder”, se afilió al NSDAP el 1 de mayo de 1933 (número de afiliación 2.637.146) y ese mismo año se convirtió en jefe de inteligencia del departamento de prensa del Ministerio de Propaganda del Reich de Joseph Goebbels.

Allí fue ascendido varias veces hasta 1945: en 1938 fue nombrado primero adjunto, más tarde jefe del departamento “Prensa Alemana”, a partir de 1942 fue jefe del departamento de radiodifusión.

En la fase final de la guerra, difundió consignas de hold-out. En octubre de 1942, Fritzsche fue ascendido a director ministerial. Tras un breve período de servicio, en el Frente Oriental en una compañía de propaganda, se convirtió en Jefe del Departamento de Radiodifusión del Ministerio de Propaganda y Plenipotenciario General para la organización política del Servicio de Radiodifusión de la Gran Alemania en noviembre de 1942.

Tras la batalla de Berlín, Fritzsche firmó la declaración de rendición incondicional de Berlín el 2 de mayo de 1945, siendo probablemente el funcionario de mayor rango que quedaba en la ciudad.

Ayudó a los soldados del Ejército Rojo a identificar los cuerpos de la familia Goebbels. Luego fue llevado a Moscú, recluido en régimen de aislamiento en la Lubyanka y finalmente trasladado a Nuremberg.

En el juicio de Núremberg a los principales criminales de guerra, Fritzsche también fue acusado a instancias de la Unión Soviética, que deseaba que los criminales de guerra detenidos por ella fueran juzgados también en Núremberg.

De sus seis candidatos originales, Erich Raeder y Fritzsche quedaron tras consultar con las demás fiscalías. Fritzsche fue acusado como “sustituto de Joseph Goebbels”, que se había suicidado al final de la guerra.

Fritzsche fue juzgado por tres de los cuatro cargos de Núremberg. “Ante el Tribunal Militar Internacional pareció arrepentirse de su antiguo papel y se describió como una víctima siempre engañada sobre la verdadera situación”.

En Nuremberg no se pudo demostrar lo contrario contra él. Por ejemplo, pudo afirmar, sin refutarlo, que sólo tuvo conocimiento de la masacre de Lidice y de la masacre de Ležáky durante el juicio de Núremberg.

El hecho de que hubiera un informe sobre estas masacres en la emisora de radio alemana de Praga y al menos dos informes en los periódicos de la ocupación alemana en el Protectorado del Reich de Bohemia y Moravia no pudo ser probado en el juicio del año 1945/1946. El 30 de septiembre de 1946 Fritzsche fue absuelto, lo que no esperaba.

Poco después de ser liberado por los Aliados, las autoridades alemanas volvieron a juzgar a Fritzsche en Núremberg en un juicio de la Spruchkammer.

Las autoridades -sobre todo el fiscal general Thomas Dehler- hicieron todo lo posible para obtener material incriminatorio; incluso hicieron un llamamiento a la población a través de anuncios en los periódicos para que proporcionara material incriminatorio y testigos. Hubo un primer juicio y una apelación.

En este último caso, Fritzsche fue condenado, en primer lugar, por su papel de “propagandista principal” que había tenido una fuerte influencia en la formación de la voluntad del pueblo alemán debido a su apariencia oficial. E

n segundo lugar, se dijo que aunque “no había llamado directamente a la persecución de los judíos y a su exterminio, había contribuido en gran medida, mediante su propaganda, a crear un estado de ánimo favorable a ello entre el pueblo”.

En tercer lugar, había “ocultado los aspectos criminales del régimen nazi en aras de su carrera”, contribuyendo así a mentir a la población alemana. También se le incriminó por haber participado en una denuncia contra el jefe de bomberos de Nuremberg, Johann Wild, ante la Gestapo.

Posteriormente, Wild fue condenado a muerte por un tribunal especial. Otro momento incriminatorio fue que Fritzsche había leído un artículo de Goebbels en la radio en 1943, que llamaba a linchar a los aviadores aliados derribados.

El tribunal le condenó a nueve años en un campo de trabajo, junto con la prohibición de por vida de volver a publicar o trabajar como profesor o educador.

Tras una amnistía, Fritzsche fue liberado ya a finales de septiembre de 1950 y trabajó, entre otras cosas, como director de publicidad en la industria de Renania-Westfalia y, finalmente, para una empresa francesa de cosméticos.

Publicó dos libros con el nombre de su esposa Hildegard Springer (“Es sprach Hans Fritzsche” y “Das Schwert auf der Waage”). Su esposa había trabajado en el Ministerio de Propaganda. No se casaron hasta 1951.

A principios de los años 50, Fritzsche pertenecía al Círculo Naumann, un grupo de nacionalsocialistas expuestos que pretendía infiltrarse en el FDP de forma nacionalsocialista. Aunque él mismo no pertenecía al FDP, participó en los preparativos del llamado Programa Alemán, que Wolfgang Diewerge había redactado para Friedrich Middelhauve.

Gravemente enfermo de cáncer de pulmón, Hans Fritzsche murió el 27 de septiembre de 1953 en Colonia a consecuencia de una operación.


Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍