Günther Rall

Gerhard Barkhorn nació en Prusia Oriental el 20 de marzo de 1919 y se alistó como piloto en 1938. Su bautismo de fuego fue durante la Batalla de Inglaterra, donde tuvo resultados bastante desalentadores, siendo derribado dos veces sin conseguir ninguna victoria.

En agosto de 1940, fue asignado al II/JG 52, pero no consiguió su primera victoria hasta el 2 de julio de 1941, en su 120.ª misión. Desde luego, no fue un comienzo brillante.

El 23 de agosto de 1942 se le concedió la Cruz de Caballero por su 59.ª victoria, alcanzando las 100 cinco meses después.

El 11 de enero de 1943 se le concedieron las hojas de roble por su victoria número 120, y el 30 de noviembre de ese mismo año había alcanzado las 200, siendo el quinto piloto de la historia en conseguirlo.

El 13 de febrero de 1944 consiguió su victoria número 250 y el 2 de marzo se le añadieron las espadas a su título de caballero.

En el verano de 1944, Gerhard Barkhorn era el as de ases alemán, con Erich Hartmann aún en segundo lugar. Durante la sexta misión del día, el cansancio le jugó una mala pasada al piloto, y durante un enfrentamiento con una formación de bombarderos soviéticos, un descuido amenazó con matarlo.

Al ponerse en posición de ataque, olvidó la regla básica de todos los pilotos de caza: ¡cuidar siempre la espalda! En cuestión de segundos, las balas de los cañones y las ametralladoras devastaron su avión y Backhorn se convirtió en la victoria número 59 del as soviético Alexander Pokryshkin, que lo derribó en su Airacobra.

Tras varios meses de convalecencia, Barkhorn fue ascendido a comodoro de la JG 6 en enero de 1945, pero poco después se unió a Adolf Galland y a los demás ases de la JV 44 volando aviones Messerschmitt 262.

Barkhorn completó 1.104 misiones de combate durante la guerra, derribando un total de 301 aviones enemigos; consiguió la mayoría de sus victorias en el Frente Oriental pilotando un Messerschmitt 109 y un Fw-190 D9.

Al final de la guerra, fue hecho prisionero en el Frente Occidental por las tropas aliadas y permaneció cautivo durante varios meses. Tras la guerra, se incorporó a las Fuerzas Aéreas de Alemania Occidental, poniendo fin a su carrera en 1976.

Gerhard Barkhorn falleció en 1983, a raíz de las heridas sufridas en un accidente de tráfico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *