Gunichi Mikawa

Gunichi Mikawa nació el 29 de agosto de 1888. Se graduó en la Academia Naval Japonesa en 1910, a la edad de 22 años, y pasó a servir a bordo del crucero Asama, del acorazado Satsuma y, posteriormente, del crucero de batalla Kongo.

Tras asistir a las Escuelas Navales de Torpedo y Artillería entre 1913 y 1914, sirvió a bordo del crucero Aso durante la Primera Guerra Mundial y la Guerra Sino-Japonesa. Después de servir a bordo del destructor Sugi y del transporte Seito, asistió a la Escuela de Guerra Naval, y se convirtió en teniente en 1919 y formó parte de la delegación enviada a Francia en representación de Japón.

En la década de 1920, fue oficial de navegación a bordo de algunos barcos, y enseñó en la Escuela Naval de Torpedos. Después de ocupar puestos administrativos, incluyendo puestos en Londres, París y en academias de Japón, Mikawa fue ascendido a contralmirante en 1936 y se convirtió en Jefe de Estado Mayor de la Segunda Flota. A partir de ese momento comandaría varias flotas y acorazados.

En 1940, Gunichi Mikawa fue ascendido a Vicealmirante, y en 1942, asumió el mando de la Octava Flota. Muy poco después de asumir el mando de la Octava Flota, logró una importante victoria táctica contra las fuerzas estadounidenses en la batalla de la isla de Savo.

Con una flota de cruceros envejecidos y dos destructores, Mikawa sorprendió a la flota aliada y hundió cuatro cruceros pesados y mató a 1077 marineros aliados, sin perder ninguno de sus barcos (aunque el crucero pesado Kako fue hundido por el submarino S44 durante el viaje de regreso de Mikawa, lo que no forma parte técnicamente de la Batalla de la Isla Savo).

Es interesante observar que Gunichi Mikawa no aprovechó la oportunidad para destruir los transportes aliados que estaban cerca. Sin embargo, sus victorias no continuarían. Participaría en las campañas perdedoras para retomar Guadalcanal y mantener Nueva Guinea.

Gunichi Mikawa fue llamado de nuevo a Japón en abril de 1943, sirvió brevemente en Filipinas (Segunda Flota del Mar del Sur), y fue asignado de nuevo a Japón en octubre de 1944.