Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Ernst Eduard vom Rath

Ernst Eduard vom Rath (nacido el 3 de junio de 1909 en Fráncfort del Meno; fallecido el 9 de noviembre de 1938 en París) fue un diplomático alemán y secretario de embajada en París.

El atentado contra él perpetrado por Herschel Grynszpan el 7 de noviembre de 1938 sirvió al régimen nacionalsocialista como pretexto para los posteriores pogromos de noviembre.

Vom Rath asistió al Realgymnasium de Breslau. Estudió Derecho en Bonn, Múnich y Königsberg. En 1928 se convirtió en miembro del Corps Palatia Bonn. Ingresó en el NSDAP el 14 de julio de 1932 y en las SA en abril de 1933.

En 1934 ocupó el puesto de agregado de legación en el Ministerio de Asuntos Exteriores, y en 1935/36 completó su servicio preparatorio en París como secretario personal de su tío, el embajador Roland Köster, que murió a finales de 1935.

El 24 de junio de 1936 aprobó el examen diplomático-consular y fue destinado al Consulado General de Calcuta. Allí, según su propio relato, cayó enfermo de disentería amebiana grave en diciembre de 1937 y tuvo que abandonar la India por este motivo en marzo de 1938.

Tras regresar a Alemania para una cura de varios meses en San Blasien debido a una “dolencia intestinal”, fue trasladado a la Embajada en París el 13 de julio de 1938, donde fue nombrado Secretario de la Legación el 18 de octubre de 1938.

Según las declaraciones juradas de los médicos que le trataron, vom Rath padecía una infección rectal de gonorrea de transmisión homosexual. Escogió a médicos judíos de Berlín para tratar la enfermedad, presumiblemente para reducir la posibilidad de ser denunciado o reportado.

En el marco de la Acción Polaca, a finales de octubre de 1938 fueron deportados a Polonia unos 17.000 judíos de nacionalidad polaca que vivían en Alemania. Algunos de ellos tuvieron que permanecer en tierra de nadie entre Alemania y Polonia, ya que Polonia les negó la reentrada.

Los padres de Herschel Grynszpan y su hermana Berta, que habían vivido en Hannover durante décadas, también se encontraron completamente desamparados en un campo de Zbąszyń, Polonia.

Cuando Herschel Grynszpan se enteró de la situación de su familia, accedió el 7 de noviembre al Palacio Beauharnais, sede de la embajada alemana, fingiendo “querer hablar con un secretario de la legación para entregarle un documento importante”. Grynszpan disparó un total de cinco tiros contra vom Rath, que fue alcanzado primero en el hombro.

Otra bala atravesó el bazo. Fue operado de urgencia en un hospital. Ese mismo día, Adolf Hitler envió a su médico acompañante Karl Brandt y Georg Magnus desde Münster a París para apoyar a los médicos franceses. Vom Rath sucumbió a sus heridas a las 17.30 horas del 9 de noviembre.

Inmediatamente antes de su muerte, vom Rath fue nombrado personalmente Gesandtschaftsrat I. Klasse por Hitler. Clase del propio Hitler. Los dirigentes nazis utilizaron el asesinato como pretexto para organizar brutales disturbios y asesinatos de ciudadanos judíos (ver pogromos de noviembre de 1938).

Tras el servicio fúnebre organizado por Ernst von Weizsäcker en París y el traslado del féretro en un tren especial vía Aquisgrán y Colonia, el 17 de noviembre de 1938 tuvo lugar el funeral de Estado por vom Rath en el Cementerio del Norte de Düsseldorf en presencia de Hitler.

Vom Rath fue considerada una mártir y testigo de sangre en la lucha de lo que los nacionalsocialistas llamaban la judería mundial contra el Tercer Reich; se habló de feminicidio por encargo de los “Sabios de Sion“.

En consecuencia, a finales de 1941, el Ministerio de Propaganda, el Ministerio de Asuntos Exteriores y el Ministerio de Justicia hicieron el plan de abrir un juicio contra Grynszpan para demostrar que el hecho había formado parte de un plan global de la judería internacional para llevar al mundo a la guerra con Alemania.

En el acta de acusación del Fiscal Jefe del Reich del 16 de octubre de 1941, bajo el “Alegato de los acusados”, aparece la siguiente nota:

“En el curso de las investigaciones posteriores, se rebajó incluso a la impúdica afirmación mendaz de que ya conocía al consejero de la legación vom Rath desde hacía tiempo y que había sido abusado homosexualmente por él en varias ocasiones”.

Además, Grynszpan afirmó en alguna ocasión que había trabajado como proxeneta para vom Rath, que le había engañado para que no le pagara y que había mantenido relaciones homosexuales con el diplomático; posteriormente se retractó de esta afirmación, pero sólo en forma de nota cifrada.

Por diversas fuentes, el Ministerio de Justicia y la Oficina Principal de Seguridad del Reich ya sabían en 1941 que, al parecer, vom Rath era efectivamente activo en la escena homosexual de París y que también había conocido allí a Grynszpan, por lo que se fueron afirmando cada vez más las reservas internas sobre la apertura del juicio.

Por ejemplo, en el círculo del escritor André Gide, las relaciones homosexuales entre vom Rath y Grynszpan ya se difundían a finales de 1938. Además, el hermano de vom Rath había sido condenado por “fornicación con hombres” el 6 de junio de 1941.

No se puede descartar que vom Rath y Grynszpan se conocieran realmente y que el asesinato de vom Rath pudiera estar precedido de un chantaje -por ejemplo, por dinero o documentos de viaje-, lo que también sugieren las indicaciones de los padres de Grynszpan.

Goebbels había planeado un juicio de exhibición contra el asesino para desenmascarar a Grynszpan como títere de la “conspiración mundial judía internacional”. También debía construirse un paralelismo con el asesinato de Sarajevo en 1914.

Sin embargo, la fiscalía, demasiado entusiasta, cometió lo que Goebbels consideró un error fatal al añadir el cargo de homosexualidad a la acusación. Según Goebbels, esto se basaba simplemente en una carta anónima “[…] de algún emigrante judío que deja abierta la posibilidad de relaciones homosexuales entre Grünspan y vom Rath”; desestimó la acusación como una “afirmación absurda y típicamente judía”.

Sin embargo, la “despolitización del delito” y la referencia al medio homosexual hicieron que el juicio se pospusiera y finalmente no se celebrara.

Según los registros oficiales del enviado Ewald Krümmer, Goebbels se retiró del juicio previsto el 16 de abril de 1942 por estas razones, el ministro de Asuntos Exteriores del Reich, Joachim von Ribbentrop, hizo lo mismo el 13 de mayo de 1942 debido a la reticencia de Hitler sobre el tema y a causa de la guerra. En este sentido, nunca hubo un procesamiento judicial del asesinato de vom Rath.


Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍