Erich Raeder

Erich Raeder fue responsable de la creación de la nueva flota alemana y, en particular, de la construcción de los llamados «acorazados de bolsillo».

Durante la Segunda Guerra Mundial, organizó la expedición naval que hizo posible el desembarco y la ocupación de Noruega, con el posterior apoyo de Rosenberg y Quisling.

Como siempre fue ajeno a las pasiones políticas, entró en varios desacuerdos con el Führer: al principio consiguió disuadirle del plan de invasión de Inglaterra, luego se opuso a la intensificación de la guerra submarina, que consideraba abusiva.

Por esta razón, fue destituido en 1943 y sustituido por el almirante Dönitz, que apoyaba a los submarinos tanto como Raeder lo había hecho con los buques de superficie.

Al final de la Segunda Guerra Mundial fue juzgado en Nuremberg por el ataque a Noruega y condenado a treinta años de prisión en Spandau. Cumplió diez años y fue indultado en 1955.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *