Constantin Cantacuzino

Constantin Cantacuzino (1905-1958) fue un piloto militar rumano, el as rumano más exitoso de la Segunda Guerra Mundial.

Voló el Messerschmitt Bf.109 alemán y el Hawker Hurricane británico. Completó 608 salidas, derribando 54 aviones enemigos (se cree que fueron 51 o 56), incluyendo una mezcla de aviones soviéticos, americanos y alemanes.

Constantin Cantacuzino  nació el 11 de noviembre de 1905 en Bucarest. Descendiente de una antigua familia noble de Cantacuzinos, sus padres eran Mihail Cantacuzino (hijo de Gheorghe Grigore Cantacuzino) y Maria Rosetti.

Durante su etapa escolar en Bucarest se interesó por el automovilismo y participó en carreras de motos. También se interesó por el tenis y el hockey, participando en los campeonatos mundiales de 1931 en Polonia y 1933 en Checoslovaquia.

En 1933 desarrolló su pasión por el vuelo y para aprender a volar creó su propia escuela de vuelo privada, para la que gastó una considerable cantidad de dinero.

Tras convertirse en piloto, ganó el campeonato rumano de acrobacia aérea en 1939, volando un Bücker Bü 133 alemán.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Cantacuzino había volado más de dos mil horas, convirtiéndose en un piloto consumado.

En 1941, fue seleccionado para ser piloto de la compañía aérea nacional rumana LARES (en la actualidad, TAROM), pero pronto dejó este puesto para ofrecerse como voluntario para la aviación militar.

Se incorporó al 53º escuadrón del 7º Grupo de Cazas, equipado con Hurricanes británicos, y participó en las batallas del Frente Oriental.

Después de que la mayoría de los escuadrones rumanos fueran llamados a Rumanía desde el Frente Oriental en diciembre de 1941, Cantacuzino volvió a su antiguo puesto en LARES.

En abril de 1943, fue movilizado de nuevo al mismo 7º Grupo de Cazas equipado con cazas Messerschmitt Bf.109 y luchó en el Frente Oriental, donde fue ascendido a comandante del 58º Escuadrón con el rango de Capitán en mayo.

En otoño de 1943, el piloto enfermó y fue hospitalizado. Desde allí volvió al servicio activo el 10 de febrero de 1944 y como miembro del 7º Grupo de Caza luchó en Moldavia. En mayo de 1944, el 7º Grupo de Caza pasó a llamarse 9º Grupo.

Cuando su comandante, el capitán A. Scherbanescu, murió en agosto, Constantin Cantacuzino fue nombrado comandante del grupo en su lugar. A principios de septiembre, el 9º Grupo de Caza, como parte del 1º Cuerpo Aéreo, fue transferido al sur de Transilvania.

Al final de la Segunda Guerra Mundial, Cantacuzino se desmovilizó y volvió a su antiguo trabajo en LARES. Cuando los comunistas llegaron al poder en Rumanía, el 30 de diciembre de 1947, la empresa fue nacionalizada y el propio Cantacuzino perdió toda su fortuna.

En 1948 consiguió abandonar Rumanía y trasladarse primero a Italia y luego a España. Aquí pudo reunir el dinero para comprar un avión deportivo ligero y se ganó la vida actuando en varios espectáculos aéreos.

Constantin Cantacuzino  murió en España el 26 de mayo de 1958. Su esposa fue la actriz rumana Nadia Gray y su hija Oana Orla, escritora.

Entre las condecoraciones de Constantin Cantacuzino se encuentran la Orden rumana de Miguel el Valiente y la Cruz de Hierro alemana de primera clase, una prestigiosa condecoración alemana.