Carl Spaatz

Carl Andrew Spaatz nació en Boyertown, Pensilvania. Asistió a la Academia Militar de Estados Unidos en West Point y se graduó en 1914. Fue destinado a la aviación militar en octubre de 1915. Durante la expedición a México en 1916 sirvió en el Primer Escuadrón Aéreo a las órdenes del General John Pershing.

Spaatz fue ascendido a teniente primero en julio de 1916 y a capitán en mayo de 1917. Durante la Primera Guerra Mundial, sirvió como comandante del 31º Escuadrón Aéreo y también pasó un tiempo como comandante de la Escuela de Aviación Americana en Issoudun, Francia. Recibió la Cruz de Servicios Distinguidos por la 1ª Guerra Mundial. Fue ascendido a mayor en julio de 1920.

Durante los años de entreguerras, Spaatz sirvió como comandante de varios puestos y completó la Escuela de Mando y Estado Mayor en Fort Leavenworth, Kansas. Fue ascendido a teniente coronel en septiembre de 1935.

Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial en Europa, Spaatz fue enviado a observar la Batalla de Inglaterra. En octubre de 1940 fue ascendido al rango de general de brigada y nombrado ayudante del Jefe del Cuerpo Aéreo.

Un año después, cuando Estados Unidos entró en la guerra tras Pearl Harbor, se convirtió en el Jefe del Mando de Combate de las Fuerzas Aéreas del Ejército con el rango de general de división en tiempo de guerra. En mayo de 1942, fue nombrado comandante de la Octava Fuerza Aérea y luego su responsabilidad creció hasta abarcar todas las Fuerzas Aéreas del Ejército de EE.UU. en Europa.

En este papel se convirtió en un componente crítico de la campaña de Dwight Eisenhower en el Norte de África y Sicilia. En marzo de 1945, fue ascendido al rango de general, y en julio del mismo año se le dio la responsabilidad sobre todas las Fuerzas Aéreas Estratégicas de EE. UU. en el Pacífico, con sede en Guam.

Eisenhower, después de la guerra, comentó que Spaatz era uno de los líderes más talentosos y valiosos del Teatro de Operaciones Europeo en la Segunda Guerra Mundial.

Al final de la guerra, Spaatz estuvo presente en tres importantes eventos de rendición: la rendición alemana a los aliados occidentales en Reims, la rendición alemana a los rusos en Berlín y la rendición japonesa en la bahía de Tokio. Fue el único general presente en las tres rendiciones.

Después de la guerra, el presidente Harry Truman nombró a Spaatz con el rango permanente de general de división; con este ascenso, fue nombrado general en jefe de las Fuerzas Aéreas del Ejército (febrero de 1946).

En septiembre de 1947, se convirtió en el primer Jefe de Estado Mayor de las recién creadas Fuerzas Aéreas independientes de Estados Unidos. Se retiró del ejército en junio de 1948 y falleció en 1974. Descansa en paz en la Academia de las Fuerzas Aéreas de Colorado Springs.