August Landmesser

August Friedrich Landmesser (nacido el 24 de mayo de 1910 en Heidrege, un barrio de Moorrege, distrito de Pinneberg, cerca de Hamburgo; fallecido el 17 de octubre de 1944 cerca de Ston, península de Pelješac, Estado Independiente de Croacia; declarado muerto en 1949 con fecha de fallecimiento 1 de agosto de 1949) fue un obrero alemán y víctima del nazismo.

August Landmesser era hijo único de August Franz Landmesser y Wilhelmine Magdalene, de soltera Schmidtpott. En su primer matrimonio estuvo casado con Wunibalda Grundmann, nacida en 1907; en 1929 nació una hija en Heidrege. Se unió al NSDAP en 1931 junto con sus parientes por parte de su madre. Esperaban conseguir un trabajo a través de esto. En 1935 Landmesser se comprometió con Irma Eckler, una mujer judía nacida en 1913, y dimitió del partido.

Debido a las Leyes Raciales de Nuremberg -que en realidad entraron en vigor un mes más tarde-, en agosto de 1935 el Registro Civil de Hamburgo dejó de aceptar las amonestaciones matrimoniales. La relación produjo dos hijas, Ingrid (nacida el 29 de octubre de 1935) e Irene (nacida 6 de agosto de 1937).

A principios de julio de 1937, Landmesser intentó emigrar ilegalmente a Dinamarca. Fue detenido y encarcelado durante un corto periodo de tiempo. En el proceso, se conoció el segundo embarazo de Irma Eckler, y se inició un proceso racista” contra Landmesser en julio de 1937.

El 15 de septiembre de 1937 fue llevado a la prisión de Fuhlsbüttel, en Hamburgo, para su detención preventiva. En el juicio, sin embargo, Landmesser pudo argumentar de forma creíble que ni él ni Irma Eckler habían sabido que ella era “totalmente judía”, y fue absuelto el 27 de mayo de 1938 por falta de pruebas, con la advertencia de que podía enfrentarse a una pena de prisión de varios años si reincidía.

Sin embargo, Landmesser continuó su relación con Irma Eckler y también apareció con ella en público. Como consecuencia, fue detenido de nuevo el 15 de julio de 1938, condenado a dos años y medio de prisión y enviado al campo de prisioneros I Börgermoor en Emsland.

Tres días después de Landmesser, Irma Eckler también fue detenida por la Gestapo por “difamación racial” y enviada a la prisión de Fuhlsbüttel. Desde allí fue trasladada al campo de concentración de mujeres de Lichtenburg y, tras su cierre en mayo de 1939, al campo de concentración de mujeres de Ravensbrück.

Irma envió algunas cartas desde el campo de concentración hasta enero de 1942, que indican un creciente distanciamiento de Landmesser. Se supone que Irma Eckler fue llevada al centro de exterminio de Bernburg, cerca de Dessau, en febrero de 1942, y asesinada allí, como otros 14.000 prisioneros. El 20 de diciembre de 1949, Irma Eckler fue declarada muerta por el tribunal de distrito de Hamburgo-Altona, con fecha de fallecimiento del 28 de abril de 1942.

Landmesser fue liberado el 19 de enero de 1941 y desde entonces trabajó como capataz en la sucursal de Warnemünde de la empresa de transportes Püst. En febrero de 1944 fue reclutado en el Bewährungsbataillon XIX/999, 3ª Compañía con el número de puesto de campo 39418D, donde desapareció después de combatir en Croacia y presumiblemente fue asesinado el 17 de octubre de 1944 durante movimientos desmontados cerca de Ston.

En 1949, fue declarado muerto por el Tribunal de Distrito de Rostock con fecha de fallecimiento del 1 de agosto de 1949. En el verano de 1951, el matrimonio de August Landmesser e Irma Eckler fue reconocido por el Senado de Hamburgo. En otoño de ese mismo año, Ingrid e Irene recibieron el apellido de su padre. Sin embargo, Irene siguió llamándose Eckler.

Los niños Ingrid e Irene fueron colocados en el orfanato municipal por el momento. La abuela materna consiguió finalmente que se permitiera a Ingrid vivir con ella, mientras que Irene tuvo que permanecer en el orfanato por el momento antes de pasar a manos de unos padres adoptivos en 1951. Tras la muerte de su abuela en 1953, Ingrid también vino a vivir con unos padres adoptivos. Se convirtió en una vendedora formada, Irene primero librera y luego profesora.

Hay una foto de una multitud de personas haciendo el saludo de Hitler. Una persona, sin embargo, se niega a hacerlo y se cruza de brazos. La identidad de este hombre no se ha establecido con absoluta certeza. En la exposición berlinesa “Topografía del terror”, el texto explicativo de la foto supone que posiblemente se trate de August Landmesser.

Sin embargo, el hombre de la foto es probablemente Gustav Wegert, un cerrajero empleado por Blohm y Voss en Hamburgo en la época en que se tomó la foto, en 1936, que se negó a hacer el saludo de Hitler por convicción religiosa.