Alexandros Papagos

Alexandros Papagos, nacido el 9 de diciembre de 1883 en Atenas, y fallecido allí el 4 de octubre de 1955, fue un general griego que dirigió el ejército griego durante la guerra contra Italia y posteriormente durante la Guerra Civil, y que más tarde fue Primer Ministro del país (1952-1955).

Papagos, que participó en el golpe de estado que restauró la monarquía en 1935, se convirtió en un héroe nacional tras rechazar a Mussolini en 1940 y derrotar a los comunistas en la Guerra Civil en 1949.

Tras la captura de Grecia por la Alemania nazi, fue capturado y acabó en el campo de concentración de Dachau en 1943. Es la única persona que ha recibido la distinción de ser nombrado Mariscal de Campo de Grecia.

Durante su reinado, entre 1952 y 1955, la economía griega se restableció, pero en sus últimos años se vio debilitada por la tuberculosis, mientras que la guerra de guerrillas del EOKA en Chipre provocó tensiones en las relaciones con Turquía.

Carrera militar

Alexandros Papagos estudió en la Academia Militar de Bruselas y en la Escuela de Caballería de Ypres, tras lo cual se incorporó al ejército griego en 1906 como subteniente de caballería.

Durante la Primera Guerra de los Balcanes, sirvió en el Estado Mayor del rey Constantino. Allí ascendió al grado de capitán, ocupando diversos cargos y participando en el asedio de Yannina y en los combates en Macedonia desde noviembre de 1912 hasta marzo de 1913.

Papagos era un monárquico declarado, por lo que, junto con otros oficiales, fue licenciado del ejército en 1917. Cuando el rey Constantino volvió al poder en 1920, fue llamado a filas, y como comandante de la brigada de caballería dirigió con éxito las operaciones durante la campaña en Asia Menor.

Debido a la revolución de 1922, Alexandros Papagos fue de nuevo destituido en 1923, pero se reincorporó al ejército en 1927 como general de división. Fue ascendido a teniente general y comandante de cuerpo en 1934, y con el tiempo fue nombrado a rangos cada vez más altos.

En octubre de 1935, como Teniente General y Comandante del Ejército, y junto con los comandantes de la Marina y la Fuerza Aérea griegas, participó en la deposición de Panagis Tsaldaris y declaró restaurada la monarquía, permitiendo así el regreso del rey Jorge II de Grecia. Papagos fue Ministro de Guerra en el gobierno de Georgios Kondyli de octubre a noviembre de 1935.

En los años siguientes, como Jefe del Estado Mayor, trató de reorganizar y restaurar el ejército para la guerra que se avecinaba. Al estallar la guerra contra Italia en septiembre de 1940, se convirtió en Comandante Supremo y dirigió las operaciones griegas contra Italia a lo largo de la frontera con Albania.

Tras el ataque italiano del 28 de octubre, sus fuerzas consiguieron detener su avance entre el 8 de noviembre y el 23 de diciembre. El éxito del ejército griego le valió reputación y admiración. Una segunda ofensiva italiana del 9 al 16 de marzo de 1941 fue rechazada.

A pesar de este éxito, Alexandros Papagos se vio obligado a retener la mayor parte del ejército en Albania, y se mostró reacio a ordenar una retirada gradual para reforzar la frontera nororiental ante la proximidad de la intervención alemana.

Tras la invasión alemana del 6 de abril de 1941, las tropas griegas de Macedonia lucharon ferozmente contra el avance alemán, pero fueron derrotadas, y Papagos aceptó su rendición.

Poco después, el ejército de Epiro se rindió, y el 23 de abril el gobierno griego tuvo que huir a Creta. Alexandros Papagos permaneció en un segundo plano, pero en julio de 1943 él y otros generales fueron detenidos y enviados al campo de concentración de Dachau.

Fue liberado en 1945, se reincorporó al ejército y alcanzó el rango de general en 1947. El 29 de enero de 1949 fue nombrado de nuevo comandante, con la tarea de derrotar a los comunistas en la Guerra Civil.

Lo consiguió con un amplio apoyo de EE. UU., y un gran uso de las Fuerzas Especiales (LOK), durante la campaña de Grammos-Vitsi entre febrero y octubre de ese año. Como recompensa a sus esfuerzos, se le concedió el título de Mariscal el 28 de octubre de 1949. Es el único de los soldados profesionales de Grecia que ha sido honrado con este título.

Siguió ejerciendo como Comandante Supremo hasta 1951, mientras Grecia se encontraba en un estado de inestabilidad política, con facciones y políticos débiles incapaces de organizar un gobierno nacional sostenible.

Carrera política

En mayo de 1951, solicitó su dimisión del ejército con la intención de dedicarse a la política. Fundó el partido Asamblea Griega, inspirado en la Agrupación del Pueblo Francés de Charles de Gaulle, y ganó las elecciones de septiembre con el 36,53% de los votos.

Esta victoria se debió principalmente a su enorme popularidad, al hecho de que parecía un líder fuerte y decidido, y al hecho de que los comunistas fueron derrotados bajo su liderazgo durante la guerra civil.

A pesar de su victoria electoral, a Papagos le resultó imposible formar gobierno, y no fue hasta las elecciones del 16 de noviembre de 1952, en las que el partido de Papagos obtuvo el 49 % de los votos y 241 de los 300 escaños del parlamento, cuando pudo tomar posesión como jefe de gobierno.

El Mariscal, con su apoyo popular y la ayuda de los americanos, era una figura autoritaria, lo que creó fricciones con el Palacio.

El gobierno de Alexandros Papagos consiguió modernizar Grecia —con lo que el joven ministro Konstantinos Karamanlis se distinguió por primera vez— y restablecer la economía del país que había experimentado la miseria durante diez años de guerra, pero fue criticado por la oposición por no hacer lo suficiente para restablecer la armonía en una sociedad todavía sacudida por la guerra civil.

Alexandros Papagos introdujo a Grecia en la OTAN en 1952, y en el Pacto de los Balcanes en 1953.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentaba Papagos era la cuestión de Chipre, donde la mayoría griega había empezado a estar de acuerdo con la enosis, una unión con Grecia.

En respuesta a las manifestaciones callejeras en Atenas, Papagos cedió a regañadientes, ya que esto enfrentaría a Grecia con Gran Bretaña, y en agosto de 1954 ordenó a la delegación de Grecia en la ONU que planteara la cuestión del futuro de Chipre en la Asamblea General de la ONU.

Cuando el EOKA comenzó su guerra de guerrillas en 1955, Alexandros Papagos estaba debilitado por la tuberculosis que había contraído en Dachau, y era reacio a actuar. Los enfrentamientos en Chipre provocaron unas relaciones difíciles entre Grecia y Turquía, que culminaron con el pogromo de Estambul en septiembre. Para entonces Papagos estaba gravemente enfermo, y murió el 4 de octubre.

Papagou, un suburbio de Atenas donde se encuentra el Ministerio de Defensa, lleva su nombre.