Agustín Muñoz Grandes

Agustín Muñoz Grandes nació en Madrid, España. Ingresó en la Academia de Infantería de Toledo, graduándose en 1915. Al graduarse, fue enviado al Marruecos español y participó en la batalla de Alhucemas.

Aunque no estaba satisfecho con el gobierno y simpatizaba con la facción nacionalista, su lealtad le impidió actuar contra ella. Cuando comenzó la Guerra Civil española, fue detenido debido a sus conocidas simpatías por los nacionalistas, encarcelado durante meses y condenado a muerte.

Varios de sus antiguos subordinados en la policía le ayudaron a escapar, y se unió a los nacionalistas. Al principio se le dio el cargo de Secretario General, pero pronto dimitió debido a su aversión a la política. Entonces se le encomendó la responsabilidad de comandar las tropas españolas cerca de Gibraltar.

Dirigió a los legionarios españoles durante la batalla de Málaga de febrero de 1937. En junio de 1941, tras la invasión alemana de Rusia, muchos españoles, ferozmente anticomunistas, se ofrecieron como voluntarios para luchar bajo la bandera alemana.

Se formó la División Azul, que fue enviada a Alemania para su entrenamiento militar, convirtiéndose finalmente en la 250ª División de Infantería alemana. Conocido como un ferviente partidario del gobierno alemán nazi por su eficacia en el gobierno de la esfera industrial y económica, Muñoz Grandes fue nombrado oficial al mando de la 250ª División de Infantería.

En el Frente Oriental, siguió siendo conocido, como antes en la Guerra Civil española, por ser un líder carismático. Rara vez se le veía llevando sus medallas; por el contrario, a menudo llevaba un pañuelo amarillo alrededor del cuello, que se convirtió en su aspecto característico, en contra de las normas del uniforme alemán.

El 12 de diciembre de 1942, entregó el mando al general Emilio Esteban Infantes; se le concedió la Cruz de Caballero, con Hojas de Roble añadidas personalmente por Adolf Hitler, una de las más altas condecoraciones del Tercer Reich. En 1945, fue nombrado comandante general del I Distrito Militar.

En 1950, fue nombrado Ministro de Defensa. Durante la Guerra Fría, fue un firme partidario de la cooperación con Estados Unidos en la lucha contra el comunismo. Entre 1962 y 1967, fue el primer vicepresidente del Gobierno de España.