El TPMILO (Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente)

El Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente (TPMILO), también conocido como Proceso de Tokio, Juicios de Tokio o Tribunal de Crímenes de Guerra de Tokio, juzgó a dirigentes japoneses acusados de crímenes de guerra y otros cargos cometidos entre 1937 y 1945.

La base jurídica del juicio fue establecida por la Carta del Tribunal Militar Internacional para el Lejano Oriente (CTPMILO), que fue proclamada el 19 de enero de 1946 por el Comandante Supremo de las Potencias Aliadas, el general Douglas MacArthur.

El Proceso de Tokio comenzó el 3 de mayo de 1946 en el Tribunal de Ichigaya (antiguo edificio del cuartel general del ejército japonés) en Tokio, Japón. Los miembros del tribunal fueron los siguientes:

Presidente

  • Sir William Webb (Australia)

Jueces

  • Edward Stuart McDougall (Canadá)
  • General de División Mei Ju-ao (China)
  • Henri Bernard (Francia)
  • Radhabinod Pal (India)
  • Profesor Bert Röling (Países Bajos)
  • Harvey Northcroft (Nueva Zelanda)
  • Coronel Delfín Jaranilla (Filipinas)
  • Honorable Lord Patrick (Reino Unido)
  • John P. Higgins (Estados Unidos; hasta julio de 1946)
  • General de División Myron C. Cramer (Estados Unidos; después de julio de 1946)
  • General de División I. M. Zarayanov (Unión Soviética)

Fiscal Jefe

  • Joseph Keenan (Estados Unidos)

Fiscales

  • Juez Alan Mansfield (Australia)
  • Brigadier Henry Nolan (Canadá)
  • Xiang Zhejun (China)
  • Robert L. Oneto (Francia)
  • P. Govinda Menon (India)
  • W. G. Frederick Borgerhoff-Mulder (Países Bajos)
  • Brigadier Ronald Henry Quilliam (Nueva Zelanda)
  • Pedro López (Filipinas)
  • Arthur Strettell Comyns Carr (Reino Unido)
  • Juez Sergei Alexandrovich Golunsky (Unión Soviética)

28 dirigentes japoneses fueron acusados de delitos de clase A, y más de 5.700 fueron acusados de delitos de clase B y C. La Clase A incluía a los acusados de crímenes contra la paz, la Clase B era una categoría para los acusados de crímenes de guerra, y los acusados de crímenes contra la humanidad se decían que estaban en la Clase C. Los miembros de la familia imperial japonesa, incluido el emperador Showa (Hirohito), recibieron inmunidad de MacArthur.

Dos de los criminales de clase A acusados, Matsuoka Yosuke y Nagano Osami, murieron por causas naturales durante el juicio. Siete fueron declarados culpables y condenados a muerte, y las ejecuciones se llevaron a cabo en la prisión de Sugamo, Tokio, Japón, el 23 de diciembre de 1948.

Estos fueron los 7 condenados a muerte:

  • General Kenji Doihara
  • Baron Koki Hirota
  • General Seishiro Itagaki
  • General Heitaro Kimura
  • General Iwane Matsui
  • General Akira Muto
  • General Hideki Tojo

Estos otros 16 fueron condenados a cadena perpetua:

  • General Sadao Araki
  • Coronel Kingoro Hashimoto
  • Mariscal de Campo Shunroku Hata
  • Barón Kiichiro Hiranuma
  • Naoki Hoshino
  • Okinori Kaya
  • Marqués Koichi Kido
  • General Kuniaki Koiso
  • General Jiro Minami
  • Almirante Takasumi Oka
  • General Hiroshi Oshima
  • General Kenryo Sato
  • Almirante Shigetaro Shimada
  • Toshio Shiratori
  • General Teiichi Suzuki
  • General Yoshijiro Umezu

Por último, Shigenori Togo fue condenado a 20 años de prisión y Mamoru Shigemitsu a 7 años.

De los 5.700 acusados de delitos de clase B y clase C, 984 fueron condenados a muerte (algunos fueron indultados posteriormente), 475 fueron condenados a cadena perpetua, 2.944 fueron condenados a penas de prisión finita, 1.018 fueron absueltos y 279 no fueron juzgados o no fueron condenados.

Hubo críticas al Proceso de Tokio, que se centraron sobre todo en la parcialidad estadounidense durante todo el proceso, así como en la inmunidad de que gozaron los miembros de la familia imperial.

El juez Radhabinod Pal, de la India, ofreció una opinión discrepante, cuestionando la exclusión del imperialismo occidental y el uso estadounidense de las armas atómicas del juicio, mientras que el imperialismo japonés y el uso japonés de las armas químicas y biológicas fueron fundamentales en el Proceso de Tokio.

Entre 1945 y 1951 se celebraron más de 2.200 juicios fuera de Japón contra 5.600 ciudadanos japoneses y colaboradores japoneses acusados de diversos delitos. Más de 4.400 fueron declarados culpables y unos 1.000 fueron condenados a muerte.

Entre el 29 de octubre y el 7 de diciembre de 1945, un tribunal militar estadounidense juzgó al general Tomoyuki Yamashita en Manila, Filipinas, por crímenes de guerra. El juicio recibió una gran publicidad en Filipinas; Yamashita simbolizaba a los oficiales japoneses a los que los filipinos llegaron a culpar de las atrocidades cometidas durante la guerra, y la acumulación de prensa influyó en la opinión pública contra el general japonés.

Fue declarado culpable y ejecutado en la horca el 23 de febrero de 1946 en el campo de prisioneros de Los Banos, a 50 kilómetros al sur de Manila. Sus responsabilidades por las atrocidades como oficial al mando se conocieron más tarde como el Estándar Yamashita, que sentó un precedente para futuras sentencias de crímenes de guerra.

Los Juicios por Crímenes de Guerra de Khabarovsk, celebrados entre el 25 y el 29 de diciembre de 1949 en Khabarovsk, en el Lejano Oriente ruso, y dirigidos por los rusos, juzgaron a 12 miembros del ejército japonés de Kwangtung por el uso de armas biológicas. Los 12 fueron declarados culpables y fueron condenados a diversas penas de prisión.

  • General Otsuzo Yamada
  • Teniente General Ryuji Kajitsuka
  • Teniente General Takaatsu Takahashi
  • General de División Kiyoshi Kawashima
  • Mayor Tomio Karasawa
  • Teniente Coronel Toshihide Nishi
  • Mayor Masao Onoue
  • General de División Shunji Sato
  • Teniente Zensaku Hirazakura
  • Sargento Mayor Kazuo Mitomo
  • Cabo Norimitsu Kikuchi
  • Yuji Kurushima

En 1946, el gobierno chino celebró una serie de juicios contra oficiales del ejército japonés por crímenes cometidos en la China ocupada. En los Juicios de Nanjing, uno de un total de trece juicios celebrados por la China nacionalista (los comunistas celebraron sus propios juicios contra los japoneses), los siguientes cuatro oficiales japoneses fueron declarados culpables y condenados a muerte en 1947:

  • Teniente General Hisao Tani
  • Capitán Gunkichi Tanaka
  • Subteniente Toshiaki Mukai
  • Subteniente Tsuyoshi Noda