La Organización Todt

La Organización Todt (en alemán, Organisation Todt, Organización Todt) fue un grupo paramilitar de construcción e ingeniería creado en Alemania durante los años del Tercer Reich por Fritz Todt, Ministro del Reich para Armamento y Municiones (en alemán, Reichminister für Bewaffnung und Munition, RMfBM).

Estaba adscrita al ejército y estuvo activa durante la Segunda Guerra Mundial. La principal actividad de Organización Todt era la construcción de la infraestructura de comunicaciones y defensa alemana.

Casi toda la infraestructura militar de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial fue construida por la organización, incluyendo fábricas de armamento, puentes, carreteras, túneles, búnkeres, refugios antiaéreos para la población civil, torres antiaéreas, bases militares y campos de concentración.

Organización Todt también llevó a cabo las obras necesarias para el reasentamiento subterráneo de las plantas industriales. También fue responsable de la construcción del Muro del Atlántico, de los muelles para submarinos y de las estructuras de defensa alemanas en Italia, especialmente la Línea Gustav.

La Organización Todt empleaba a un pequeño número de asesores técnicos e ingenieros, pero también a un enorme número de trabajadores extranjeros. Desde el principio de la guerra, muchos trabajadores forzados, prisioneros de guerra y reclusos de campos de concentración fueron empleados en las construcciones a cargo de Organización Todt.

Entre 1943 y 1945, la última fase del Reich, la organización también gestionó la construcción de campos de concentración, destinados a abastecer las necesidades de mano de obra de la industria con trabajadores forzados (1,5 millones de personas en 1944).

La historia de Organización Todt puede dividirse en tres fases. La primera (1933 – 1938) es anterior a la creación de la propia organización. Fritz Todt era inspector general de las carreteras alemanas (Generalinspektor für das deutsche Straßenwesen) y su principal responsabilidad era la construcción de la red de autopistas.

Para ello, podía recurrir a la mano de obra de la propia Alemania, “reclutada” (en realidad, forzada) por el Reichsarbeitsdienst (Servicio de Empleo del Reich, RAD). La segunda fase comienza en 1938, cuando se crea efectivamente la Organización Todt, y se prolonga hasta febrero de 1942, cuando Todt muere en un accidente aéreo.

En 1940, poco después de la invasión de Polonia (1939), Todt sería nombrado ministro de Armamento y Municiones, y los proyectos de Organización Todt pasaron a ser casi exclusivamente militares.

El enorme aumento de la demanda de mano de obra provocado por los diversos proyectos militares y paramilitares se abordó mediante una serie de ampliaciones de la ley sobre el servicio obligatorio, que acabaron por obligar a todos los alemanes a trabajar para el Estado.

De 1938 a 1940, más de 1,75 millones de alemanes fueron reclutados en el Servicio de Trabajo. De 1940 a 1942, la Organización Todt comenzó a recurrir a Gastarbeitnehmer (“trabajadores invitados”), Militärinternierte (“internos militares”), Zivilarbeiter (“trabajadores civiles”), Ostarbeiter (“trabajadores del este”) y Hilfswillige (“trabajadores voluntarios”).

La tercera fase se extiende desde 1942 hasta el final de la guerra en 1945, cuando Albert Speer sucede a Todt, y la Organización Todt es absorbida por el rebautizado y ampliado Ministerio de Armamento y Producción de Guerra del Reich (Reichsminister für Rüstung- und Kriegsproduktion).

Aproximadamente 1,4 millones de trabajadores estaban al servicio de la Organización Todt, de los cuales el 1 % eran alemanes no aptos para el servicio militar y el 1,5 % eran prisioneros de los campos de concentración; todo el contingente restante estaba formado por prisioneros de guerra y trabajadores forzados de los países ocupados.

Todos fueron tratados efectivamente como esclavos al servicio del Estado. Muchos no sobrevivieron a las duras condiciones de trabajo o a las circunstancias de la propia Segunda Guerra Mundial.