Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Las cargas “banzai” suicidas de la infantería japonesa en la 2GM

Una carga banzai era un ataque suicida que montaba la infantería japonesa durante la Segunda Guerra Mundial cuando se veía totalmente acorralada por los soldados americanos.

La carga banzai no era en realidad el nombre real del ataque, sino un nombre dado por las fuerzas aliadas porque durante la carga, las fuerzas japonesas gritaban ¡Tenno Heika Banzai! (¡viva el emperador, diez mil años!).

Cada vez que acorralábamos al enemigo y no había salida, nos enfrentábamos al temible ataque banzai

Marine estadounidense anónimo que estuvo en la batalla de Saipán

La carga era un ataque de último recurso, porque casi siempre se realizaba cuando las fuerzas japonesas habían perdido o estaban perdiendo una batalla contra el enemigo. La carga banzai se basaba en los principios del honor y la lealtad, como morir honorablemente en lugar de rendirse.

A pesar de que algunas cargas banzai tuvieron éxito, la mayoría fueron rechazadas por grupos relativamente pequeños de soldados aliados en comparación con el número habitual de soldados japoneses.

El mayor efecto de la carga banzai no eran las bajas, sino la disminución de la moral en la mayoría de las tropas aliadas. Muchos soldados temían “el temido ataque banzai” y esto mismo afectaba a veces al rendimiento en el campo de batalla.

Sin embargo, los soldados japoneses se rendían a veces, pero rara vez en gran número. También estaban entrenados para suicidarse si el ataque no rompía las líneas enemigas y esto incluía el uso de granadas para matarse a sí mismos y a cualquier soldado aliado que no tuviera cuidado.

Las armas utilizadas por los soldados japoneses durante un ataque banzai variaban entre ametralladoras, rifles, bayonetas, espadas, lanzas, cuchillos, granadas, etc.

La primera carga banzai que se realizó fue en la isla de Attu durante la Campaña de las Islas Aleutianas y fue una de las más grandes jamás realizadas. El ataque penetró muy profundamente en las líneas estadounidenses y más de 2.300 soldados de infantería japoneses habían muerto cuando el ataque terminó.

Las cargas banzai también tuvieron lugar al final de otras batallas, como en Bougainville, Peleliu y Saipán. En Saipán, más de 1000 marines estadounidenses murieron en un solo ataque. ¡Hiela la sangre!


Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍