Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

11 actores famosos de la Segunda Guerra Mundial

Jimmy Stewart

Jimmy Stewart fue el primero de la élite de Hollywood en alistarse en la guerra. Quizás fue la rica historia militar de su familia la que le inspiró a dar el salto: ambos abuelos lucharon en la Guerra Civil y su propio padre sirvió durante la Primera Guerra Mundial.

En 1941 se alistó en el Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos, pero estuvo a punto de ser rechazado porque se le consideraba demasiado delgado (Stewart pesaba apenas 138 libras).

Stewart se comprometió a engrosar su larguirucho cuerpo antes del segundo examen físico, atiborrándose de una dieta constante de espaguetis, filetes y batidos. Finalmente, pasó la prueba. Stewart fue destinado a California para su entrenamiento, pero quería hacer algo más que ejercicios y tareas de oficina.

Se le ordenó que se presentara en el Campo Gowen de Boise, Idaho, y en el 29º Grupo de Bombardeo, donde se convirtió en instructor de vuelo de las Fortalezas Volantes B-17.

En marzo de 1943, Stewart era el oficial de operaciones del 703º Escuadrón, 445º Grupo de Bombas, en Sioux City, Iowa, y fue nombrado comandante del escuadrón apenas tres semanas después.

El 11 de noviembre de ese mismo año, Stewart condujo sus 24 B-24H Liberators a Inglaterra, donde pasaron a formar parte de la 2ª División Aérea de la Octava Fuerza Aérea.

La primera misión de Stewart fue bombardear las instalaciones de los submarinos en Kiel, Alemania. Tras esta y otra misión de 1944, Stewart fue ascendido a mayor. En total, voló más de 20 misiones de combate.

Posteriormente, Stewart recibió la Cruz de Vuelo Distinguida, la Medalla del Aire con Racimo de Roble, la Cruz de Guerra con Palma y siete Estrellas de Combate.

Pero para Stewart, su pasión por servir a su país no terminó con la guerra: Siguió desempeñando un papel activo en la Reserva de las Fuerzas Aéreas del Ejército después de volver a actuar.

El 23 de julio de 1959, Stewart -siempre un líder muy popular entre sus tropas- fue ascendido a general de brigada.

Sir Alec Guinness

El elogiado actor británico dejó en suspenso su lucrativa carrera teatral en 1939 cuando se alistó en la Reserva de Voluntarios de la Marina Real. Sí, el hombre que más tarde advertiría a Luke Skywalker que “usara la Fuerza” era, él mismo, una fuerza a tener en cuenta.

Desempeñó un papel fundamental en la invasión aliada de Sicilia en julio de 1943. Con el nombre de Operación Husky, fue una de las mayores campañas anfibias de la guerra.

Por su parte, Guinness dirigió una lancha de desembarco con más de 200 soldados británicos en las playas de Sicilia. Posteriormente, también transportó armas y suministros a los partisanos yugoslavos en el Mediterráneo oriental.

Más tarde, Guinness se basaría en sus experiencias en tiempos de guerra para sus papeles en Bridge on the River Kwai (1957) y Tunes of Glory (1960).

Marcel Marceau

Nacido como Marcel Mangel de padres judíos en la Francia de los años 20, el mimo de fama mundial cambió su apellido por el de “Marceau” a los 16 años, tras huir a la ciudad de Limoges durante la Segunda Guerra Mundial. Su padre, Charles, moriría más tarde en el campo de concentración de Auschwitz.

Él y su hermano menor, Alain, se unieron a la Resistencia francesa mientras estaban en Limoges, manteniéndose ocupados falsificando documentos y tarjetas de identidad para ayudar a evitar que los niños franceses fueran forzados a ir a campos de trabajo alemanes.

Más tarde se informó de que había salvado la vida de más de 70 niños judíos haciéndose pasar por líder de los Boy Scouts y acompañándolos a la relativa seguridad de Suiza.

Tras la liberación de Francia, Marceau se unió a las Fuerzas Francesas Libres bajo el mando de Charles de Gaulle y, gracias a su dominio de los idiomas francés, inglés y alemán, trabajó como oficial de enlace con el ejército del general estadounidense George Patton.

También entretuvo a las tropas francesas con rutinas de mimo, que más tarde transformó en su famoso Bip the Mime.

Bea Arthur

Hasta su muerte en 2009, Bea Arthur negó haber participado en la Reserva Femenina del Cuerpo de Marines de Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, tal y como revelaron Smoking Gun y TIME en 2010, los registros militares demuestran que Arthur, de hecho, sirvió durante 30 meses como mecanógrafa y conductora de camiones.

Los documentos revelan que Bernice Frankel (el nombre de nacimiento de las estrellas de las Chicas de Oro) se alistó en 1943 a la edad de 21 años. Durante su etapa como mecanógrafa y conductora de camiones, ascendió rápidamente de soldado raso a cabo y a sargento primero. Estuvo destinada en estaciones aéreas del Cuerpo de Marines y de la Marina, tanto en Carolina del Norte como en Virginia.

Como parte del proceso de alistamiento inicial, Arthur participó en una serie de entrevistas para las hojas de “evaluación de la personalidad” requeridas. La describieron como “discutidora” y “demasiado agresiva”.

En una nota manuscrita concreta, el entrevistador de los marines escribió: “Ofensiva, pero probablemente una buena trabajadora, si se sale con la suya”. “

Por desgracia, en septiembre de 1945, Arthur fue licenciada con honores, pero no por su supuesto comportamiento “agresivo”.

Según un único “informe de mala conducta” en su expediente, Arthur contrajo una enfermedad venérea que la dejó “incapacitada para el servicio” durante cinco semanas a finales de 1944.

Al parecer, esto marcó el final de la breve etapa militar de Arthur, que negó con vehemencia en las entrevistas hasta su fallecimiento.

Mel Brooks

Nacido como Melvin Kaminsky, el futuro Mel Brooks, comediante extraordinario, se alistó nada más salir del instituto en 1944, a la edad de 17 años.

Al obtener una alta calificación en las pruebas de inteligencia, Brooks fue colocado en el Programa de Entrenamiento Especializado del Ejército (ASTP) para que le enseñaran ingeniería militar, equitación y manejo de sables.

Fue enviado a Europa en junio de ese año con el 1104º Grupo de Combate de Ingenieros y participó en la Batalla de las Ardenas. (Más tarde diría a los periodistas que no estuvo cerca de lo peor de la acción).

Desembarcó en Normandía y avanzó con las fuerzas aliadas por Francia, Bélgica, los Países Bajos y Alemania. La unidad de Brooks levantó el primer puente sobre el río Roer y construyó otros sobre los ríos Rin y Weser.

Brooks y su unidad se enfrentaron a intensos bombardeos y al fuego de los francotiradores para construir puentes, limpiar las carreteras de escombros y desactivar las minas terrestres, siendo esta última la principal responsabilidad de Brooks.

Aunque siempre estaba por delante de las líneas del frente aliado, siempre estuvo en la línea de fuego y, en ocasiones, tuvo que luchar como infantería.

Fue licenciado como cabo después de la guerra y encontró una carrera en la comedia, que incluyó su éxito de 1967 Los productores, y la memorable canción principal de la película, “Springtime for Hitler”.

Más tarde bromeó. “Yo era un ingeniero de combate. ¿No es ridículo? Las dos cosas que más odio en el mundo son el combate y la ingeniería”.

Hugh Hefner

Tras graduarse en el instituto en 1944, Hugh Hefner se alistó en la guerra como empleado de infantería. Durante el entrenamiento básico recibió una insignia de tiro por su excelente puntería en el uso de un rifle M1 y se graduó en la “universidad de los asesinos” esquivando granadas reales.

Mientras estaba destinado en el Campamento Adair en Salem, Oregón, y en el Campamento Pickett en Virginia, Hefner se dedicó a dibujar caricaturas para los periódicos del ejército, poniendo en práctica sus tendencias periodísticas.

Sirvió un total de dos años en el ejército estadounidense como no combatiente y fue relevado de sus funciones en 1946.

Aunque Hefner no llegó a entrar en acción, su trabajo como escritor y dibujante en el periódico cimentó su pasión por el periodismo como carrera. En 1949 se graduó en la Universidad de Illinois en Urbana Champaign con una licenciatura en psicología y una doble especialización en escritura creativa y arte.

Tony Bennett

El legendario cantante fue llamado a filas en 1944 y fue asignado a la 63ª División de Infantería destinada a Francia y Alemania. Fue allí donde Tony Bennett vio el combate urbano cuando su unidad (apodada la “División Sangre y Fuego”) recibió la orden de buscar -y acorralar- a los rezagados nazis en las ciudades alemanas bombardeadas.

Bennett ascendió en el escalafón hasta llegar a cabo, título del que fue despojado más tarde tras ser degradado de nuevo a soldado raso.

¿El motivo? Bennett utilizó un “lenguaje salado” al defender a un amigo negro de su unidad de un fanático del grupo. Como castigo, se le asignó brevemente la tarea de desenterrar fosas comunes para preparar los cuerpos de los soldados aliados para su envío a casa. No era una tarea envidiable.

Después de este encuentro con el racismo, y de su ayuda en la liberación de un campo de concentración judío en Landsberg, Alemania, Bennett se convirtió en un pacifista de por vida.

Sin embargo, fue durante este periodo en el ejército cuando Bennett tuvo su primera oportunidad real de cantar y actuar para el público como miembro de la banda militar. Casi al final de la guerra fue trasladado a los servicios especiales y terminó la guerra recorriendo el resto de Europa.

Leslie Howard

A menudo olvidamos que el actor británico Leslie Howard murió pocos años después del gigantesco éxito de “Lo que el viento se llevó” (1939). Tras interpretar a Ashley Wilkes, el objeto de los afectos de Scarlett O’Hara (Vivien Leigh) y Melanie Wilkes (Olivia de Havilland), la carrera de Howard estaba en alza.

Pero, trágicamente, Howard murió el 1 de junio de 1943, a la edad de 50 años, a bordo del condenado vuelo 777 de BOAC, una aerolínea civil que viajaba de Lisboa (Portugal) a Bristol (Inglaterra). Fue derribado por ocho Junkers Ju 88 alemanes y cayó en picado en el Golfo de Vizcaya. Murieron las 17 personas que iban a bordo.

Hasta el día de hoy abundan las teorías de la conspiración sobre el motivo por el que este avión Douglas DC-3 en concreto fue el objetivo y el cañón del cielo. Algunos afirman que los alemanes creían que el primer ministro británico Winston Churchill estaba a bordo (tenía previsto regresar de Lisboa ese mismo día, pero en un vuelo diferente). Otros creen que varios pasajeros, incluido Howard, eran en realidad espías británicos.

Antes de su muerte, Howard había participado activamente en la propaganda antialemana y había producido películas en apoyo del esfuerzo bélico. De hecho, había dado conferencias en España y Portugal para promover su película de guerra, The Lamp Still Burns. Durante mucho tiempo se susurró que estaba involucrado en la inteligencia británica.

Según Leslie Howard: The Man Who Gave A Damn, un documental de 2016 sobre la vida y la trágica muerte de Howard, los archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores relacionados con el vuelo 777 de BOAC siguen marcados como clasificados.

Esto ha llevado a muchos a especular que Bletchley Park (que produjo inteligencia secreta durante la guerra) pudo haber interceptado los planes alemanes para atacar el avión, pero decidió no dejar que lo supieran para no despertar las sospechas alemanas y revelar que sus máquinas de codificación Enigma habían sido descifradas.

El novelista y locutor JB Priestley dio la noticia de la muerte de Howard en la BBC: “La guerra se ha cobrado otra víctima. El escenario y la pantalla han perdido a un artista desinteresado, y millones de nosotros hemos perdido a un amigo”.

Clark Gable

El 7 de diciembre de 1941, los japoneses bombardearon Pearl Harbor, empujando a Estados Unidos a la guerra. Más de un mes después, el 16 de enero de 1942, la esposa de Gable, la actriz Carole Lombard, murió en un accidente de avión cuando regresaba a su casa después de un acto de entrega de bonos de guerra en su estado natal, Indiana. Gable voló a Las Vegas para reclamar los cuerpos de su esposa y su suegra, Bess Peters.

Estas dos tragedias, una detrás de otra, sacudieron a Gable hasta el fondo y decidió alistarse en el ejército para mantenerse ocupado como mecanismo de superación.

Sin embargo, a los 40 años, Gable fue considerado demasiado viejo para el servicio militar. Envió un telegrama al presidente Franklin D. Roosevelt solicitando una asignación para ayudar en el esfuerzo de guerra. La respuesta de Roosevelt: “Quédate donde estás”.

Gable hizo caso omiso de las órdenes del presidente y se alistó como voluntario en las Fuerzas Aéreas del Ejército, asistió a un programa de escuela de candidatos a oficiales de 13 semanas de duración y fue entrenado como fotógrafo y artillero aéreo.

El actor se presentó en la Base Aérea del Ejército de Biggs, en Texas, el 27 de enero de 1943, para acompañar a la 351ª Unidad de Bombas a Inglaterra. Iba a dirigir una unidad cinematográfica de seis personas.

Gable pasó la mayor parte del año en Inglaterra, volando en cinco misiones de combate como observador-cazador -más tarde ganaría la Medalla Aérea y la Cruz de Vuelo Distinguida por estas misiones.

A finales de 1943, Gable regresó a Estados Unidos para editar su película Combat America. Al año siguiente fue ascendido a mayor y finalmente fue relevado del servicio activo el 12 de junio de 1944, debido a su edad.

Se rumoreaba que Adolf Hitler era un gran admirador de Clark Gable y que había ofrecido una considerable recompensa a quien pudiera capturar vivo al suave y bigotudo actor y llevarlo a Berlín.

Kirk Douglas

Según su autobiografía de 1988, The Ragman’s Son, Kirk Douglas (nacido Issur Danielovitch) no superó la prueba psicológica y se le negó la posibilidad de alistarse en las Fuerzas Aéreas estadounidenses.

Como no se conformó con la noticia, Douglas se alistó en la Marina de los Estados Unidos y fue aceptado, a pesar de su mala vista.

Fue asignado a la patrulla antisubmarina en el Pacífico, donde actuó como oficial de comunicaciones. Fue dado de baja médica en 1944 por una lesión no especificada.

Paul Newman

¿Sabías que Paul “Ojos Azules” Newman era daltónico? Por este motivo, fue rechazado para su ansiado papel de piloto en las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos.

Tras graduarse en el instituto en 1943, Newman fue enviado a la formación básica, donde se cualificó como radiomán y artillero de asiento trasero para bombarderos torpederos. Fue en 1944 cuando Newman fue enviado a Barbers Point, en Hawai, donde se formó como piloto de reemplazo para escuadrones de bombarderos torpederos.

Más tarde, Newman recibió un encargo a bordo del malogrado USS Bunker Hill, que participó en la batalla de Okinawa en 1945. En un giro del destino, el piloto de Newman tenía una infección en el oído y fueron retirados de la campaña. De no haber sido por esto, habrían formado parte de las bajas masivas.

En 1946, Newman fue licenciado con honores y recibió la medalla de la Campaña del Área Americana, la medalla de Buena Conducta y la medalla de la Victoria de la Segunda Guerra Mundial.


Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍