La Batalla de Odesa

La Batalla de Odesa fue una batalla en el suroeste de Ucrania durante la Operación Barbarroja alemana. Los combates en torno a Odesa fueron principalmente entre las tropas rumanas, reforzadas por partes del 11º Ejército de la Wehrmacht alemana, y las unidades soviéticas. Inicialmente estaban formados por el 9º Ejército y el Ejército Costero Independiente formado más tarde, el 20 de julio de 1941, reforzado por buques de la Flota del Mar Negro. La batalla de Odesa duró desde el 5 de agosto hasta el 16 de octubre de 1941, retrasando de forma decisiva el avance del Eje en la parte sur del Frente Oriental.

Antecedentes

Tras la conclusión de los combates en Besarabia en el curso de la empresa Barbarossa, las tropas alemanas y rumanas habían alcanzado y en algunos lugares cruzado el Dniéster a mediados de julio de 1941. El 27 de julio, Adolf Hitler envió una carta al dictador rumano, el mariscal Antonescu, en la que le invitaba a participar en la continuación de las operaciones en Ucrania y le ofrecía la perspectiva de la zona entre el Dniéster y el Bug del Sur (más tarde Transnistria).

A principios de agosto, el 4º Ejército rumano comenzó a cruzar el Dniéster con la misión de capturar la ciudad de Odesa. Los rumanos al mando del general Ciupercă disponían de siete divisiones y una brigada para este fin.

En el lado soviético, se oponía el Ejército de la Costa bajo el mando de Georgi Sofronov, formado el 20 de julio, que al comienzo de los combates contaba con tres divisiones de fusileros (25ª, 51ª y 150ª) y una división de caballería. El superior 9º Ejército (General Cherevichenko) del Frente Sur al principio de la guerra ya estaba en retirada detrás del Bug. Gran parte de la población de Odesa había sido evacuada desde finales de julio con la ayuda de la Flota del Mar Negro.

El 3 de agosto, el 4º Ejército rumano comenzó su avance a través del bajo Dniéster, el V Cuerpo forzó el cruce entre Tighina y Dubăsari. Además, el mariscal Budjonny transfirió la 30ª División de Fusiles del 9º Ejército al Ejército de la Costa el 6 de agosto. No obstante, el general Sofronov abogó por la evacuación de sus tropas de Odesa, pero fue superado en la votación.

El ejército costero recibió el apoyo sostenido de la Flota del Mar Negro bajo el mando del almirante Oktyabrsky, que aportó tropas adicionales, incluyendo marines, como refuerzo. 100.000 habitantes de la ciudad participaron en la preparación de la defensa. En poco tiempo, se construyeron tres líneas defensivas, así como 250 barricadas en la propia Odesa.

Transcurso

Entre el 5 y el 8 de agosto, se produjeron combates en los amplios accesos a la ciudad de Odesa. Después, los soviéticos se retiraron al anillo defensivo exterior. Esto fue a 20 o 25 kilómetros de la ciudad. Sólo un día después, la 1ª División Panzer rumana rompió la primera línea de defensa y continuó presionando hacia el segundo anillo.

El 13 de agosto se rompieron las líneas soviéticas al este de la ciudad y Odesa quedó así completamente rodeada por tierra. Las tropas de tanques rumanas sufrieron grandes pérdidas en el proceso, ya que sólo actuaron en pequeños grupos y por separado de su propia infantería, o mal acompañados.

Tras el cerco de la ciudad, la ofensiva del mariscal Antonescu continuó el 16 de agosto. El día 17, las tropas rumanas capturaron las reservas de agua de Odesa. Los repetidos contraataques soviéticos fueron rechazados en el proceso. En la noche del 18 de agosto, los torpederos de la marina rumana dañaron un destructor soviético.

Las fuerzas aéreas también intervinieron repetidamente en los combates de las fuerzas terrestres, intentaron cortar el tráfico marítimo hacia y desde Odessa y destruyeron un tren blindado soviético el 20 de agosto. El 19 de agosto se formó el Distrito de Defensa de Odesa, comandado por el contralmirante Gavrill Zhukov, comandante de la Base Naval de Odesa. Al día siguiente, el general Petrov fue nombrado comandante de la 25ª División de Fusileros de Chapaevsk, que junto con la 95ª División de Fusileros (general de división Vorobyev) soportó el peso de la defensa.

El 20 de agosto, las fuerzas del Eje iniciaron una nueva ofensiva con 17 divisiones y 7 brigadas concentradas alrededor de la ciudad:

  • III Cuerpo, General de División Vasile Atanasiu (2ª, 3ª, 7ª y 11ª Divisiones de Infantería)
  • I Cuerpo de Ejército, General de División Teodor Ionescu (1ª Guardia y 21ª División de Infantería)
  • IV. Cuerpo, General Constantin Sănătescu (8ª y 14ª División de Infantería)
  • V. Cuerpo, General de División Aureliano Sion (1ª, 4ª, 13ª y 15ª Divisiones de Infantería)
  • XI. Cuerpo, Constantin Constantinescu (6ª, 10ª y 21ª Divisiones de Infantería)
  • Reserva: 5ª Infantería, 1ª Guardia de Fronteras y 1ª División Blindada, 9ª Brigada de Caballería

Tras un mes de combates, los rumanos se acercaron a 10 ó 14 km de Odessa. Entre el 5 y el 24 de agosto, los ataques del 4º Ejército rumano ya habían causado 27.307 hombres (5.329 muertos, 18.600 heridos y 3.378 desaparecidos) en bajas. El 24 de agosto, la principal línea defensiva del Ejército Rojo en Kagarlyk había retrocedido hacia Karstal. La artillería rumana pudo bombardear el puerto de la ciudad desde sus posiciones.

Entre el 28 y el 30 de agosto se produjo un contraataque soviético que hizo retroceder a los atacantes y sólo les devolvió la iniciativa el último día. El pueblo de Kubanka fue liberado temporalmente. Durante el nuevo ataque de los invasores, las tropas soviéticas fueron rodeadas en Vakarzhany y derrotadas el 3 de septiembre. Una ofensiva lanzada el 12 de septiembre tuvo que ser abandonada sólo dos días después porque la artillería alemana y rumana carecía de munición.

Debido a que los ataques al mando del teniente general Ciuperca no lograron penetrar a pesar de la fuerte superioridad, fue sustituido por el general Iosif Iacobici el 10 de septiembre. El 22 de septiembre, las fuerzas soviéticas, reforzadas repetidamente desde el mar, lanzaron un contraataque. Las fuerzas del Eje retrocedieron entre 5 y 8 km y dos batallones rumanos fueron aplastados.

Tras la irrupción de los alemanes en Crimea el 29 de septiembre de 1941 bajo el mando del general Erich von Manstein y la amenaza a la cuenca del Donets y Sebastopol, el Alto Mando soviético decidió evacuar Odesa. Del 1 al 16 de octubre, 86.000 miembros del Ejército Rojo fueron evacuados para proteger la península de Crimea, así como 15.000 habitantes por la Flota del Mar Negro. Las fuerzas aéreas rumanas realizaron ataques de interferencia contra la flota de evacuación. El 16 de octubre, las fuerzas del Eje entraron en Odessa.

Pérdidas y consecuencias

El 4º Ejército rumano perdió 92.545 hombres en los combates alrededor de Odessa, de los cuales 17.729 murieron, 63.345 fueron heridos y 11.471 desaparecieron. Según sus propias cifras, el Ejército Rojo perdió 41.000 hombres (16.500 de ellos muertos y desaparecidos).

Las unidades del Ejército Rojo evacuadas por la Flota del Mar Negro fueron destruidas casi por completo más adelante en la guerra durante la ocupación de Crimea y la correspondiente batalla de Sebastopol.

Entre el 22 y el 24 de octubre de 1941 tuvo lugar aquí la masacre de Odessa, en la que fueron asesinados entre 25.000 y 35.000 judíos en represalia por la explosión de una bomba en el cuartel general de Rumanía.

En las catacumbas de Odesa, los partisanos soviéticos lucharon contra los ocupantes rumanos y alemanes hasta la liberación de Odesa el 10 de abril de 1944.

Odessa permaneció bajo ocupación rumana hasta abril de 1944.

Medalla de honor especial

El 22 de diciembre de 1942, el Alto Mando soviético concedió una medalla de honor a los defensores de la ciudad. El 1 de mayo de 1945, Odesa fue proclamada Ciudad Héroe y desde entonces se le permitió llevar la Orden de Lenin y una estrella dorada en el escudo de la ciudad. Con motivo del 20º aniversario de la victoria sobre el fascismo, el 8 de mayo de 1965 apareció una serie de sellos con la ciudad como motivo.