USS Missouri BB-63

El Missouri, el último acorazado construido por Estados Unidos, fue bautizado por la hija del senador Harry Truman, Mary Margaret Truman. Realizó sus pruebas frente a Nueva York, Estados Unidos.

El 11 de noviembre de 1944, zarpó de Norfolk, Virginia, con destino a San Francisco, California, para su acondicionamiento final a través del Canal de Panamá. Una vez terminado, zarpó de San Francisco hacia Pearl Harbor el 14 de diciembre, llegando 10 días después. El 2 de enero de 1945, partió de Hawai hacia las Islas Ulithi de las Islas Carolinas, donde se convirtió en el buque insignia de la Fuerza de Tarea 58 del Vicealmirante Marc A. Mitscher.

Los cañones principales del Missouri eran nueve cañones navales Mark 7 de 16 pulgadas (406 mm)/calibre 50, capaces de enviar proyectiles de más de 1.200 kilos a una distancia de 35 kilómetros. Como apoyo a las armas principales había diez cañones navales Mark 12 de 5 pulgadas (127 mm)/38 de calibre, con un alcance de 9 millas. A bordo del acorazado había también un total de 129 cañones antiaéreos, lo que lo convertía en un elemento formidable en una pantalla antiaérea para los portaaviones.

El 27 de enero de 1945, el Missouri fue desplegado con el grupo Lexington de la Fuerza de Tarea 58, protegiendo al portaaviones mientras éste bombardeaba las islas japonesas. A partir del 19 de febrero, junto con otros buques de guerra, proporcionó apoyo con cañones navales para la batalla de Iwo Jima. La Task Force 58 regresó a Ulithi el 5 de marzo, y después de esa fecha el Missouri fue asignado al grupo Yorktown.

El 14 de marzo, partió de Ulithi con el grupo Yorktown para realizar ataques aéreos contra instalaciones aéreas y navales en la costa del Mar Interior y el suroeste de Honshu, Japón, que comenzaron el 18 de marzo. Durante esta operación, los cañones antiaéreos del Missouri derribaron cuatro aviones japoneses. El 22 de marzo, el grupo de trabajo regresó a Ulithi. El 24 de marzo, el Missouri y otros buques de guerra bombardearon la costa sureste de Okinawa para preparar la invasión.

El 1 de abril permaneció en la zona durante la operación de desembarco para prestar apoyo naval. El 11 de abril fue atacado por un avión de ataque especial que volaba a baja altura, y los artilleros antiaéreos no lograron derribar al atacante. El avión se estrelló contra el acorazado por el lado de estribor, justo por debajo del nivel de la cubierta principal. El ala de estribor del avión salió despedida hacia delante, provocando un incendio de gasolina en el cañón de 5 pulgadas nº 3, mientras que el cuerpo del piloto salió despedido justo a popa de una de las bañeras del cañón antiaéreo de 40 mm.

Kamikaze (arriba a la izquierda) momentos antes de impactar contra el Missouri.
USS Missouri Memorial Association, dominio público, más detalles en Wikimedia Commons

Los daños en el barco fueron sólo superficiales. El comandante del Missouri, el capitán William M. Callaghan, proporcionó respetuosamente un entierro en el mar con honores militares para el piloto enemigo en contra de la recomendación de algunos de sus oficiales y marineros. El 16 de abril, otro avión de ataque especial se lanzó contra el acorazado; esta vez, el atacante no logró alcanzarlo y cayó justo a popa, causando sólo daños menores por choque y fragmentos.

 A las 23:05 del 17 de abril de 1945, detectó un submarino japonés a 22 km de su posición; su informe dio lugar a una caza antisubmarina que acabó hundiendo al submarino I-56. El 5 de mayo zarpó de la zona de Okinawa rumbo a Ulithi, donde llegó el 9 de mayo. Inmediatamente se dirigió al puerto de Apra, Guam, Islas Marianas, llegando el 18 de mayo.

En la tarde del 18 de mayo de 1945, el almirante William F. Halsey, Jr. de la 3ª Flota de la Armada de EE.UU. rompió su bandera a bordo del Missouri. Partió de Guam el 21 de mayo para bombardear Okinawa el 27 de mayo, Kyushu (Japón) el 8 de junio y Leyte (Islas Filipinas) el 13 de junio. El 8 de julio, navegó con los portaaviones de la 3ª Flota, protegiéndolos mientras sus aviones atacaban Honshu y Hokkaido, Japón, el 13 y 14 de julio. El 15 de julio, atacó con sus cañones las instalaciones de la Nihon Steel Company y la Wanishi Ironworks en Muroran, Hokkaido.

Durante las noches del 17 y 18 de julio bombardeó varios objetivos costeros en Honshu. Permaneció frente a Japón, realizando tareas de bombardeo y control antiaéreo hasta el 9 de agosto, día en que Nagasaki fue alcanzada por la segunda bomba atómica. La tripulación del Missouri recibió la noticia extraoficial de que Japón estaba a punto de capitular a las 20:54 del 10 de agosto de 1945. El anuncio oficial de la rendición para la tripulación llegó el 15 de agosto.

Marineros y oficiales aliados observan al general del ejército Douglas MacArthur firmar documentos durante la ceremonia de rendición a bordo del acorazado Missouri el 2 de septiembre de 1945. La rendición incondicional de los japoneses ante los Aliados puso fin oficialmente a la Segunda Guerra Mundial.
United States Navy, Douglas MacArthur signs formal surrender, dominio público, más información en Wikimedia Commons

El 16 de agosto de 1945, el comandante de la flota británica del Pacífico, el almirante Sir Bruce Fraser, subió a bordo del acorazado para conceder a Halsey la Orden del Caballero del Imperio Británico. El 21 de agosto, envió una partida de 200 hombres al acorazado Iowa para que realizara un servicio temporal con la fuerza de ocupación inicial para Tokio. En la madrugada del 29 de agosto, entró en la bahía de Tokio.

El 2 de septiembre de 1945, Missouri recibió a altos cargos militares de las naciones aliadas para la ceremonia oficial de rendición. A las 0843, llegó el Comandante Supremo de las Potencias Aliadas, el General del Ejército Douglas MacArthur.

A las 08:56, llegaron el Ministro de Asuntos Exteriores japonés Mamoru Shigemitsu y otros representantes. La ceremonia de rendición comenzó a las 09:02 ante dos banderas americanas; una de ellas había ondeado en el mástil del barco del Comodoro Matthew Perry cuando llegó a Edo (actual Tokio) el 8 de julio de 1853, y la otra era la bandera del mástil del Missouri. La ceremonia terminó a las 09:30.

En la tarde del 5 de septiembre de 1945, Halsey transfirió su bandera al acorazado South Dakota, y a primera hora del día siguiente el Missouri partió de la bahía de Tokio con la misión de llevar personal estadounidense desde Guam a Pearl Harbor, como parte de la Operación Alfombra Mágica.

Llegó a Pearl Harbor el 20 de septiembre y llegó a Nueva York el 23 de octubre de 1945. Como buque insignia del Almirante Jonas Ingram, al mando de la Flota Atlántica de la Armada de los EE.UU., recibió al Presidente Harry Truman para las ceremonias del Día de la Armada el 27 de octubre.

Después de una revisión en el astillero de la Armada de Nueva York y un crucero de entrenamiento a Cuba, el Missouri recibió los restos del Embajador de Turquía en los Estados Unidos Mehmet Munir Ertegun y lo entregó a Estambul, llegando el 5 de abril de 1946. Entre el 10 y el 26 de abril visitó la bahía de Phaleron, en el Pireo, Grecia, antes de regresar a los Estados Unidos.

El 13 de diciembre, mientras realizaba ejercicios en el Atlántico Norte, un proyectil de estrella golpeó accidentalmente el barco, pero no causó daños ni lesiones. El 30 de agosto de 1947, llegó a Río de Janeiro, Brasil, como símbolo del poderío naval estadounidense en la Conferencia Interamericana para el Mantenimiento de la Paz y la Seguridad del Hemisferio; el 2 de septiembre, recibió al Presidente Truman tras la firma del Tratado de Río. El 7 de septiembre, llevó a Truman y a su familia a Norfolk, Virginia, Estados Unidos. Entre el 23 de septiembre de 1947 y el 10 de marzo de 1948 entró en los astilleros de la Marina de Nueva York para ser revisado.

Entre marzo de 1948 y septiembre de 1949, cuando entró en el astillero naval de Norfolk para su revisión, realizó cruceros de entrenamiento y participó en ejercicios. En la mañana del 17 de enero de 1950, al salir del Astillero Naval de Norfolk después de la revisión, encalló accidentalmente frente a Hampton Roads cerca de Old Point Comfort y sufrió daños. Fue reflotado el 1 de febrero y reparado poco después.

A finales de la década de 1940, la Marina de los Estados Unidos desmanteló un gran número de buques, pero el Missouri sobrevivió a la reducción. Se debió en gran medida a Truman, que intervino debido a su afición por el acorazado, en el que había viajado varias veces, y al hecho de que su hija lo había bautizado.

Durante la Guerra de Corea, el Missouri fue enviado el 19 de agosto de 1950 y llegó al oeste de Kyushu el 14 de septiembre para convertirse en el buque insignia del contralmirante A. E. Smith. Junto con el crucero Helena y dos destructores, bombardeó Samchok el 15 de septiembre como apoyo indirecto al desembarco de Inchon. Entre el 10 y el 14 de octubre, fue el buque insignia del contralmirante J. M. Higgins, comandante de la División de Cruceros 5.

El USS Missouri en el puerto de Inchon (Corea).
Air and Space Museum No. 306-FS-237-2, dominio público, más información en Wikimedia Commons

El 14 de octubre, en Sasebo, Japón, se convirtió en el buque insignia del Vicealmirante A. D. Struble, comandante de la 7ª Flota. Entre el 22 y el 26 de octubre bombardeó posiciones enemigas en las zonas de Chonjin y Tanchon, y luego protegió a los portaaviones cerca de Wonsan.

El 23 de diciembre, como reacción a la sorprendente participación china en la guerra de Corea, el Missouri se trasladó a las proximidades de Hungnam para proporcionar apoyo de fuego de artillería hasta que la 3ª División estadounidense pudiera ser evacuada por mar en el transcurso de los dos días siguientes. Permaneció cerca de Corea hasta el 19 de marzo de 1951. El 24 de marzo zarpó hacia Yokosuka, Japón, y el 28 de marzo estaba de regreso a casa.

El Missouri llegó a Norfolk, Virginia, el 27 de abril y se convirtió en el buque insignia del contralmirante James L. Holloway, Jr. el comandante de la Fuerza de Cruceros de la Flota Atlántica de la Marina de los Estados Unidos. Realizó dos ejercicios de entrenamiento en el norte de Europa en el verano de 1951.

El 18 de octubre de 1951, entró en el astillero naval de Norfolk para una revisión que duró hasta el 30 de enero de 1952. Llevó a cabo misiones en aguas nacionales, y el 4 de agosto volvió a entrar en Norfolk para su ajuste, con el fin de realizar un segundo viaje a Corea.

Saliendo de Hampton Roads, Virginia, el 11 de septiembre de 1952, el Missouri llegó a Yokosuka, Japón, el 17 de octubre, convirtiéndose en el buque insignia del vicealmirante Joseph J. Clark, comandante de la 7ª Flota. El 19 de octubre, proporcionó apoyo de fuego de artillería contra objetivos enemigos en el área de Chaho-Tanchon, Chongjin, y el área de Tanchon-Sonjin.

Entre el 25 de octubre de 1952 y el 2 de enero de 1953, atacó posiciones enemigas en Chaho, Wonsan, Hamhung y Hungnam. El 23 de enero de 1953, recibió al comandante en jefe de las Naciones Unidas, el general estadounidense Mark W. Clark, y al almirante británico Sir Guy Russell. En febrero y marzo atacó Wonsan, Tanehon, Hungnam y Kojo en la costa oriental de Corea. Tras la última misión de apoyo al fuego en Kojo, el 25 de marzo, zarpó hacia Yokosuka y regresó a Norfolk, donde llegó el 4 de mayo.

En Norfolk, Virginia, el Missouri se convirtió en el buque insignia del contralmirante E. T. Woolridge, comandante de los acorazados y cruceros de la Flota Atlántica de la Armada estadounidense, el 14 de mayo de 1953. Realizó varios ejercicios de entrenamiento entre junio de 1953 y junio de 1954, y luego zarpó hacia California, Estados Unidos, para ser desactivado. El 26 de febrero de 1955 fue dado de baja en los astilleros navales de Puget Sound. Mientras estuvo inactivo durante los siguientes 30 años, sirvió como barco museo que recibió 180.000 visitantes al año.

En 1984, el Missouri fue reactivado cuando el Presidente Ronald Reagan y el Secretario de la Marina John F. Lehman impulsaron la creación de una Marina estadounidense de 600 buques. Fue modernizado en el astillero naval de Long Beach, lo que supuso la retirada de sus cañones antiaéreos Oerlikon de 20 mm, sus cañones antiaéreos Bofors de 40 mm y dos de los soportes de los cañones de 5 pulgadas.

En su lugar, se instalaron cuatro Phalanx CIWS (sistema de armas para la defensa antimisiles de corto alcance), ocho lanzadores de caja blindada (con 32 misiles BGM-109 Tomahawk) y cuatro lanzadores de célula cuádruple MK 141 (con 16 misiles antibuque AGM-84 Harpoon). Para los observadores, los aviones de hélice de la época de la Segunda Guerra Mundial y los helicópteros de la época de la Guerra de Corea fueron sustituidos por ocho vehículos aéreos no tripulados RQ-2 Pioneer controlados a distancia.

Además, se instalaron sistemas de control de fuego y radares de última generación. Cuando se volvió a poner en servicio el 10 de mayo de 1986 en San Francisco, California, estaba tan avanzado que el Secretario de Defensa Casper W. Weinberger comentó que el Missouri simbolizaba el «renacimiento del poder marítimo estadounidense». El acorazado dio la vuelta al mundo, visitando Australia, Egipto, Turquía, Italia, España, Portugal y Panamá, convirtiéndose en el primer acorazado en circunnavegar el globo en 80 años.

En 1987 fue reequipado con lanzagranadas de 40 mm y cañones de cadena de 25 mm, y el 25 de julio de 1987 fue enviado a participar en la Operación Earnest Will para escoltar a los petroleros kuwaitíes en el Golfo Pérsico contra las amenazas iraníes. Regresó a Estados Unidos a principios de 1988 a través de los océanos Índico y Pacífico. A mediados de 1988, realizó ejercicios en aguas hawaianas con fuerzas militares de Estados Unidos, Australia, Canadá y Japón. En 1989, visitó Pusan, en la República de Corea. En 1989 y 1990, participó en ejercicios con naciones amigas, al igual que en 1988.

El 2 de agosto de 1990, Irak invadió Kuwait, iniciando la Primera Guerra del Golfo. Las fuerzas americanas se desplegaron en Arabia Saudí a mediados de agosto por orden del presidente George H. W. Bush, y el Missouri partió hacia el Golfo Pérsico desde el muelle 6 de Long Beach, California, Estados Unidos, el 13 de noviembre, llegando a Hormuz el 3 de enero de 1991.

A partir de la 01:40 del 17 de enero de 1991, comenzó su función como plataforma de misiles, disparando 28 misiles Tomahawk contra objetivos iraquíes en el transcurso de los cinco días siguientes. El 29 de enero de 1991, bombardeó con sus armas primarias un búnker de mando y control iraquí cerca de la frontera con Arabia Saudí, lo que constituyó la primera operación de apoyo de fuego naval de la Primera Guerra del Golfo y la primera vez que disparaba sus armas primarias de 16 pulgadas desde marzo de 1953, durante la Guerra de Corea.

A partir de la noche del 3 de febrero, bombardeó las defensas de playa iraquíes en Kuwait, disparando 112 rondas de sus armas primarias durante los tres días siguientes hasta que fue relevado por su buque gemelo Wisconsin. Disparó 60 rondas frente a Khafji el 11 y 12 de febrero, y luego otras 133 rondas durante las operaciones de desembarco en las playas kuwaitíes el 23 de febrero.

Esta última acción fue desafiada por dos misiles iraquíes HY-2 Silkworm; uno falló, y el otro fue interceptado por misiles GWS-30 Sea Dart lanzados por el destructor de defensa aérea británico Gloucester. El 25 de febrero de 1991, sufrió daños en un incidente de fuego amigo en el que el arma Phalanx de la fragata estadounidense Jarrett dañó al Missouri. Las operaciones de combate en Irak superaron el alcance de sus cañones primarios el 26 de febrero, por lo que el 21 de marzo zarpó de vuelta a casa.

El 7 de diciembre de 1991, en el 50º aniversario del ataque a Pearl Harbor, recibió al Presidente Bush durante la ceremonia de conmemoración. El 31 de marzo de 1992, fue dado de baja en Long Beach, California, Estados Unidos. Su último oficial al mando, el capitán Albert L. Kaiss, escribió esta nota en el último plan del día del buque:

Nuestro día final ha llegado. Hoy se escribirá el último capítulo de la historia del acorazado Missouri. A menudo se dice que la tripulación hace el mando. No hay afirmación más cierta… porque es la tripulación de este gran barco la que ha hecho de éste un gran mando. Sois una raza especial de marineros e infantes de marina y estoy orgulloso de haber servido con todos y cada uno de vosotros. A vosotros que habéis hecho el doloroso viaje de poner a dormir a esta gran dama, os doy las gracias. Porque habéis tenido el trabajo más duro. Despedir a un barco que se ha convertido en una parte tan importante de vosotros como vosotros lo sois para él es un triste final para un gran viaje. Pero consuélense con esto: han estado a la altura de la historia del barco y de los que lo navegaron antes que nosotros. Lo hemos llevado a la guerra, lo hemos hecho magníficamente y hemos añadido otro capítulo a su historia, estando al lado de nuestros precursores en la verdadera tradición naval. Que Dios os bendiga a todos.

El Missouri formó parte de la flota de reserva del astillero naval de Puget Sound, en Bremerton, Washington, Estados Unidos, hasta el 12 de enero de 1995, fecha en la que fue eliminado del registro de buques navales.

El 4 de mayo de 1998, el Secretario de la Armada John H. Dalton firmó el contrato de donación que transfería el histórico acorazado a la Asociación Conmemorativa del USS Missouri, sin ánimo de lucro, de Honolulú (Hawai), marcando el camino para que se convirtiera en un buque museo. Fue remolcado a Ford Island, Pearl Harbor, llegando a su destino el 22 de junio de 1998.

El 29 de enero de 1999 se inauguró como buque museo que simbolizaba el final de la Segunda Guerra Mundial en Asia y el Pacífico; estaba a 500 metros del Arizona Memorial en Pearl Harbor, que simbolizaba el inicio de la Guerra del Pacífico. Sin duda, la del Missouri es una historia épica para cualquier amante de la historia militar, ¿o no?

Publicado en Armas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *