T-26

En el periodo de entreguerras, la Unión Soviética adquirió vehículos de fabricación europea para las necesidades de modernización del Ejército Rojo, entre ellos el Vickers de 6 toneladas y los tii A y B, que fueron utilizados y estudiados durante mucho tiempo.

El Vickers dio buenas pruebas de uso y, por tanto, se adquirió la licencia para su producción en el país, comenzando en 1931 la fabricación de los primeros ejemplares, que entraron en servicio con la designación oficial de T-26A.

El primer modelo producido era esencialmente idéntico al análogo VIckers Tipo A, con la única excepción del armamento. En el transcurso de los dos años siguientes, se introdujeron numerosas variantes con cambios principalmente en el armamento y el equipo de radio.

En 1933 el T-26B entró en producción y fue asignado a unidades de caballería, los ejemplares iniciales tenían como armamento principal una pieza de 37 mm pero pronto fue sustituida por un cañón de 45 mm de calibre.

El T-26 era un tanque ligero que se utilizaba principalmente en funciones de apoyo a la infantería.Se utilizó por primera vez de forma operativa durante la Guerra Civil Española y en este frente demostró ser claramente superior a sus oponentes de la época, el Panzer I alemán y el tanque ligero CV 33 italiano.

Posteriormente se empleó en la guerra contra Finlandia, donde los resultados fueron dispares, en parte debido a las terribles condiciones meteorológicas y al terreno intransitable, pero fue en la guerra no declarada contra Japón en 1939 cuando el T-26 obtuvo su momento de gloria.

El Ejército Rojo fue capaz de resistir las embestidas del ejército japonés en Manchuria, especialmente en la batalla de Nomonhan.

Cuando los alemanes lanzaron la Operación Barbarroja, la invasión de la Unión Soviética, se habían fabricado más de 12.000 T-26 y, a pesar de este impresionante número, el Ejército Rojo se vio superado inicialmente.

Los nuevos tanques alemanes Panzer III y Panzer IV eran muy superiores a los T-26, pero sobre todo el ejército alemán demostró ser mucho mejor en el uso de sus vehículos blindados.

Publicado en Armas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *