Scharnhorst

El crucero de batalla Scharnhorst entró en servicio a principios de 1939, pero regresó a los astilleros a mediados de ese año para que le renovaran el mástil principal y la proa, más adecuados para las tareas del Atlántico Norte.

Su primera operación fue un barrido en el pasaje Islandia-Faroes en noviembre de 1939 junto con su buque hermano Gneisenau; hundió al crucero mercante armado británico Rawalpindi.

El 9 de abril de 1940, los dos cruceros hermanos se enfrentaron al crucero de batalla británico Renown, pero el enfrentamiento no fue concluyente.

Dos meses después, ambos hundieron el portaaviones británico Glorious y los destructores que lo escoltaban, Arcasta y Ardent, frente a Noruega, pero el Scharnhorst sufrió daños por torpedo y estuvo en reparación hasta finales de diciembre de 1940.

Tan pronto como se completaron sus reparaciones, se emparejó con el Gneisenau una vez más para asaltar la marina mercante en el Atlántico Norte, pero fue rechazado por el fuerte oleaje.

A principios de 1941 continuó participando en el papel de asaltante, evitando a los buques capitales británicos y a la aviación mientras se aprovechaba de los convoyes ligeramente escoltados en el Atlántico Norte frente a Islandia, Groenlandia y Terranova.

Atracó en Brest, en la costa francesa, el 22 de marzo, tras una exitosa campaña en la que hundió 8 barcos con un total de 49.300 toneladas.

Mientras estaba en Brest, el Scharnhorst y los demás buques alemanes fueron objeto de ataques aéreos británicos, lo que le impidió operar hasta finales de 1941 o principios de 1942.

En febrero de 1942, salió de Brest junto con el Gneisenau y el crucero pesado Prinz Eugen hacia Alemania a través del Canal de la Mancha.

Para vergüenza de los británicos, los buques no pudieron detener la flota; sin embargo, el Scharnhorst y el Gneisenau fueron dañados por las minas.

Los trabajos de reparación y diversos problemas mantuvieron al Scharnhorst en los astilleros hasta marzo de 1943, cuando partió hacia Noruega para realizar ejercicios de entrenamiento.

El 25 de diciembre de 1943 abandonó el puerto bajo el mando del contralmirante Erich Bey para dar caza a los convoyes JW 55B y RA 55A con destino a los puertos del norte de Rusia.

Con la ayuda de descifradores de códigos, el Almirantazgo Británico se enteró de su ubicación aproximada y envió una flota para darle caza.

Una fuerza de tres cruceros formada por el Belfast, el Norfolk y el Sheffield dañó el radar del Scharnhorst antes de que éste se separara del combate.

Esa tarde, el acorazado británico Duke of York y sus escoltas alcanzaron al Scharnhorst y abrieron fuego, dañando una torreta y el hangar en la primera ronda de batalla, luego alcanzaron al Scharnhorst de nuevo para una segunda ronda, esta vez detonando los cargadores del Scharnhorst.

A las 18:20 otra ronda del Duke of York destruyó una sala de calderas, reduciendo su velocidad a unos 22 nudos y dejándolo abierto a los ataques de los destructores.

El Scharnhorst fue perseguido por el Duke of York, el crucero Jamaica y los destructores Musketeer, Matchless, Opportune y Virago.

Tras sufrir una serie de ataques con cañones y torpedos, el acorazado Scharnhorst se hundió en 1945 el 26 de diciembre de 1943. Sólo sobrevivieron 36 personas.

Publicado en Armas