Renault R 35

En 1935, Renault ofreció a la caballería francesa un vehículo con la designación provisional ZM.

Este tanque tenía las características típicas de los tanques diseñados en la época: un tren de rodaje sencillo y robusto, ruedas motrices delanteras, un asiento para el conductor en la parte delantera y un motor trasero

El motor era un motor de gasolina Renault de 4 cilindros y 82 CV que ofrecía un buen rendimiento en terrenos difíciles, pero que apenas era adecuado en carretera.

El vehículo no fue aceptado por la caballería y se ofreció a la infantería con el nombre de Renault R 35, donde fue aceptado y puesto en producción.

El R 35 tenía en general buenas características, pero era el resultado de un error estratégico: el propio concepto de un tanque de infantería de acompañamiento era un remanente de la mentalidad de la Primera Guerra Mundial y de las batallas de trincheras

Mientras que en Alemania los tanques se concentraban en unidades independientes ágiles y rápidas, en Francia (como en todos los demás países del mundo) se distribuían en unidades de infantería. Repartidos, acabaron siendo mucho menos eficaces.

En mayo de 1940 había más de 900 Renault R 35 en el frente, un número considerable en sentido absoluto, pero distribuido entre decenas de unidades de infantería y, por tanto, mucho menos eficaz que los tanques ligeros alemanes.

Tras el armisticio, cientos fueron capturados por los alemanes, que los emplearon directamente o los distribuyeron a los países aliados.

Publicado en Armas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *