Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Napalm

El napalm es un arma incendiaria cuyo ingrediente principal es la gasolina, que se gelifica con ayuda de aditivos. Esto asegura que el napalm se adhiera al objetivo como una masa viscosa y pegajosa y desarrolle un fuerte efecto incendiario. El nombre napalm es una composición de las sílabas iniciales de las sustancias de partida ácido nafténico y ácido palmítico.

F-100 Super Sabre lanzando una carga de Napalm durante un ejercicio militar.
Fuente: Dominio público

Efecto

Incluso las pequeñas salpicaduras de napalm ardiente causan quemaduras graves y de difícil curación en la piel. Debido a sus propiedades hidrofóbicas, el napalm también es difícil de extinguir con agua o de lavar de la piel.

Incluso cuando no es alcanzado directamente, el napalm es extremadamente destructivo para los seres vivos y el material sensible al calor. Dependiendo de su composición, alcanza una temperatura de combustión de 800 a 1200 °C.

Las bombas de napalm, la forma más común de incendiario, son botes de metal llenos de napalm. Los detonadores situados en ambos extremos activan pequeñas cargas explosivas en el momento del impacto, esparciendo el contenido del bote por una amplia zona. El napalm también puede utilizarse con la ayuda de lanzallamas.

Composición

El principio de una masa incendiaria adherida y de combustión lenta se realizó por primera vez a principios de la Edad Media en forma de fuego griego. En los tiempos modernos, los primeros experimentos se realizaron a principios de la Segunda Guerra Mundial con una mezcla de gasolina, jabón blando y polvo de aluminio.

También se probaron mezclas de gasolina y caucho. La receta real del napalm fue desarrollada en 1942 en la Universidad de Harvard por Louis Frederick Fieser.

El napalm pertenece al grupo de los incendiarios a base de petróleo. Hay dos tipos:

  • Napalm convencional: incendiario a base de aceite con jabones de aluminio como agente espesante
  • Napalm-B: incendiario a base de aceite con polímeros como agente espesante

El napalm convencional se compone principalmente de gasolina o parafina. Añadiendo un espesante, principalmente jabones de aluminio (Al(OH) (OOCR’)) de ácidos nafténicos y ácido palmítico, se forma el gel de napalm viscoso y pegajoso.

La concentración del polvo espesante en la gasolina influye en la viscosidad y las propiedades de combustión. Por lo tanto, el napalm de los lanzallamas contiene espesantes en menor cantidad.

Los jabones de aluminio pueden producirse fácilmente, por ejemplo, a partir de hidróxido de aluminio, ácido nafténico y ácido palmítico.

Los ácidos nafténicos son una mezcla técnica de ácidos ciclopentanoicos y ciclohexanoicos alquilados, obtenidos por extracción alcalina del petróleo y acidificación de la solución resultante.

El ácido palmítico puede producirse por saponificación de, por ejemplo, el aceite de coco, y se conoce en forma de su sal sódica como jabón de cuajada.

Los espesadores tienen el código designado M1, M2 y M4 en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos y se caracterizan por las siguientes normas:

Espesante M1

Aceite incendiario, MIL-T-589A, 26 de agosto de 1953

El espesante M1 es una mezcla de jabones de aluminio en la que los ácidos grasos son aproximadamente un 50% de aceite de coco, un 25% de ácido nafténico y un 25% de ácido oleico.

Espesante M2

Aceite incendiario, MIL-T-0903025B, 13 de abril de 1954

El espesante M2 es un polvo blanco de composición similar al M1, pero contiene sílice desgasificada como agente de liberación (antiaglomerante). Un agente desmoldante evita que un polvo se apelmace.

Espesante M4

Aceite incendiario, MIL-T-50009A, 22 de mayo de 1959

El espesante M4 es un polvo fino de isooctanoato de aluminio (bis(2-etilhexanoato) de hidroxilo) y un agente desmoldante. El isooctanoato de aluminio es una sal de aluminio del ácido isooctanoico. La adición de un 2% de Santocel C o de arcilla Attzorb sirvió como agente de liberación.

El Napalm-B, una variante del napalm desarrollada posteriormente, está compuesto por un 50% de poliestireno, un 25% de benceno y un 25% de gasolina ligera. En el Napalm-B, el poliestireno también actúa como espesante del combustible.

El Napalm-B ofrece un mayor poder destructivo y es menos inflamable. El Napalm-B es más viscoso que otros combustibles en gel, lo que mejora la adhesión a las superficies del objetivo y reduce el efecto de la bola de fuego. Arde más que el napalm convencional y desarrolla un olor característico cuando se quema.

Se consigue una adhesión especialmente fuerte utilizando caucho natural o metacrilato de isobutilo como espesante. La adición de polvo de magnesio aumenta la temperatura de combustión. El compuesto ruso para quemar en gel ONP-605 también se adhiere a superficies húmedas y cubiertas de nieve y es adecuado para su uso incluso a bajas temperaturas a partir de -30 °C.

Historia

Segunda Guerra Mundial

Europa

El primer uso documentado de napalm en tiempos de guerra fue en julio de 1943, como parte de la Operación Husky durante el desembarco en Sicilia. Allí, las tropas estadounidenses utilizaron napalm con el lanzallamas M1A1.

El primer ataque aéreo a gran escala con bombas de napalm tuvo lugar el 9 de octubre de 1943 en la planta de montaje de Focke-Wulf cerca de Marienburg. Se utilizaron bombas AN-M47 llenas de napalm y fósforo blanco.

La fábrica quedó casi completamente destruida en este ataque. El siguiente ataque aéreo documentado con napalm tuvo lugar el 14 de octubre de 1943 durante un bombardeo sobre la fábrica de cojinetes de bolas de Schweinfurt.

En este ataque se volvieron a utilizar bombas AN-M47 cargadas con napalm y fósforo blanco. A partir de entonces, el napalm fue utilizado repetidamente en el teatro de guerra europeo por los cazabombarderos como apoyo aéreo cercano.

Otra misión documentada a gran escala (utilizando bombas incendiarias AN-M76 con el espesante PT-1 (pirogel)) fue llevada a cabo por las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos (USAAF) sobre Berlín el 6 de marzo de 1944.

Además, el 14 de julio de 1944, el cazabombardero De Havilland DH.98 Mosquito FB Mk.VI de la Royal Air Force utilizó bombas del mismo tipo contra la 17ª División Panzergrenadier de las SS “Götz von Berlichingen” en Bonneuil-Matours, en represalia por el asesinato de 33 prisioneros de guerra británicos (soldados del Servicio Aéreo Especial).

El 15 de abril de 1945, la USAAF también utilizó napalm sobre la ciudad portuaria de Royan, en la costa atlántica francesa. Para ello, se llenaron los depósitos de combustible adicionales de los bombarderos de combate con sustancias similares al napalm (“gasolina gelificada”) y se lanzaron sobre grandes áreas desde bombarderos B-24.

Royan y la región que rodea la base de submarinos de La Rochelle siguieron en manos de los restos de las tropas alemanas, lejos de la línea del frente, hasta abril de 1945, poco antes de la rendición alemana.

Región del Pacífico

El primer uso registrado de napalm por parte de Estados Unidos contra las tropas japonesas fue en diciembre de 1943 en la batalla de Arawe. En los combates en la isla de Pilelo, las tropas estadounidenses volvieron a utilizar el lanzallamas M1A1 cargado con napalm.

Durante estos combates también se produjeron ataques aéreos con bombas de napalm improvisadas. El primer ataque aéreo a gran escala con bombas de napalm se produjo durante el salto de isla el 15 de febrero de 1944.

Entre el 15 y el 26 de febrero, bombarderos estadounidenses de la 7ª Flota Aérea lanzaron por primera vez municiones de racimo de napalm AN-M69 sobre objetivos en la isla de Pohnpei, en el Pacífico.

El napalm se utilizó entonces en el bombardeo de la ciudad de Tinian (ahora San José) durante la batalla de Tinian el 23 de julio de 1944. Se realizaron más salidas en la batalla de Peleliu en septiembre de 1944 y en la batalla de Iwo Jima.

Del 31 de enero al 15 de febrero de 1945, los bombarderos B-24 Liberator lanzaron 1111 tanques de napalm sobre las posiciones japonesas en Iwo Jima.

A principios de 1945, estaban preparadas suficientes bombas de napalm para los ataques a las ciudades de las principales islas japonesas. Para estos ataques, se iban a utilizar las municiones de racimo de napalm del tipo AN-M69 y AN-M74.

Estas pequeñas bombas pesaban entre 2,8 y 3,7 kg y contenían entre 1,0 y 1,18 kg de napalm. Las pequeñas bombas fueron lanzadas en bombas de racimo y contenedores de racimo.

La serie de devastadores ataques con napalm sobre ciudades japonesas comenzó a principios de 1945, empezando por el ataque a Kōbe el 4 de febrero. Después, las ciudades de Osaka, Kōbe, Yokohama, Tokio, Kawasaki y Nagoya fueron bombardeadas repetidamente con napalm.

En la noche del 9 al 10 de marzo, la 21ª Fuerza Aérea de los Estados Unidos realizó otro ataque aéreo contra Tokio. 334 bombarderos B-29 lanzaron unas 1500 toneladas de bombas de napalm sobre la capital japonesa. 41 km² de zona urbana fueron completamente destruidos.

Según las cifras japonesas, 267.171 casas fueron víctimas de las llamas. 1.008.000 personas se quedaron sin hogar. Oficialmente, las pérdidas se cifran en 83.793 muertos y 40.918 heridos (cf. Air Raids on Tokyo).

En junio de 1945, se habían lanzado más de 34.355 toneladas de bombas de napalm sobre las principales ciudades japonesas, reduciendo a escombros un total de más de 82 km² de superficie urbana. Estados Unidos produjo más de 36.287 toneladas de napalm durante la Segunda Guerra Mundial.

Guerra de Corea

El siguiente uso a gran escala del napalm fue durante la Guerra de Corea. Ya en el primer año de la guerra se utilizaron 30 millones de litros de napalm. Según Jörg Friedrich, se utilizó una cantidad de 32.357 toneladas de napalm en toda la guerra. Los lugares de Chongsong, Chinbo y Kusu-dong fueron destruidos casi por completo con napalm.

Asimismo, las ciudades de Pyongyang, Hoeryong y Hŭngnam también fueron bombardeadas varias veces con napalm. La evaluación de los daños causados por las bombas en la que se basaron las negociaciones del alto el fuego afirmaba que 18 de las 22 ciudades más grandes habían quedado destruidas al menos en su mitad.

Por ejemplo, las dos principales ciudades industriales de Hamhŭng y Hungnam quedaron destruidas en un 80%, Sinŭiju en un 100% y Pyongyang en un 75%. Los ataques aéreos sobre las ciudades fueron realizados por bombarderos B-29 y A-26. Una vez más, se utilizó napalm por medio de bombas de racimo.

Se utilizaron predominantemente municiones de racimo de napalm del tipo AN-M69 y AN-M74. También se utilizaron bombas AN-M47 y AN-M76, que contenían una mezcla de napalm, fósforo y magnesio.

El ataque con napalm más masivo durante la Guerra de Corea fue contra la ciudad de Sinŭiju. El 10 de noviembre de 1950, 79 bombarderos B-29 estadounidenses lanzaron un total de 550 toneladas de bombas incendiarias sobre el polígono industrial.

Las 85.000 bombas de napalm AN-M69 lanzadas causaron enormes pérdidas entre la población y destruyeron casi por completo la ciudad. Los botes de napalm se utilizaban preferentemente contra objetivos tácticos.

Había varios bidones con una capacidad de 270 a 870 litros. Estos fueron lanzados por los cazabombarderos, principalmente en vuelo bajo. Utilizado de esta manera, un bote con 624 litros de napalm podría incendiar un área de unos 23 × 90 metros (25 × 100 yardas cuadradas / 2500 yd²) al impactar.

Guerra de Vietnam

El napalm se utilizó a gran escala durante la guerra de Vietnam. Las fuerzas estadounidenses utilizaron casi 400.000 toneladas de napalm durante este conflicto. Lo utilizaban sobre todo los cazabombarderos que volaban a baja altura contra objetivos de área. De nuevo, el napalm fue lanzado en botes.

Las bombonas más utilizadas eran la BLU-10 (125 litros), la BLU-11 (245 litros), la BLU-23 (254 litros), la BLU-27 (380 litros) y la BLU-32 (254 litros), y una BLU-10 cubría -según una estimación aproximada- un área de unos 500 yd² (unos 10 × 40 metros), la BLU-11, la BLU-23 y la BLU-32 1000 yd² (aprox. 14 × 60 metros) y el BLU-1 o el BLU-27 podían incendiar un área de unos 1500 yd² (unos 18 × 70 metros).

Sin embargo, hacia el final de la guerra de Vietnam, los botes de napalm fueron sustituidos cada vez más por bombas de racimo con efecto de fragmentación.

Otras misiones

Durante la Guerra Civil griega, las fuerzas armadas griegas utilizaron napalm contra el Ejército Democrático de Grecia a partir de 1948.

Francia utilizó napalm contra el Việt Minh en la Guerra de Indochina de 1951. Francia también utilizó napalm en la guerra de Argelia de 1954, en Túnez en 1961 y en el Sáhara Occidental en 1977.

El Reino Unido utilizó napalm en la guerra de Mau Mau en Kenia de 1952 a 1960.

Las Fuerzas de Defensa de Israel utilizaron napalm contra Egipto durante la crisis de Suez en 1957. Israel también utilizó napalm en la Guerra de los Seis Días de 1967, la Guerra de Desgaste de 1969 y la Guerra de Yom Kippur de 1973.

Durante la Revolución Cubana, Cuba utilizó napalm contra el Movimiento 26 de Julio de Fidel Castro en 1958 en la Operación Verano.

Portugal utilizó napalm contra los insurgentes en Angola de 1961 a 1962.

En 1962, Egipto utilizó napalm en la guerra civil de Yemen.

Durante el conflicto de Chipre en 1964, Turquía bombardeó con napalm ciudades y pueblos de Chipre donde se encontraban tanto civiles como soldados. Esto provocó tensiones diplomáticas y una demostración de fuerza militar con Grecia. Turquía también bombardeó con napalm un vehículo de la Fuerza de Paz de las Naciones Unidas en Chipre en 1974. Tres cascos azules austriacos murieron calcinados en el vehículo.

Perú utilizó napalm contra los insurgentes en 1965.

Bolivia utilizó napalm contra los insurgentes en 1967.

La atención internacional se centró en las operaciones masivas de napalm del gobierno nigeriano en el delta del Níger durante la guerra de Biafra de 1967 a 1970, en las que también se utilizaron deliberadamente bombardeos incendiarios de superficie para matar a civiles.

Irak utilizó napalm contra los kurdos en su propio país en 1969 y 1974.

Tanto en la segunda guerra indo-pakistaní de 1965 como en el conflicto de 1971, ambos estados utilizaron napalm.

Brasil utilizó napalm contra los maoístas insurgentes en la cuenca del Amazonas de 1970 a 1974.

Indonesia utilizó napalm en el interior tras la invasión de Timor Oriental en 1975, sobre todo en 1977. La Comisión para la Acogida, la Verdad y la Reconciliación de Timor Oriental (CAVR) documentó en 2006 informes sobre el uso de napalm por parte de la Fuerza Aérea indonesia durante la ocupación (1975-1999). Indonesia negó inicialmente en un comunicado que hubiera tenido la oportunidad de utilizar napalm. Sin embargo, los documentos publicados en 2015 por el servicio de inteligencia australiano prueban tanto las capacidades como los planes de uso de napalm por parte de Indonesia.

El napalm también fue utilizado en grandes cantidades durante la Primera Guerra del Golfo, tanto por Irak como por Irán. Irak también lo utilizó contra los insurgentes kurdos en su propio país.

San Salvador utilizó napalm contra los insurgentes en 1980.

Argentina utilizó napalm contra las fuerzas del Reino Unido en la Guerra de las Malvinas de 1982.

Libia probablemente utilizó napalm en la guerra fronteriza entre Libia y Chad en 1983.

Sudáfrica probablemente utilizó napalm durante la guerra civil de Angola.

Durante la intervención soviética en Afganistán, las fuerzas soviéticas utilizaron repetidamente napalm desde 1979 hasta 1989. Su versión se llamaba Opalm.

Estados Unidos utilizó napalm y sustancias similares en la Segunda Guerra del Golfo en 1990/1991, en la Guerra de Irak en 2003 y en la guerra contra el terrorismo en Afganistán.

En la guerra de Bosnia, los serbios bombardearon la ciudad de Bihać con napalm en noviembre de 1994.

Rusia probablemente utilizó napalm en la Primera Guerra de Chechenia en 1995.

Clasificación según la guerra y el derecho internacional

Dado que el napalm provoca quemaduras de muy mala curación y gran dolor, algunas interpretaciones recientes lo sitúan entre las armas prohibidas por exceso de sufrimiento del artículo 23 de la Convención de La Haya sobre la Guerra Terrestre.

El uso de armas incendiarias contra civiles fue prohibido por el Protocolo III de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Prohibición de las Armas Inhumanas en 1980.

Según Estados Unidos, destruyó sus reservas de napalm en 2001. La USAF utilizó la bomba incendiaria Mk-77 contra la Guardia Republicana durante la guerra de Irak en 2003. Según el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, el Mk-77 contiene una mezcla con parafina y no debe clasificarse como napalm.

Las sustancias utilizadas son muy similares, pero la sustancia a base de queroseno causa menos daños al medio ambiente. Las bombas incendiarias similares también se basan en los incendiarios de fósforo, que también se probaron en Irak.

El 21 de enero de 2009, Estados Unidos ratificó el Protocolo III con reservas.

En 2012, la República Federal de Alemania participó en una iniciativa de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo para apoyar al gobierno serbio en la destrucción del polvo de napalm, así como de la munición que contiene el tóxico fósforo blanco. La contribución alemana destruyó 110 toneladas de polvo de napalm.

Publicado en Armas

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍