Musashi

El Musashi, el segundo de los dos acorazados de la clase Yamato, compartió el honor con el buque principal, el Yamato, de ser el mayor acorazado construido en la historia naval. Durante la construcción del acorazado con el nombre en clave Número 2, se construyeron grúas flotantes especiales de 150 y 350 toneladas de capacidad en la grada Número 2 para este proyecto.

Se mantuvo el máximo secreto durante su construcción; toda la longitud del barco se camufló con cuerdas contra la fotografía aérea, y la leyenda urbana decía que la cubierta había consumido todo el suministro de cuerdas de Japón. El encubrimiento fue tan exitoso que los estadounidenses no se enteraron de la construcción, a pesar de que la oficina del consulado de Estados Unidos estaba esencialmente al otro lado de la bahía. Los rusos, sin embargo, casi lo descubrieron por accidente.

El 20 de mayo de 1938, seis bombarderos TB-3 tripulados por los rusos con marcas chinas sobrevolaron Fukuoka, Nagasaki y Sasebo para lanzar folletos de propaganda y tomar fotografías; el Acorazado Número 2 fue realmente fotografiado, pero la fotografía, incluso después de que los estadounidenses la revisaran, no despertó la alarma que debería haber tenido el mayor acorazado del mundo.

El Acorazado Número 2 fue botado el 1 de noviembre de 1940 en una ceremonia secreta a la que sólo asistieron algunos altos cargos de la marina. Tan pronto como se puso en el agua, el Kasuga Maru (que más tarde se convertiría en el portaaviones de escolta Taiyo) fue remolcado para bloquear el Acorazado Número 2 de la vista. Pasó los siguientes 18 meses de acondicionamiento.

El 15 de septiembre de 1941, estaba bajo el mando del oficial jefe de equipamiento, el capitán Kaoru Arima. El 5 de agosto de 1942, fue comisionado como Acorazado Musashi, y Arima permaneció a bordo como su oficial al mando, que sería ascendido al rango de contralmirante poco después del comisionamiento. Su puesta en servicio se retrasó tres meses debido a la necesidad de un equipo de comunicaciones adicional de última hora.

Después de la habilitación en Kure, el Musashi zarpó hacia Truk, en las Islas Carolinas, el 18 de enero de 1943, donde fue nombrado buque insignia del almirante Isoroku Yamamoto. Se convirtió oficialmente en el buque insignia de Yamamoto el 11 de febrero de 1943, relevando a su buque hermano, el Yamato. El 23 de abril de 1943, las cenizas de Yamamoto, que había sido abatido por cazas del Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos varios días antes, fueron llevadas secretamente a bordo a través de un barco volador.

Dos días después, el almirante Mineichi Koga subió a bordo con el pretexto de una inspección para asumir el mando de la Flota Combinada. El 17 de mayo de 1943, el Musashi llegó a Yokosuka en respuesta a las operaciones de los estadounidenses en las islas Aleutianas; el viaje también trajo a casa las cenizas de Yamamoto. A su regreso a Japón, el capitán, más tarde contralmirante, el 1 de noviembre de 1943, Keizo Komura recibió el mando del buque después de que Arima fuera trasladado a la Academia Naval de Etajima.

Después de un día de preparativos en Yokosuka el 23 de junio de 1943, el Musashi recibió al Emperador Showa y a su personal en una inspección el 24 de junio de 1943.

Entre el 1 y el 8 de julio de 1943, en Kure, se instalaron cuatro radares de control de fuego Tipo 22 en el puente.

Entre el 5 de agosto de 1943 y el 10 de febrero de 1944, el Musashi permaneció casi siempre en el puerto de Truk; la única salida en la que se embarcó fue el desplazamiento de octubre de 1943 a la isla Brown, atolón de Eniwetok, islas Marshall, en respuesta a una posible invasión estadounidense de la isla Wake y a incursiones contra las islas Gilbert. El 7 de diciembre de 1943, el capitán Bunji Asakura asumió el mando después de que Komura fuera transferido a la Tercera Flota.

Entre el 15 y el 24 de febrero de 1944, el Musashi se utilizó como transporte para llevar un batallón del Ejército, un batallón de la Fuerza Naval Especial de Desembarco, municiones, combustible y vehículos desde Yokosuka a las Islas Palau; en el camino, el grupo de trabajo se encontró con un tifón, y como resultado se perdió la mayor parte de la carga de municiones en cubierta.

El grupo de trabajo llegó a las islas Palau el 29 de febrero. El 28 de marzo de 1944, el almirante Koga trasladó su bandera a tierra, relevando al Musashi del estatus de buque insignia; esto se hizo debido a las amenazas de ataques aéreos. Partió de las islas Palau al amparo de la oscuridad el 29 de marzo de 1944, pero fue descubierto por el submarino estadounidense USS Tunny, que dañó su proa de babor con uno de los seis torpedos disparados a las 1744.

El impacto hizo un agujero de 19 pies de diámetro, causando una pequeña inundación y matando a siete hombres. Ante el temor de un nuevo ataque aéreo, el Musashi continuó navegando hacia Japón a velocidad reducida, llegando a Kure el 3 de abril. Mientras se reparaba en Kure, también se le dotó de defensas antiaéreas más pesadas, sustituyendo seis de sus grandes cañones secundarios de 155 mm por una gran cantidad de cañones antiaéreos de 25 mm. En ese momento, su armamento antiaéreo incluía cañones de 35x3x25-mm y 25x1x25mm.

En mayo de 1944, Asakura fue ascendido al rango de contralmirante. El 10 de junio, Asakura llevó al Musashi a la Operación Kon, destinada a relevar a Biak frente a Nueva Guinea, que fue abandonada poco después debido a la invasión estadounidense de las Islas Marianas. El 18 de julio de 1944, el Musashi llegó a Lingga, cerca de Singapur, y se unió a la Flota Móvil.

El 12 de agosto de 1944, el capitán Toshihira Inoguchi recibió el mando del Musashi. Al igual que sus predecesores, Inoguchi fue ascendido al rango de contralmirante tras la asignación. En septiembre, Inoguchi ordenó pintar el Musashi de un color oscuro; la pintura podría ser de la Marina Real. El 18 de octubre, su cubierta estaba ennegrecida por el hollín. Los intentos de camuflaje se realizaron debido a la próxima Operación Sho-Go, que dio lugar a los combates navales en la zona del Golfo de Leyte.

El 18 de octubre, el vicealmirante Takeo Kurita participó en la Operación Sho-Go llevando una poderosa flota de superficie que incluía los dos acorazados de la clase Yamato. La flota navegó hacia el Mar de Sibuyan, al oeste de Leyte, en las Islas Filipinas, con el objetivo de atacar los vulnerables transportes estadounidenses al otro lado de la isla.

A las 08:10 del 24 de octubre de 1944, un avión del portaaviones USS Intrepid divisó la flota. A las 1018, los vigías del Musashi informaron de la llegada de unos 30 aviones hostiles. A las 1027 comenzó la batalla.

Por casualidad, la mayoría de los aviones americanos se centraron en el Musashi, cuyos cañones dispararon en combate por primera vez. “¡No podía creer lo enormes que eran!”, recordaba el artillero del SB2C Helldiver Joe Anderlik, del portaaviones Franklin, hablando de los dos buques de la clase Yamato. “[El Musashi] era enorme”, dijo el artillero Russ Dustan, también del Franklin, “nunca había visto nada tan grande en toda mi vida. Era un espectáculo magnífico”.

Como la cobertura aérea era inadecuada, los barcos japoneses fueron abandonados a su suerte. Las armas antiaéreas del Musashi ayudaron a establecer un intenso paraguas de fuego antiaéreo sobre la flota, mientras que sus cañones de 18 pulgadas disparaban al agua para formar enormes géiseres destinados a derribar a los bombarderos torpederos estadounidenses.

“Toparse con uno de estos géiseres era como toparse con una montaña”, recordaba el piloto del TBF Avenger Jack Lawton, “sentía la ráfaga de la boca del cañón cada vez que disparaban. Juraría que las alas estaban a punto de plegarse cada vez que estas enormes ondas de choque nos golpeaban”.

Sin una cobertura aérea adecuada, por muy potente que fuera el Musashi, estaba indefenso ante las múltiples oleadas de aviones atacantes. Después de que el ataque final terminara a las 15:30 horas, sufrió impactos de veinte torpedos, diecisiete bombas y dieciocho casi fallos.

Los esfuerzos por corregir el empeoramiento de la escora fracasaron, e Inoguchi dio la orden de “espera para abandonar el barco” a las 19:15; para entonces, la escora estaba a 15 grados. Inmediatamente después de esta orden, Inoguchi se retiró a su camarote con la intención de hundirse con el barco; nunca se le volvió a ver.

En 1930, la escora a babor alcanzó los 30 grados, y se dio la orden de abandonar el barco. En 1936, el Musashi volcó y se hundió. Ese día se perdieron 1.023 vidas a bordo del Musashi.

Los estadounidenses sólo perdieron 18 aviones contra el Musashi.

Datos técnicos

  • País: Japón
  • Clase de buque: Acorazado clase Yamato
  • Constructor: Astillero Mitsubishi Nagasaki
  • Fecha de botadura: el 1 de noviembre de 1940
  • Fecha de hundimiento: el 24 de octubre de 1944
  • Desplazamiento: 65.000 toneladas estándar; 72.800 toneladas completas
  • Eslora: 862 pies
  • Manga: 121 pies
  • Calado: 32 pies
  • Maquinaria: 12 calderas de aceite Kanpon, turbinas de vapor de engranajes, 4 tornillos
  • Potencia: 150.000 caballos de fuerza en el eje
  • Velocidad: 27 nudos
  • Alcance: 7.200 nm a 16 nudos
  • Tripulación: 2.399
  • Armamento: Cañones de 9×460 mm, cañones de 6×155 mm, cañones de 12×127 mm, cañones antiaéreos de 35x3x25 mm y 25x1x25 mm, cañones de 4×13 mm
  • Blindaje: 650mm frente a las torretas, 410mm lateral, 200mm cubierta
  • Aviones: 7
  • Catapultas: 2
Publicado en Armas