Con tu compra haces posible una web con más contenidos y libre de publicidad, ¡gracias!👍

Marder I

Ya en las primeras fases de la Operación Barbarroja, quedó claro que el Ejército Rojo tenía tanques técnicamente superiores a los alemanes.

Para poder hacer frente a los tanques soviéticos T-34 y KV, a partir de finales de 1941, los ingenieros de la Wehrmacht desarrollaron una serie de soluciones “improvisadas” para resolver el problema mientras esperaban el desarrollo de tanques más modernos y técnicamente mejores.

Uno de ellos fue el Marder I, un destructor de tanques desarrollado en mayo de 1942 a partir del tanque autopropulsado francés Lorraine 37L.

Todos los cazacarros de la serie Marder se basaban en tanques de oruga obsoletos o dañados por la guerra sobre los que se montaban cañones antitanque de fabricación alemana o piezas capturadas al enemigo, como el cañón soviético F-22 M1935 de 76,2 mm.

El diseño del Marder I no supuso ninguna modificación particular del casco del Lorraine, sino que se eliminó toda la sección superior para hacer sitio a una torreta fija capaz de albergar la pieza de 75 mm y proporcionar cierta protección a la tripulación.

Entre julio y agosto de 1942, se construyeron 170 Marder Is a partir del chasis del Lorraine, pero otros tanques capturados fueron convertidos de forma similar.

El Marder I fue desplegado en el Frente Oriental a partir de agosto de 1942, y algunos todavía estaban operativos en abril de 1944.

Publicado en Armas

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍

Podría interesarte: Repasamos aquí los mejores libros sobre la Segunda Guerra Mundial 📖🔍