HMS Belfast

El HMS Belfast es un crucero ligero de la Royal Navy que participó en la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra de Corea. En la actualidad está abierto al público en Londres bajo la responsabilidad del Museo Imperial de la Guerra.

Botado en marzo de 1938, el HMS Belfast fue comisionado por la Royal Navy en 1939, poco antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial.

Durante la contienda mundial, el HMS Belfast participó en el bloqueo a Alemania, patrullando las aguas del norte desde la base naval de Scapa Flow, en las Islas Orcadas. Tras conseguir interceptar el SS Cap Norte (un transatlántico alemán) en 1939, el HMS Belfast sufrió graves daños por una mina ese mismo año.

Durante casi tres años, el HMS Belfast no volvería a navegar como parte de la flota, aunque durante este tiempo el barco fue revisado y mejorado masivamente. De hecho, cuando volvió a la acción en 1943, el HMS Belfast era uno de los buques más formidables de la Armada y ciertamente el más grande.

Como tal, fue designado buque insignia de la Décima Escuadra de Cruceros, que protegía los convoyes del Ártico que viajaban a la Unión Soviética.

Algunos de los éxitos más importantes del HMS Belfast incluyen su contribución al hundimiento del crucero de batalla alemán Scharnhorst durante la Batalla del Cabo Norte en diciembre de 1943, su ayuda en la inutilización de la última unidad pesada de superficie alemana, Tirpitz, en 1944 y su participación en la “Operación Neptuno”, el elemento naval del Desembarco de Normandía del Día D, también en 1944.

Al final y después de la Segunda Guerra Mundial, el HMS Belfast desempeñó varias funciones en el Lejano Oriente, entre ellas ayudar a evacuar a los prisioneros de los campos de internamiento y participar en misiones de mantenimiento de la paz.

El siguiente papel del HMS Belfast en tiempos de guerra tuvo lugar en la década de 1950, durante la Guerra de Corea, donde fue uno de los primeros buques en entrar en acción para apoyar a las tropas estadounidenses y surcoreanas.

Esta agotadora empresa terminaría el 27 de septiembre de 1952, tras lo cual el HMS Belfast participó en algunas misiones en tiempos de paz antes de ser trasladado finalmente a Londres en 1971.

En la actualidad, el HMS Belfast es un museo dedicado a contar la fascinante historia del buque y la historia más amplia de los conflictos británicos del siglo XX.

Situado en el Támesis, los visitantes pueden experimentar lo que pudo haber sido para los soldados a bordo del HMS Belfast a lo largo de 9 cubiertas de historia, subiendo por las mismas escaleras y escotillas utilizadas a lo largo de su larga carrera.

Hay una serie de exposiciones, como “Alimentando a la tripulación”, “La vida a bordo” y “Sirviendo a los mares”, que detallan diversos aspectos de la vida de un soldado a bordo del barco.

El HMS Belfast está situado en el Támesis, entre Londres y Tower Bridge, y se puede acceder a él por el lado del Southbank. La estación de tren más cercana es London Bridge, a menos de un kilómetro de distancia, donde circulan tanto trenes como tubos, mientras que las paradas de autobús más cercanas son Abbots Lane y Hay’s Galleria, donde paran los servicios 47, 343 y 381.

Publicado en Armas