Radio Londres: el frente informativo en la II Guerra Mundial

En 1940, la BBC crea Radio Londres y comienza sus emisiones para la Francia ocupada por los Nazis. Estuvo en funcionamiento hasta la retirada alemana en 1944. Las emisiones eran en francés y estaban operadas por refugiados de la Francia Libre que habían logrado huir a Inglaterra.

Radio Londres no solo fue una útil herramienta para contrarrestar el poder de la maquinaria propagandística alemana (Radio Paris y Radiodiffusion Nationale de Vichy), sino que incitaba a los franceses a rebelarse contra el nuevo régimen establecido en el país. Asimismo, Radio Londres desempeñó un papel importante en las comunicaciones con la Resistencia Francesa mediante el envío a través de las ondas de mensajes en clave desconcertantes para el enemigo.

Nacimiento y finalidad de Radio Londres

En 1940, la BBC abre sus estudios a los primeros miembros de la Resistencia Francesa recién llegados a Londres. Las emisiones de Radio Londres marcaron el comienzo de una cita diaria con el pueblo francés durante los cuatro años posteriores.

Las retransmisiones comenzaban con la frase Ici Londres ! Les Français parlent aux Français… (¡Aquí Londres ! ¡Los franceses les hablan a los franceses…) y siempre tenían un molesto ruido de fondo conocido popularmente por los franceses como moulinette.

Los alemanes trataban con este ruido impedir la escucha de mensajes codificados en morse y dificultar la audición general de las emisiones clandestinas por parte de los radioyentes corrientes.

El 18 de junio de 1940, el general Charles de Gaulle pronuncia su famoso Llamamiento del 18 de junio en el que exhorta a sus compatriotas a resistir y a rebelarse contra el ocupante alemán. Con este discurso comenzaba Radio Londres su popular andadura. La Resistencia Francesa había encontrado por fin un altavoz desde el que ser oída en Europa, un contrapeso capaz de hacer frente a la propaganda nazi de Radio Paris y Radio Vichy. Los Nazis tardaron poco en darse cuenta del efecto indeseado de la nueva emisora y prohibieron su escucha. Tampoco escatimaron esfuerzos a la hora de interferir la señal con todos los medios tecnológicos disponibles en aquella época.

Mensajes en clave en plena Segunda Guerra Mundial

George Bégué, ingeniero y agente del Special Operations Executive (SOE), organización de inteligencia creada por Churchill a comienzos de la Segunda Guerra Mundial, tuvo la brillante idea de enviar desconcertantes mensajes privados a otros agentes del SOE destinados en Francia para poder reducir así el tráfico radiofónico de la red de agentes del SOE (evitándose de este modo que estos pusieran en peligro sus vidas estrictamente más de lo necesario).

Todas las emisiones comenzaban con un Antes de comenzar, escuchen por favor algunos mensajes personales. Todo el mundo sabía que eran mensajes en clave, a menudo divertidos y carentes de todo contexto. Mensajes del estilo Jean se ha dejado largo el bigote o Hay un incendio en la agencia de seguros eran característicos de Radio Londres.

Principalmente se usaban para transmitirle mensajes a la Resistencia, aunque también para agradecerles a sus agentes sus misiones exitosas o simplemente para darle al enemigo la falsa impresión de que se estaban gestando operaciones importantes. Debido al aluvión de mensajes cifrados y al limitado número de alemanes disponibles para tan ardua tarea, los Nazis no fueron capaces de mantener el ritmo. De hecho, en infinidad de ocasiones, cuando conseguían descifrar un mensaje la operación en cuestión ya se había llevado a cabo.

A los alemanes no les quedaba más remedio que recurrir a las interferencias radiofónicas, con mayor o menor éxito en función de diversos factores (localización, potencia de la emisión, orografía, etc.).

Charles de Gaulle y Winston Churhill en Marrakech en enero de 1944. Fuente y autoría: British Government [bajo licencia de dominio público en virtud de las leyes de copyright británicas], vía Wikipedia

Todas las emisiones comenzaban con un Antes de comenzar, escuchen por favor algunos mensajes personales. Todo el mundo sabía que eran mensajes en clave, a menudo divertidos y carentes de todo contexto. Mensajes del estilo Jean se ha dejado largo el bigote o Hay un incendio en la agencia de seguros eran característicos de Radio Londres.

Principalmente se usaban para transmitirle mensajes a la Resistencia, aunque también para agradecerles a sus agentes sus misiones exitosas o simplemente para darle al enemigo la falsa impresión de que se estaban gestando operaciones importantes. Debido al aluvión de mensajes cifrados y al limitado número de alemanes disponibles para tan ardua tarea, los Nazis no fueron capaces de mantener el ritmo. De hecho, en infinidad de ocasiones, cuando conseguían descifrar un mensaje la operación en cuestión ya se había llevado a cabo.

A los alemanes no les quedaba más remedio que recurrir a las interferencias radiofónicas, con mayor o menor éxito en función de diversos factores (localización, potencia de la emisión, orografía, etc.).

Desde comienzos de junio de 1944, los Aliados inundaron la red de mensajes. Solo durante el 1 de junio se enviaron más de 200 mensajes, lo que hizo que los radioyentes esperan una operación inminente de gran envergadura.

Pese a los esfuerzos de interferencia alemanes, el sonido estático y el sonido de fondo no fueron suficientes para silenciar la melodía de la Quinta Sinfonía de Beethoven, cuyas primeras cuatro notas equivalen a las tres señales cortas y una larga de la letra V de Victoria en alfabeto morse.

Poco antes de los desembarcos aliados de Normandía en el Día D, Radio Londres retransmitió la primera estrofa del poema de Paul Verlaine Chanson d’automme para hacerle saber a la Resistencia que la invasión comenzaría en 24 horas.

Última estrofa del famoso poema de Verlaine, Chanson d’automne.

A continuación, la retransmisión de Radio Londres del Día D. Comienza con la repetición en morse de la letra V de Victoria, continúa con el Ici Londres ! Les Français parlent aux Français… y prosigue con la recitación del poema de Verlaine. Es un audio muy interesante porque se pueden oir los intentos alemanes de bloquear la retransmisión (efecto moulinette y ruidos de fondo)

A finales de 1944, la victoria de los Aliados en Francia supuso el fin de las retransmisiones de Radio Londres. Se cerraba así uno de los primeros episodios de guerra tecnológica de la historia bélica mundial.

Comments are closed.