Los doce del patíbulo

El director Robert Aldrich tomó lo que consideraba un guión anticuado sin mucho futuro escrito por Lukas Heller y Nunnally Johnson y lo convirtió en el taquillazo que en su día fue el film. Los doce del patíbulo (The Dirty Dozen), todo un éxito que llenó las arcas de la Metro-Goldwyn-Mayer en los 60. Cabe destacar que “Los doce del patíbulo” fue la cinta que más beneficios aportó a los estos estudios estadounidenses que tantos clásicos nos han dado.

Lee Marvin es el Mayor Reisman y tiene la misión de coordinar una misión suicida en un castillo francés tomado por jerarcas nazis de alto rango. Dado que no cabe esperar que ningún pelotón de agente de operaciones especiales se ofrezca para una misión tan suicida, se insta a Reisman a que forme su propio grupo reclutando a 12 soldados que se encontraran cumpliendo sentencias de cadena perpetua.

Entre los “12 del patíbulo” se encontraba un pervertido sexual (Telly Savalas), un psicópata (John Cassavetes), un asesino con retraso (Donald Suthrland) y otros “angelitos” como Jim Brown, Charles Clint Walker y Trini López.

Con la poco realista promesa de obtener el indulto si sobreviven a su arriesgada misión, estos prisioneros se someten a un brutal programa de entrenamiento, se les obliga a infiltrarse tras las líneas enemigas disfrazados con uniformes nazis y se les asigna la misión de tomar el castillo y de liquidar a todos los allí presentes: incluidas las amantes y esposas de los oficiales alemanes. Todo un clásico entre los clásicos en lo que a películas de la Segunda Guerra Mundial se refiere. Muy recomendable.

loading...
Lee Marvin, el célebre Mayor Reisman en la película Los 12 del patíbulo. Fuente y autoría: We Hope [dominio público], vía Wikimedia Commons.