El fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa

Eje cronológico del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa

Los Aliados comienzan a capturar a un gran número de prisioneros del Eje.

El número total de prisioneros capturados en el Frente Occidental en abril de 1945 ascendía a 1.500.000 aproximadamente. En dicho mes, los Aliados Occidentales capturan al menos a 120.000 soldados alemanes en la última campaña de la guerra en Italia.

Durante los 3-4 meses previos a finales de abril, más de 800.000 soldados alemanes se rinden en el Frente Oriental. A comienzos de abril de 1945, se establece el primero de los Rheinwiesenlagers en la parte occidental de Alemania, con el fin de albergar a los cientos de miles de prisioneros capturados o que se habían rendido.

Los Aliados Occidentales reclasificaron a todos los prisioneros como “fuerzas enemigas desarmadas” y no como “prisioneros de guerra”. Esta triquiñuela en la nomenclatura permitió circunvalar la Convención de Ginebra de 1929, que establecía mejores condiciones para los soldados capturados.

En octubre, ya se contaban por millares los muertos en los campos de Alemania, por culpa del hambre y la enfermedad.

Alemania abandona Finlandia. El 25 de abril de 1945, los últimos alemanes son expulsados por el Ejército de Finlandia y se retiran a Noruega.

Fallecimiento de Benito Mussolini. El 27 de abril de 1945, mientras que los Aliados aumentaban su presión sobre Milán, se produce la captura definitiva del dictador italiano Benito Mussolini. Sería ejecutado al día siguiente.

Lugar exacto del fusilamiento de Benito Mussolini, en Giulino di Mezzara
Lugar exacto del fusilamiento de Benito Mussolini, en Giulino di Mezzara. Fuente y autoría: Johnyb11 [CC-bY-SA 3.0], vía Wikipedia.

Fallecimiento de Adolf HitlerEl 30 de abril, tras darse cuenta de que todo estaba perdido y para no sufrir el mismo destino que Mussolini, el dictador alemán Adolf Hitler se suicida en el búnker de la cancillería junto con Eva Braun, su pareja con la que se había casado menos de 40 horas antes de su suicidio pactado.

En su testamento, después de declarar traidores a Heinrich Himmler y a Hermann Göring tras sus respectivos intentos de pactar una paz con los Aliados en la agonía final del Tercer Reich, Adolf Hitler nombra al Großadmiral Karl Dönitz como Reichspräsident y a Joseph Goebbels como Reichskanzler. Este último se suicidaría al día siguiente, por lo que Dönitz se convertiría en único líder de una Alemania totalmente aniquilada.

Edición especial de un periódico aliado con motivo del suicidio de Adolf Hitler. Fuente y autoría: US Army [bajo licencia de dominio público], vía Wikimedia Commons.

Rendición de las fuerzas alemanas en Italia. El 29 de abril de 1935, el día antes del suicidio de Adolf Hitler, el general de las SS Karl Wolff firma un documento de rendición en Caserta a nombre del general von Vietinghoff, tras prolongadas negociaciones secretas no autorizadas con las potencias aliadas occidentales, que eran vistas con gran suspicacia por la Unión Soviética, ya que los rusos temían que se tratase de un intento de alcanzar una paz separada.

En el documento, Wolff acordaba un alto el fuego y la rendición de todas las tropas bajo el mando de Vietinghoff para las dos de la tarde del 2 de mayo de 1945.

Retrato oficial del SS-Gruppenführer Karl Wolff. Fuente y autoría: Bundesarchiv, Bild 146-1969-171-29 / Friedrich Franz Bauer / CC-BY-SA 3.0.

Rendición de las fuerzas alemanas en Berlín. La Batalla de Berlín termina el 2 de mayo de 1945. En esa fecha, el general de artillería y comandante del área de defensa de Berlín Helmuth Weidling acuerda la rendición incondicional de su ciudad con el general del Ejército Rojo Vasily Chuikov.

El mismo día, los oficiales al mando del Grupo de Ejércitos Vístula (el general Kurt von Tippelskirch, comandante el 21.º Ejército Alemán y el general Hasso von Manteuffel, comandante del 3.er Ejército Panzer) se rinden a las potencias aliadas occidentales.

Vasily Chuikov, a la izquierda, en una recepción en Alemania en 1951. Fuente y autoría: Bundesarchiv, Bild 183-09139-020 / CC-BY-SA.

Rendición de las fuerzas alemanas en el noroeste de Alemania, Dinamarca y en los Países Bajos. El 5 de mayo de 1945, el mariscal de campo británico Bernard Montgomery acepta la rendición militar incondicional del Generaladmiral Hans-Georg von Friedeburg y del general Eberhard Kinzel, así como de todas las tropas alemanas en los Países Bajos, el noroeste de Alemania y Dinamarca.

El número de efectivos marítimos, terrestres y aéreos implicados en esta rendición era de aproximadamente 1 millón de hombres. El 5 de mayo, el Großadmiral Dönitz ordena a todos los submarinos que detengan sus operaciones ofensivas y que regresen a sus bases.

A las cuatro de la tarde del 4 de mayo de 1945, el general Johannes Blaskowitz, comandante en jefe en los Países Bajos, se rindió el general canadiense Charles Foulkes en la ciudad neerlandesa de Wageningen, en presencia del príncipe Bernhard.

Karl Dönitz estrechándole la mano a Adolf Hitler en sus últimos días en el búnker de la Cancillería del Reich
Karl Dönitz estrechándole la mano a Adolf Hitler en sus últimos días en el búnker de la Cancillería del Reich. Fuente y autoría: Bundesarchiv, Bild 183-V00538-3 / CC-BY-SA.

Rendición de las fuerzas alemanas en Baviera. A las 14:30 del 4 de mayo de 1945, el general Hermann Foertsch le presenta la rendición de todas las fuerzas situadas entre las montañas de Bohemia y el río Eno al general estadounidense Jacob L. Devers, comandante del Sexto Grupo de Ejército de Estados Unidos.

Checoslovaquia. El 5 de mayo de 1945, la resistencia checa inicia el levantamiento de Praga. Al día siguiente, las tropas soviéticas inician la ofensiva de Praga.

Rendición de Hermann Göring. El 6 de mayo de 1945, el jerarca nazi y segunda personalidad del Tercer Reich, Hermann Göring, se rinde a Carl Andrew Spaatz, Jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Áreas de los Estados Unidos en Europa, junto con su mujer e hija, en la frontera austrogermana. En aquellos días era la personalidad nazi viva más poderosa.

Rendición de las fuerzas alemanas en Breslau. A las 6 de la tarde del 6 de mayo de 1945, el general Hermann Niehoff, el comandante de Breslau, una “ciudad fortaleza” rodeada y sitiada durante meses, se rinde finalmente a las fuerzas soviéticas.

Rendición de las tropas alemanas de las islas del Canal de la Mancha. A las 10 de la mañana del 8 de mayo de 1945, los habitantes de las islas del Canal de la Mancha fueron informados por las autoridades alemanas de que la Segunda Guerra Mundial había terminado para ellos.

Rendición incondicional de todas las fuerzas armadas alemanas por orden de Jodl y Keitel. Treinta minutos después de la caída de la conocida como “Fortaleza de Breslau”, el general Alfred Jodl llega a Reims y, siguiendo las órdenes de Dönitz, ofrece la rendición de todas las fuerzas que se encontraban combatiendo a los aliados occidentales.

Poco después de la medianoche, Dönitz acepta el desenlace inevitable y le da a Jodl su autorización final para la rendición completa e incondicional de todas las fuerzas germanas.

A las 02:41 de la mañana del 7 de mayo de 1945, en el Cuartel General Supremo de las Fuerzas Expedicionarias Aliadas en Reims (Francia), el general Alfred Jodl firma los documentos que recogían la rendición incondicional a los Aliados de todas las tropas alemanas.

El general Franz Böhme, por su parte, anuncia el 7 de mayo  la rendición incondicional de las tropas alemanas en Noruega. Se incluiyó la siguiente frase: todas las fuerzas bajo control alemán cesarán las operaciones activas a las 23:01 horas (Hora de Europa Central) del 8 de mayo de 1945.

Al día siguiente, el mariscal de campo Wilhelm Keitel y otros representantes del Alto Mando de la Wehrmacht viajan a Berlín y poco antes de la medianoche firman documentos similares, declarando explícitamente la rendición a las fuerzas soviéticas, en presencia del mítico general ruso Georgi Zhukov.

La ceremonia de firma de la rendición se celebra en la antigua Escuela de Ingenieros del Ejército Alemán, en el distrito berlinés de Karlshorts y que acoge en la actualidad el Museo Ruso-Alemán de Berlín-Karlshorst.

Keitel firmando la rendición alemana
Keitel firmando la rendición alemana en Berlín. Fuente y autoría: National Archives and Records Administration : Picture# 111-SC-206292 [bajo licencia de dominio público], vía Wikipedia.

Victoria en Europa. Las noticias sobre una rendición nazi inminente corren como la pólvora el día 8 de mayo de 1945 y las celebraciones irrumpen con fuerza y júbilo por toda Europa.

En EE. UU., los estadounidenses se levantan con la noticia y declaran el 8 de mayo de 1945 como V-E Day (Día de la Victoria en Europa). Dado que la Unión Soviética se encuentra al este de Alemania, fue el día 9 de mayo de 1945 (Hora de Moscú) cuando la rendición alemana entró en vigor. Esto explica que Rusia y otras naciones europeas orientales conmemoren esta fecha un día después.

Últimas escaramuzas tras la rendición alemana. Aunque los comandantes de la mayor parte de las fuerzas germanas acataron la orden de rendición dada por el Oberkommando der Wehrmacht (OKW o Alto Mando de las Fuerzas Armadas Alemanas), no quiso esto decir que todos se sometieran a ella.

El mayor contingente era el del Grupo de Ejércitos Centro (Heeresgruppe Mitte), bajo las órdenes del mariscal de campo (Generalfeldmarschall) Ferdinand Schörner, que había sido ascendido a comandante en jefe del ejército alemán el 30 de abril en las últimas voluntades de Adolf Hitler. El 8 de mayo, Schörner deserta de su puesto y vuela a Austria.

Ferdinand Schörner en 1941
Ferdinand Schörner en 1941. Fuente y autoría: Bundesarchiv, Bild 183-L29176 / CC-BY-SA.

Por su parte, el Ejército Rojo lanza un poderoso ataque contra el Grupo de Ejércitos Centro en la ofensiva de Praga, forzando a las unidades alemanas de dicho grupo a capitular el 11 de mayo (la última lo hizo el  12 de mayo).

Las fuerzas restantes que no se rindieron el 8 de mayo lo harían finalmente de manera fragmentada:

  • El Segundo Ejército, bajo las órdenes del general von Saucken en las cabezas de playa de Heiligenbeil y Danzig, en la península de Hel, en el delta del Vístula, se rindieron el 9 de mayo, así como las fuerzas estacionadas en las islas griegas y las guarniciones de los últimos focos de resistencia en Francia (en Saint-Nazaire, La Rochelle y Lorient).
  • El 13 de mayo, el Ejército Rojo detuvo todas sus ofensivas en Europa: ya se habían barrido por completo los focos aislados de resistencia presentes en Checoslovaquia.
  • La guarnición de Alderney, una de las islas del Canal de la Mancha ocupadas por los alemanes, se rindió el 16 de mayo, una semana después de la rendición del resto de guarniciones de las demás islas vecinas, que se había producido el 9 de mayo.
  • En los días 14 y 15 de mayo, se produce otro choque militar en Yugoslavia, que pasaría a conocerse como la Batalla de Poljana.
.
Alemanes en Alderney durante la Segunda Guerra Mundial. Fuente: Bundesarchiv, Bild 101II-MW-5152-14A / Järisch / CC-BY-SA

Eisenhower ordena la disolución del gobierno del almirante Dönitz. Los Aliados proceden a la dis0lución de su gobierno el 23 de mayo de 1945, cuando es arrestado, junto a Jodl y von Friedeburg, por los británicos.

En relación al nuevo sistema de gobierno alemán, se firmó el 2 de agosto el acuerdo de Potsdam, fruto de las negociaciones de la conferencia de Potsdam.

Mediante dicho acuerdo, los líderes aliados planearon el nuevo gobierno alemán de posguerra, restablecieron límites territoriales que habían cambiado durante el transcurso de la Segunda Guerra Mundial, se anexaron de facto de un cuarto de los territorios germanos situados al este de la línea Óder-Neisse, dirigieron y organizaron la expulsión de los millones de alemanes que habían permanecido en los territorios anexados al este. Asimismo, el acuerdo ordenaba la desmilitarización alemana, la desnazificación, el control industrial y el pago de reparaciones de guerra.

Comenzaba así un periodo histórico complejo para la Alemania de posguerra: el precio del fracaso del Reich de los Mil Años no iba a ser perdonado tan fácilmente.