10 curiosidades sobre Adolf Hitler

Pocos personajes de la Segunda Guerra Mundial y de la Historia en general han recibido tanto bombo. Ríos de tinta han corrido sobre la controvertida y aún hoy fascinante figura de Adolf Hitler. A continuación, diez curiosidades sobre el Führer que sorprenderán a más de uno. Adjuntamos la fuente de cada afirmación para que el lector juzgue por sí mismo si las considera veraces o no. ¡Empezamos!

1. Hitler padecía hepatitis y calambres gastrointestinales.

Por este motivo, tenía graves problemas de flatulencia.

Fuente: Gunkel. C. «Medicating a Madman»

2. Hitler comía casi un kilo de chocolate al día.

También fue responsable de un intento fallido de asesinar a Winston Churchill con una bomba «de chocolate». Para fortuna del premier británico, agentes del MI5 descubrieron el curioso plan antes de que fuera llevado a buen término.

Fuente: Enoch. N. «Death by Chocolate»

3. Su buen amigo Ernst Hanfstaengl le recomendó que se quitase su famoso bigote.

Hitler respondió «si no está de moda ahora, lo estará pronto, porque yo lo llevo».

Fuente: Fuchs. T. «A Concise Biography of Adolf Hitler»

4. Hitler estaba obsesionado con su sobrina, lo que acarreó no pocos rumores de una relación sexual incestuosa.

El Führer le prohibió verse con sus amigas y la desgraciada muchacha terminó suicidándose con tan solo 23 años de edad.

Fuente: The Mirror, The New York Times

Adolf Hitler durmiendo plácidamente junto a su sobrina, Angelika Maria «Geli» Raubal. Fuente y autoría: Desconocida [CC-BY-SA 3.0], vía segunda-guerra-mundial.
Cartel de propaganda estadounidense ridiculizando a Adolf Hitler. Fuente y autoría: USA Govt. [dominio público], vía Wikimedia Commons.

5. Su doctor personal le recetaba infinidad de medicamentos y drogas.

Tomaba Pervitin, lo que conocemos como anfetamina hoy en día. Haz clic aquí si deseas saber más sobre el papel desempeñado por las drogas durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Habrán tenido algo que ver con algunos de los errores más graves que cometió el Führer durante la Segunda Guerra Mundial?

Fuente: Ulrich. A. «The Nazi Death Machine»

6. El famoso saludo del «Sieg Heil!» con el que se le saludaba tuvo su origen en cánticos del equipo de rugby de Harvard.

Las fanfarrias y la música que excitaban a las masas se empleaban en los desfiles del Führer y en las manifestaciones nacionalsocialistas.

Fuente: Fuchs. T. «A Concise Biography of Adolf Hitler»

7. Hitler no se desvestía para las exploraciones médicas.

En sus últimos años, ni siquiera aceptaba quitarse el abrigo en público, incluso cuando hacía un calor sofocante.

Fuente: Fuchs. T. «A Concise Biography of Adolf Hitler»

Adolf Hitler con su característico abrigo largo. Fuente y autoría: Muzej Revolucije Naroda i Narodnosti Jugoslavije [dominio público], vía Wikimedia Commons.

8. Durante su adolescencia, Adolf Hitler estuvo obsesionado con una joven chica judía.

Fantaseaba con secuestrarla y arrojarla desde un puente al río Danubio.

Fuente: Kershaw, .I, «Hitler: A Biography»

9. Hitler se hacía inyectar testosterona, especialmente cuando Eva Braun estaba cerca.

Se cree que también se inyectaba semen de toro, aunque la credibilidad de dicha afirmación es cuestionable por lo grotesca de la misma. También se ha rumoreado que tenía fimosis.

Fuente: Fuchs. T. «A Concise Biography of Adolf Hitler»

10. Hitler fue quizás el primer introductor de las populares muñecas hinchables durante la Segunda Guerra Mundial.

Lo hizo con el objetivo de reducir los casos de sífilis y demás enfermedades de transmisión sexual durante la guerra.

Fuente: The Huffington Post

Si te has quedado con ganas de leer más sobre Adolf Hitler, no te pierdas este artículo sobre su biografía.