Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial

Tras una producción de varios años, vio la luz el ambicioso documental Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial, presentado en seis apasionantes entregas.

Los responsables de su creación optaron por la ardua y minuciosa tarea de restaurar y colorear horas y horas de contenidos audiovisuales nunca antes vistos con la aspiración de crear el documental definitivo sobre la Segunda Guerra Mundial, haciendo especial hincapié en un realismo, inmersión y objetividad que podrían considerarse como nunca vistos hasta la fecha.

Casi un 80 % de los contenidos audiovisuales son totalmente inéditos y nos dan la opción de acceder plenamente a uno de los períodos históricos más oscuros de la Historia: la IIGM. Estos contenidos fueron grabados por soldados, civiles y periodistas de la época.

Cabe destacar que la variedad o la calidad de parte de los contenidos audiovisuales que los productores han logrado juntar resulta, en ocasiones, sorprendente, al retirar el velo de la distancia que nos ha permitido aislarnos de situaciones muy cruentas, distanciándonos así emocionalmente de un conflicto del que la Humanidad conoce mucho pero desde la perspectiva de la frialdad que le confiere el inevitable paso de los años.


Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial se presenta en seis entregas que documentan todo el conflicto mundial, desde el ascenso de Adolf Hitler al poder en Alemania en los años 30 hasta los brutales bombardeos nucleares de las localidades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945.

La ambición de este documental de referencia se traduce en que los seis episodios de 46 minutos de duración se desarrollan a un ritmo frenético, pero sin descuidar un nivel de detalle más que considerable: ¡un aplauso para los guionistas! Entre los vídeos anecdóticos más sorprendentes se encuentra una visión de un Tercer Reich en tiempos de paz antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial o unas escenas siniestras de un Hitler sonriente con niños y jugando con perros.

Una de las características por las que puede que Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial destaque frente a otros documentales del conflicto es su intención neutral a la hora de relatar los hechos. No hay la típica tentación de caer en una narrativa simplona exclusivamente contada desde el bando de los Aliados vencedores. Se añaden relatos desde las filas alemanas y se recogen las atrocidades cometidas por todos los bandos, con el objetivo de proyectar el coste humano real de cada nación implicada en la 2GM: desde los campos de concentración nazis a las torturas y violaciones llevadas a cabo por los soviéticos y japoneses, pasando por el uso del fósforo y del Napalm contra objetivos civiles en Dresde y en Tokio por parte de ingleses y estadounidenses.

Los creadores del documental Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial ya son conscientes de los horrores del fascismo durante la 2GM y tratan, en cambio, de presentar a escala global las peores atrocidades que la Humanidad ha cometido contra sí misma, en vez de centrarse exclusivamente en los campos de exterminio.

En este documental sobre la Segunda Guerra Mundial se ha considerado que la mera exposición de los datos resulta suficiente para presentar las maldades de las que normalmente se habla al narrar esta contienda, pero recalcando que al final no hay ganadores reales. Como crítica, cabe destacar que no se profundiza demasiado en acontcimientos relevantes de la IIGM tales como la Batalla de Inglaterra, los desembarco de Normandía en el Día D o la entrada en la guerra de Japón: se mencionan solamente de pasada.

Cuesta entenderlo porque en seis episodios habría habido tiempo para profundizar un poco más en estos importantes eventos históricos. En cambio, se hace un especial hincapié en Francia y en la figura de Charles de Gaulle, quizá debido a que estamos ante una producción francesa.

apocalipsis la segunda guerra mundial
Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial. Un documental de excepción para conocer a fondo los entresijos de la Segunda Guerra Mundial. Fuente y autoría: Staberinde [CC BY SA 3.0 DE], vía Wikimedia Commons.

Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial destaca especialmente por conseguir unas cotas de intensidad pocas veces antes vistas en un documental sobre la IIGM. A veces, al espectador le resulta casi increíble que alguien haya grabado en su momento algunas de las escenas que se recogen en este documental, como el impacto de un piloto kamikaze japonés en un buque de guerra norteamericano o el impacto destructor de un cohete alemán V1 en una manzana de viviendas londinenses.

Y por último, Apocalipsis: la Segunda Guerra Mundial destaca por adoptar también una perspectiva humana que trata de humanizar un conflicto que a veces se ve deshumanizado por lo abstracto de la magnitud de las muertes que se produjeron. La muerte, la guerra y la ocupación no afectan a las naciones, sino a individuos, y este documental lo ha entendido a la perfección.

Sin duda, una obra maestra que cualquier amante de la Segunda Guerra Mundial (y de la Historia en general) no debería perderse.